• 15 mayo, 2018
  • 2 min

Facebook sufre una nueva filtración de datos de tres millones de usuarios

Siguen los problemas para Facebook en cuanto a privacidad y a control de datos a los que accedían aplicaciones de terceros.

Los últimos [resultados financieros](http://blogthinkbig.com/facebook-resultados) de [Facebook](http://blogthinkbig.com/facebook-instagram-fotos) dejaron unas cifras que muestran a una compañía con una base de negocio muy sólida e imparable, que no para de crecer en usuarios en todas sus plataformas: Facebook, Messenger, Instagram y WhatsApp. Sin embargo, cuando todo parecía idílico para los de [Mark Zuckerberg](http://blogthinkbig.com/asi-es-jarvis-la-inteligencia-artificial-de-mark-zuckerberg), los problemas han aparecido de nuevo, y la privacidad de sus usuarios está, una vez más, en el punto de mira.

El último caso, una filtración de datos de [tres millones de usuarios](https://www.elconfidencial.com/tecnologia/2018-05-14/filtracion-datos-facebook-universidad-cambridge_1563687/), ha quedado al descubierto tras un tratamiento poco seguro de los datos por parte de un equipo asociado a la Universidad de Cambridge, desarrollador de la app **MyPersonality**.

Resulta curioso que **compañías como la propia Facebook, Microsoft, Yahoo o Google se habían registrado como colaboradores**, por lo que podían acceder a esos datos libremente y de forma legal. El problema es que ese acceso masificado sin control a los datos de la app había provocado que un profesor de los investigadores ofreciera datos de acceso a sus alumnos, con contraseña incluida. A partir de ahí, la información se propagó por distintas páginas web del tamaño de [GitHub](http://blogthinkbig.com/oportunidad-de-trabajo-con-open-source), perdiéndose todo el control sobre los datos de las más de seis millones de personas que realizaron el test de MyPersonality.

Aproximadamente **tres de esos seis millones los realizaron con un proceso de autenticación con cuenta de Facebook**, por lo que los investigadores podían acceder a 22 millones de cambios de estado, edad, sexo, etc. Como en casos anteriores, parece que **hablar de filtración o de brecha podría estar alejado de la realidad**, pues hablamos de lo que se ha mostrado como el funcionamiento «normal» de Facebook.

La plataforma de apps que podían acceder a los datos no era segura, y aunque el objetivo de tratar los datos tuviera al principio sentido sociológico y de investigación, que se haga ocultando tanto al usuario y publicando datos tan sensibles es una práctica poco defendible. Al igual que muchos usuarios no tendrían información demasiado sensible, otros mucho otros sí contarían con ella en su perfil, y con la filtración de los datos de acceso **podrían utilizarse con fines maliciosos, como, por ejemplo, para influir con perfiles muy precisos en la celebración de elecciones**.

RELACIONADOS

Superordenador Mapa mundo 3D Planeta Tierra, experimentos para comprobar que la Tierra no es plana

La basura tecnológica, un problema con muchas soluciones

Se llama basura electrónica o basura tecnológica a los residuos que tienen su origen en componentes o aparatos eléctricos y electrónicos. Rotos, irreparables, inservibles, obsoletos… La...