¿Te interesa el ‘Edge Computing’? Apuntate al Hackathon del día 6 de julio

Escrito por , 3 de julio de 2017 a las 19:30
¿Te interesa el ‘Edge Computing’? Apuntate al Hackathon del día 6 de julio
Iniciativas

¿Te interesa el ‘Edge Computing’? Apuntate al Hackathon del día 6 de julio

Escrito por , 3 de julio de 2017 a las 19:30

Durante el evento, los equipos deberán desarrollar un servicio de ejemplo y, si quieren, uno propio. Los tres mejores serán premiados con regalos muy especiales.

Si te interesa el Edge Computing tienes una cita el 6 de julio en Madrid. El equipo de ONLIFE Networks organiza un evento para todas aquellas personas que quieran introducirse en este paradigma, que ya se presenta como uno de los aspectos más relevantes en el futuro de las Telecomunicaciones. ¿Aún no sabes en qué consiste este sistema? Sigue leyendo y te lo explicamos.

El sistema ‘Cloud’ ha revolucionado en los últimos años tanto la manera de gestionar el IT de las empresas y la forma en la que se construyen servicios masivos de última generación en Internet como Netflix, Spotify, Airbnb o Slack. Actualmente, expertos y gurús de los negocios de Internet predicen una nueva vuelta de tuerca de esta tendencia, denominada Edge Computing, del que ya hablan como el próximo mercado tecnológico multi-billonario.

En pocas palabras, podemos entender el Edge Computing (computación en el borde) como una extensión de la nube que acerca lo máximo posible al usuario final los centros de datos (Datacenter) en los que se alojan componentes, funciones lógicas y/o servicios completos.

Una cuestión importante por resolver es qué ámbitos abarca exactamente este tipo de tecnología. Para muchos, los máximos beneficios se alcanzan cuando restringimos la definición de este borde a las redes de acceso o puntos de agregación de red intermedios. No obstante, otros actores incluyen entornos estándar de virtualización en los equipos que están desplegados en el hogar o en la sede del cliente.

Beneficios del Edge Computing

Reducción de la latencia y su variación: para algunas aplicaciones y negocios reducir el tiempo de respuesta es imprescindible. Para otros es importante que además se mantenga constante, evitando fluctuaciones. Al margen del hogar o sede del propio cliente, el Edge es el lugar con una menor latencia y mayor control sobre esta.

Optimización de la Ingeniería de tráfico: Ciertos servicios requieren el procesamiento de una gran cantidad de datos, lo que supone mucho tráfico en las redes. De estos movimientos, se obtienen conclusiones o resultados finales que derivan en un tráfico muy reducido. Procesar los datos en el borde de la red reduce enormemente los costes de ingeniería de tráfico.

Reducción del coste mantenimiento: esto es porque permite virtualizar funciones de los “Equipos de Cliente” en la red, por lo que se simplifica y se reduce el número y complejidad de las actuaciones, que constituyen una importante fuente de gastos de operación (OPEX).

Viabilidad y escalabilidad de aplicaciones: estos aspectos requieren procesamiento en los “Equipos de Cliente”. Muchas aplicaciones son inviables, ya que no es posible entregar de manera universal “Equipos de Cliente” suficientemente potentes. En muchas ocasiones tampoco es técnicamente viable llevarse estas funciones de la sede del cliente (‘On-premise’) a la nube (‘Cloud’), pero sí al borde de la red (Edge). Al estar virtualizadas en el Edge, la contratación (‘Click&enjoy’, ‘Click&destroy’) y escalabilidad (“pay-as-you-use”) de estas funciones es tan flexible como la de los servicios centralizados en la nube.

Además, las aplicaciones que se apoyan en este paradigma heredan otras ventajas conocidas de los entornos cloud. Entre ellas está una mayor tasa de éxito en la innovación, ya que el Edge va a permitir dinamizar los ecosistemas de servicios con un procesamiento centralizado de forma más extensa y cercana al cliente. Por otro lado, supondrá un menor coste global del hardware, dado que algunas de las funciones de procesamiento de los clientes se centralizan en los equipos del Edge, produciéndose así una mayor utilización de las inversiones en hardware, y por tanto una reducción global del coste.

anterior artículo

Nace el Instituto Tecnológico de Telefónica

Nace el Instituto Tecnológico de Telefónica
siguiente artículo

Lightyear One, el coche solar que quiere competir con Tesla

Lightyear One, el coche solar que quiere competir con Tesla

Recomendados