Ensaimadas, sobrasada… y videoconsolas

Escrito por , 16 de noviembre de 2016 a las 19:30
Ensaimadas, sobrasada… y videoconsolas
Digital

Ensaimadas, sobrasada… y videoconsolas

Escrito por , 16 de noviembre de 2016 a las 19:30

Smach Z, la primera consola portátil de factura mallorquina, llega al mercado en abril de 2017 tras haber superado todas las expectativas de crowdfunding.

Stranger Things, las gargantillas de plástico que llevábamos en el colegio y las plataformas, Operación Triunfo y el clásico Bisbal-Chenoa… Vivimos inmersos en una fiebre revival donde ya reinaban los discos de vinilo, la obsesión por las prendas vintage y la admiración y añoranza por los Nokia clásicos, cuya batería y resistencia eran capaces de hacerle frente al smartphone más gallardo.

Si a esta añoranza le sumamos el crecimiento de la marca España, el éxito está casi asegurado. Y es que junto con los emoticonos de WhatsApp de la flamenca y la recién incorporada paella, o el controvertido caso del móvil extremeño, llega otra “Z”: la Smach Z, la primera consola patria, cuyo lanzamiento está previsto para abril de 2017.

El dispositivo llega para suplir el vacío que dejó la Game Boy en nuestros corazones, siguiendo esta estela retro, y de hecho se barajó como nombre inicial “Steamboy Project”, de Steam Machine, y en clara referencia a la consola que todos anhelábamos recibir por nuestra comunión. Una Steam Machine es, sin embargo, un ordenador preconfigurado para los videojuegos. Pero un pc al fin y al cabo que, como recuerdan desde Smach Team, puede ser utilizado como un portátil normal y corriente.

En efecto, la Smach Z, creada por la empresa mallorquina Smach Team, y desarrollada por la valenciana ImasD, ha sido íntegramente diseñada y construida en España gracias al micromecenazgo, o financiación colaborativa. El proyecto, que se publicó en la plataforma Kickstarter, pronto superó todas las expectativas fijadas por Smach Team, y en menos de 48 horas la meta inicial de 250.000 euros ya había sido alcanzada.

smachz

Esta buena acogida, con más de 840 patrocinadores, da nuevos bríos a los creadores, quienes confían en el éxito que la consola/miniordenador puede alcanzar en el mercado cuando se lance. De hecho, la industria del videojuego en los dispositivos móviles espera ingresos de 100.000 de dólares en el 2017, según un estudio realizado por Digi-Capital, compañía que gestiona las inversiones privadas en la industria del entretenimiento digital.

Sin embargo no se trata de la primera iniciativa española en el “mundo gamer”. Ludei, como os contábamos en Think Big, es una startup dedicada a la creación de videojuegos para todos los sistemas operativos de iOS, Android y Windows Phone.

Como principales puntos fuertes de la Smach Z, videoconsolas con «ñ», destacan su precio (299 euros para el modelo normal, cuando otras Stream Machines rondan los 500 euros), el libre acceso a todos los videojuegos del catálogo de Steam (una especie de Spotify de los videojuegos) y su gran compatibilidad en general con numerosos formatos, la duración de su batería (hasta 5 horas), o la posibilidad de intercambiar el hardware. Esto significa que memoria RAM, o disco duro por ejemplo, serán de quita y pon, lo que evitará que debamos adquirir el modelo nuevo de turno cada cierto tiempo. Adiós, obsolescencia programada.

anterior artículo

Luces y sombras del Big Data

Luces y sombras del Big Data
siguiente artículo

¿Aprovechas el tiempo delante del PC?

¿Aprovechas el tiempo delante del PC?

Recomendados