La historia de WhatsApp antes de Facebook

Escrito por , 8 de octubre de 2019 a las 19:30
La historia de WhatsApp antes de Facebook
Digital

La historia de WhatsApp antes de Facebook

Escrito por , 8 de octubre de 2019 a las 19:30

WhatsApp se ha convertido en una aplicación imprescindible para estar comunicados con amigos, familiares, compañeros de trabajo y clientes. ¿Cómo empezó todo?

Todo el mundo conoce WhatsApp. Su popularidad llega al punto de que cualquiera con un smartphone tiene WhatsApp instalado, y quienes no están familiarizados con la tecnología, lo primero que preguntan cuando van a comprar un nuevo teléfono móvil es si es compatible con WhatsApp.

No por nada, esta app de mensajería instantánea cuenta con más de 1.500 millones de usuarios en 180 países de todo el mundo. Más datos curiosos: cada día se envían unos 65.000 millones de mensajes a través de esta aplicación y 2.000 millones de minutos de llamadas de voz y videollamadas.

Hoy en día WhatsApp está asociado a Facebook, gigante de internet que posee las tres apps más populares del mercado: WhatsApp, Facebook e Instagram. Pero sus primeros años fueron más modestos, y aunque WhatsApp empezó como una pequeña gran aventura de dos emprendedores, lograron revolucionar la manera en que nos comunicamos hasta el punto de que ya nadie usa mensajes SMS.

Todo tiene un principio

Los padres de WhatsApp son el ucraniano Jan Koum y el estadounidense Brian Acton, ambos empleados de Yahoo! durante casi diez años, o como dice en la página oficial de WhatsApp, “pasaron unos 20 años entre los dos en Yahoo!”. Para ser más concretos, Jan entró en Yahoo! en 1997 y Brian en 1998. Y en 2007 ambos abandonaron Yahoo! con la intención de pasar un año sabático viajando por Sudamérica.

Tras este año sabático, curiosamente intentaron entrar a trabajar en Facebook pero no lo consiguieron. Ironías del destino, años después serían empleados de Facebook gracias a WhatsApp.

En cualquier caso, la recién nacida App Store de Apple inició una explosión de nuevas aplicaciones, sirviendo de inspiración para que Jan y Brian se plantearan crear una aplicación móvil para iPhone.

Así que el 24 de febrero de 2009 quedó constituida la empresa WhatsApp Inc en California. Cinco años después, WhatsApp sería comprada por Facebook a un precio que quita el hipo: 19.000 millones de dólares estadounidenses.

WhatsApp en sus primeros años

Todos hemos conocido WhatsApp como una app de mensajería con la enviar y recibir mensajes en tiempo real a través de internet. Su éxito inicial fue gracias a que con esta app podías comunicarte sin emplear mensajes SMS, algo que pagabas mensaje a mensaje. Y aunque en sus inicios WhatsApp costaba 0,99$ en la App Store, el ahorro que suponía en mensajes SMS la hacían una aplicación muy jugosa.

Sin embargo, la primera versión de WhatsApp consistía en una agenda más que en una app de mensajería, y su propósito era indicar qué estaba haciendo alguien para saber si estaba disponible. Así evitabas hacer una llamada perdida.

Lanzada inicialmente para iPhone y BlackBerry en 2019, al año siguiente sus creadores introdujeron una versión para Android (2010).

WhatsApp 2.0 cambió el objetivo inicial y convirtió esta app en lo que conocemos ahora, una app para enviar y recibir mensajes entre dos o más personas. Su éxito fue considerable, alcanzando los 250.000 usuarios activos, lo que se tradujo en una inyección de dinero por parte de antiguos compañeros de Yahoo!

En 2011, dos años después de su creación, WhatsApp ya trataba con 1.000 millones de mensajes cada día. Y en 2013, alcanzaba los 200 millones de usuarios activos. Esto hizo que fondos como Venture o Sequoia Capital invirtieran millones de dólares en una app que estaba cambiando la manera de comunicarnos a través del teléfono móvil.

El interés de Mark Zuckerberg

Si bien WhatsApp no tuvo la misma popularidad en todo el mundo, 200 millones de usuarios activos en cuatro años de vida no es algo que cualquier app o sitio web puedan alcanzar así como así.

No es de extrañar que Mark Zuckerberg, fundador y CEO de Facebook, se interesase en WhatsApp, una app que si bien no le hacía competencia directa a su red social, sí podían converger. Es más, Facebook contaba con chat desde 2008, lo que ahora conocemos como Facebook Messenger, pero obviamente no tenía tanta popularidad.

Repartidos entre acciones de Facebook y dinero en efectivo, Zuckerberg desembolsó 19.000 millones de dólares por una empresa de tan sólo cinco años de vida. Sin embargo, y como hemos podido comprobar, fue una buena compra, ya que se trata de la app más popular de su clase.

En la actualidad, WhatsApp sigue funcionando como empresa independiente si bien su relación con Facebook es cada vez más estrecha. No ha habido una fusión entre ambos servicios pero sí se habló no hace mucho de incluir el nombre Facebook junto a WhatsApp, y hace años que se rumorea sobre la interacción entre Facebook Messenger, WhatsApp y la mensajería de Instagram, si bien en el momento de escribir estas líneas no hay nada anunciado oficialmente.

En cuanto a los padres de la criatura, Jan Koum sigue siendo CEO de WhatsApp y, además, fue Director General en Facebook hasta 2018, año en que anunció su salida de Facebook. Brian Acton, por su parte, abandonó WhatsApp en 2017 y creó la Signal Foundation, una fundación que lucha por la privacidad de las comunicaciones y cuyo principal herramienta es la app de mensajería Signal, enfocada en la seguridad y privacidad de los mensajes enviados y recibidos.

anterior artículo

El Nobel de Medicina apuesta contra el cáncer

El Nobel de Medicina apuesta contra el cáncer
siguiente artículo

¿Se puede diseñar la ciudad perfecta?

¿Se puede diseñar la ciudad perfecta?

Recomendados