Con esta carcasa no sólo la pantalla del smartphone es táctil, sino también su alrededor

Escrito por , 2 de junio de 2014 a las 08:30
Con esta carcasa no sólo la pantalla del smartphone es táctil, sino también su alrededor
Tecnología

Con esta carcasa no sólo la pantalla del smartphone es táctil, sino también su alrededor

Escrito por , 2 de junio de 2014 a las 08:30

Fuffr es una carcasa para iPhone que gracias a la conectividad Bluetooth LE permite convertir la superficie de su alrededor en una superficie táctil. Cualqueir gesto realizado en ella será replicado en la pantalla del terminal.

Etiquetas:
FUFFR, SMARTPHONES

Desde hace unos cuantos años, los smartphones que han irrumpido en nuestra vida lo han hecho con pantallas táctiles que han ido haciéndose cada vez más grandes, de mejor calidad y con una mayor sensibilidad. De las pantallas resistivas desde hace unos años ahora tenemos pantallas capacitivas incluso en los terminales de gama de entrada, que llevan esta forma de interactuar con nuestro smartphone también a quien no aspira a terminales high-end.

Esto está asumido como una ventaja y en cierta forma como un salto hacia adelante, como una evolución casi natural que trae importantes ventajas. Entre ellas, la posibilidad de que el terminal tenga más contenido cambiante en función de nuestras necesidades. Por ejemplo, que el teclado pueda mostrarse u ocultarse en base a si necesitamos escribir o en cambio preferimos usar mayor superficie para ver contenidos. Esto ha acabado haciendo que muchos smartphones no tengan ya ni un sólo botón físico en su carcasa frontal, sino únicamente botones táctiles en pantalla que también pueden modificarse u ocultarse. Por ejemplo, con las últimas versiones de Android o con Windows Phone 8.1.

No obstante, esto acarrea consecuencias que no son tan favorables como las ventajas. Por ejemplo, para los juegos móviles. Con controles integrados en pantalla, el jugador no recibe feedback cuando los pulsa, no puede manejarlos a tientas, y además tapa parte de la pantalla para poder usarlos. Así que pensando en esto, alguien concluyó que hacía falta, en determinadas situaciones, expandir la superficie táctil. Aunque la pantalla siga siendo la misma. De este planteamiento nace Fuffr, una carcasa que detecta el movimiento y los gestos realizados junto a sus bordes y se comunica con el iPhone vía Bluetooth LE (de bajo consumo).

Esto promete ser una solución para, por ejemplo, juegos multijugador en los que dos jugadores no pueden tapar de forma simultánea parte de una pantalla que ya de por sí resulta pequeña para jugar ambos. O también para juegos de un sólo jugador en el que la experiencia sea mucho mejor pudiendo mantener los controles táctiles gestuales sin la necesidad de que estén superpuestos en la pantalla.

Fuffr no está sólo pensada para juegos, sino para interactuar con cualquier tipo de aplicación. Desde hacer zoom y movernos a través de unos mapas hasta la opción de presentar funciones de un smartphone de forma pública sin necesidad de taparlo o de ensuciar la pantalla con marcas de huellas dactilares. En la propia web de Fuffr podemos encontrar más información. Aunque advierten de que la vida de la batería del terminal puede reducirse de forma considerable mientras lo usamos, es un avance a tener en cuenta para el futuro cercano.

 

anterior artículo

Internet como discos duros: 6 opciones para tener todo en la Nube

Internet como discos duros: 6 opciones para tener todo en la Nube
siguiente artículo

Trabajando con Red Hat e Intel para establecer las bases de la virtualización de red

Trabajando con Red Hat e Intel para establecer las bases de la virtualización de red

Recomendados