ordenador

30 años de prueba y error en la historia de ChatGPT

Como en su momento ocurrió con los aviones o Internet, cada cierto tiempo aparece una tecnología que logra impactar al mundo. Esta vez, este honor recae en ChatGPT, solución impulsada por la empresa OpenAI a fines de 2022, y que rápidamente ha comenzado a ser utilizada por millones de personas. 

No obstante, el explosivo éxito de este sistema de chat conversacional no se explica de la noche a la mañana, por el contrario, se basa en décadas de ensayos y mejoras. Descubre la historia de ChatGPT

¿Qué es ChatGPT?

Esta tecnología de inteligencia artificial consiste en un chatbot capaz de interactuar y dar respuesta a consultas de todo tipo por parte de los usuarios, mediante el uso de un lenguaje natural, tal como si se tratase de una persona común y corriente. 

Así, es posible establecer una comunicación fluida con ChatGPT, donde un usuario puede desde solicitarle ayuda con alguna tarea del instituto o la universidad, hasta pedirle que cree una canción donde en su letra incorpore el nombre de su mascota.

Considerando lo anterior, el crecimiento de esta innovación tecnológica en el mercado ha sido exponencial. De hecho, solo en un par de meses, logró superar los 100 millones de usuarios a nivel mundial, tiempo récord si se le compara con otras plataformas de gran éxito como TikTok, que se demoró nueve meses en alcanzar esta cifra, o Instagram, que tuvo que esperar dos años y medio.

Tecnologías previas a ChatGPT

Los modelos lingüísticos como ChatGPT representan un sistema de red neuronal. En este sentido, en la década de los 80 aparecieron las redes neuronales recurrentes, capaces de gestionar largas secuencias de palabras, pero con una lenta capacidad de aprendizaje, donde incluso podían olvidar algunas palabras. 

Ya en 1997, se desarrollaron las redes LSTM (Long Short-Term Memory), redes neuronales recurrentes más potentes que tenían la cualidad de recordar durante un mayor tiempo secuencias de palabras, aunque contaban con limitadas habilidades lingüísticas.

En 2017, un grupo de investigadores de Google crearon los transformadores, red neuronal con la capacidad de identificar una palabra o una frase dentro de una secuencia. De este modo, esta solución permitió el manejo de cadenas más largas y una mayor precisión en el significado de las palabras al comprender de forma óptima su contexto, dado por las palabras que se encontraban por delante y por detrás.

Inicios de ChatGPT: GPT y GPT-2

Entre 2018 y 2019, OpenAI sacó al mercado sus dos primeras versiones de chatbots con ilusionantes resultados, pero también con gran controversia. 

En primer lugar, GPT -el modelo lingüístico original de esta compañía basado en la utilización de transformadores y aprendizaje no supervisado (entrenamiento con datos no anotados previamente)- supera con éxito las pruebas de referencia del procesamiento de lenguaje natural vigentes en aquel momento. 

Sin embargo, la empresa decidió frenar el lanzamiento completo de GPT-2, producto de la preocupación generada por el malicioso uso que realizaban muchos usuarios.

historia-de-ChatGPT
Imagen de Unsplash.

Historia de ChatGPT: Aparición de GPT-3 y ChatGPT

Ya en 2020, OpenAI dio a conocer al mundo GPT-3, chatbot con la destacada capacidad de generar textos similares al ser humano

Esta solución puede realizar múltiples tareas, como explicar complejos conceptos de manera simple y resumida, crear historias y traducir idiomas; cualidades que se explican en buena medida por la gran cantidad de datos de Internet con la que fue entrenada, aunque también presenta sesgos en algunas respuestas que emite a partir del mismo uso del ciberespacio como fuente de información.

Con el fin de reducir el texto falso, sesgado u ofensivo, OpenAI utilizó la solución Instruct GPT, fundamentada en el aprendizaje por refuerzo para mejorar la calidad de las respuestas de GPT-3. Finalmente, en diciembre de 2022, surge ChatGPT, como una versión optimizada y actualizada de Instruct GPT, luego de la favorable valoración de evaluadores humanos. 

De esta forma, esta tecnología se ha transformado en el chatbot por excelencia, pudiendo interactuar de manera natural con cualquier persona.

Futuro de los modelos de lenguaje de inteligencia artificial

Como puedes ver, esta innovación tecnológica ha experimentado una larga travesía hasta el punto en el que se encuentra hoy. Ahora bien, esta y otras tecnologías continúan evolucionando con el propósito de ofrecer un mejor servicio a las personas

Por ejemplo, OpenAI ha lanzado recientemente GPT-4, la nueva versión de su chatbot, que presenta como gran novedad la posibilidad de procesar imágenes. 

Asimismo, Google ha presentado Bard, su propia inteligencia artificial conversacional. Esta solución integra muchos de los atributos de ChatGPT, pudiendo mantener una conversación fluida y natural con el usuario sobre cualquier tema. No obstante, a diferencia del chatbot de OpenAI, que procesa información solo hasta 2021 y es incapaz de recoger datos de Internet, Bard podrá entregar respuestas actualizadas al recopilar información de la web del buscador de Google.

Ya conoces qué es ChatGPT, sus antecedentes más importantes y los avances que se prevén relacionados con este modelo de lenguaje. Esta solución es una muestra evidente del auge de la inteligencia artificial, tecnología que promete dar un giro en la forma en que funciona el mundo.

Imagen de Unsplash.

RELACIONADOS

Gemini AI de Google podría estar escaneando documentos PDF

¿Está Gemini AI espiando documentos PDF en la nube?

En el acelerado avance de la inteligencia artificial, las preocupaciones sobre la privacidad se han intensificado. Recientemente, Kevin Bankston, un reconocido activista de privacidad...