Innovación en el transporte de las ciudades

Escrito por , 23 de marzo de 2013 a las 12:21
Innovación en el transporte de las ciudades
Energía

Innovación en el transporte de las ciudades

Escrito por , 23 de marzo de 2013 a las 12:21

Según Naciones Unidas , se prevé que en el año 2050 prácticamente el 70% de la población mundial se haga urbana y muchas de las ciudades cuenten con más de 10 millones de habitantes. Se estima que en 2025, sólo en China, habrá 221 ciudades que superen el millón de personas, Europa tiene en la actualidad 35.

Según estos datos, parece importante invertir esfuerzos en todo lo que tenga que ver con la mejora en la gestión de infraestructuras de todo tipo, como las relacionadas con el transporte en el interior de las ciudades. La aplicación de nuevas tecnologías puede jugar un papel importante e iniciativas como las smart cities (#1, #2, #3) van en esta línea.

Actualmente nuestras ciudades están, en muchos casos, saturadas de vehículos circulando por sus vías. Esto provoca por un lado un importante caos circulatorio, haciendo poco ágiles los desplazamientos, y por otro lado, un importante volumen de emisiones de C02 a la atmósfera.

Innovación en el transporte público: la electricidad

En muchos casos se están promoviendo políticas de restricción de vehículos privados en los centros históricos, como en el caso de Londres, que para circular por su zona más céntrica exige el pago de una tasa diaria. Estas políticas suelen venir acompañadas de otras relacionadas con el fomento y la mejora del transporte público.

Uno de estos casos es la implantación de la primera línea de Tranvía Moderno en Zaragoza, un proyecto de ingeniería cuya construcción se inició en 2009, y que tras la apertura progresiva de varios tramos, tiene planificada su finalización completa durante el próximo mes de Marzo-Abril. Este proyecto incluye una línea que cruza la ciudad de Norte a Sur, conectando importantes centros de negocios, facultades universitarias, hospitales y nuevos barrios de la periferia. CAF, empresa española que aporta el material móvil ha implantado diversas innovaciones tecnológicas para hacerlo más limpio y sostenible.

La primera de ellas es la utilización de un sistema de prioridad semafórica en las intersecciones. Este sistema coordina los semáforos en las intersecciones con el resto de vehículos de la vía, ofreciendo una ola verde semafórica al tranvía que permite que sólo se detenga en las paradas para que se suban y bajen los usuarios. Esto permite, por un lado, que los tiempos de viaje se reduzcan notablemente, haciendo este transporte mucho más atractivo respecto de otras opciones y, por otro lado, un notable ahorro de energía al no variar el convoy su velocidad salvo al entrar y salir de las estaciones.

La segunda de ellas es la utilización de un nuevo conjunto de sistemas desarrollado por CAF denominado ACR. Se trata de un sistema de almacenamiento de energía a bordo de los trenes basado en el uso de ultracondensadores, con una doble funcionalidad: permite un importante ahorro energético y la circulación de los tranvías sin catenaria entre paradas.

Captura de pantalla 2013-03-13 a la(s) 11.29.56

Para realizar la carga de estas baterías se utilizan dos sistemas diferentes: por un lado, los tranvías cuentan con un sistema de recuperación de energía durante la frenada (denominado AER), un sistema similar al famoso KERS de la Formula 1. Por otro lado, se puede realizar la carga completa de las baterías en apenas 20 segundos en las propias paradas, mediante la conexión del convoy a la red eléctrica usando el pantógrafo (carga aérea) o un patín inferior oculto (carga terrestre). El funcionamiento de este sistema se explica en el siguiente vídeo:

Recarga inalámbrica

Por otro lado, hay otro tipo de innovaciones que en algunos casos todavía no se están implantando o no lo están haciendo de forma masiva: la recarga inalámbrica de vehículos eléctricos es un ejemplo de ello.

El gran hándicap actualmente para la utilización de vehículos eléctricos, tanto para transporte privado como para servicio público, es la autonomía de las baterías. En el momento actual hay mucha investigación alrededor de este tema y poco a poco van saliendo a la luz distintas soluciones que permiten baterías con más capacidad.

Una vía de investigación actualmente con bastante foco consiste en ofrecer infraestructuras que permitan recargas rápidas y más frecuentes: “si no podemos ampliar la capacidad de las baterías, vamos a facilitar su carga”: aparece la recarga inalámbrica.

Captura de pantalla 2013-03-13 a la(s) 11.30.12

Recientemente, Endesa y la Fundación del Centro de Investigación de Recursos y Consumos Energéticos (CIRCE) de la Universidad de Zaragoza, han presentado el primer prototipo en España de recarga de un vehículo eléctrico sin cables, que logra recargar las baterías de un coche al 80 por ciento en tan sólo 15 minutos.

El sistema de carga que utiliza este prototipo es el de inducción, de forma que una batería que está colocado debajo del asfalto transmite energía eléctrica a otra que se ubica en la parte inferior del coche. Este prototipo está desarrollado para realizar la transferencia de energía a 50 kilovatios de potencia de forma que la carga sea totalmente segura, manteniendo las emisiones a niveles muy inferiores a los máximos permitidos por la normativa de emisiones electromagnéticas. Adicionalmente, permite un margen de error de un 30% en el alineamiento entre el vehículo a recargar y la base situada bajo el asfalto.

Las posibilidades de colocación de la batería bajo el asfalto son infinitas: en plazas de aparcamiento, en las propias estaciones de servicio actuales, en paradas de transporte público (taxis, autobuses, tranvías…), o en las primeras posiciones de los propios semáforos, para recargar mientras se espera a la apertura de dicho semáforo.

En lo que respecta al transporte público, los dos grandes beneficiados serían los autobuses y las taxis. Estos últimos, podrían recargar sus baterías completamente en las propias paradas de taxi, donde es razonable que puedan estar unos minutos para recargar parcial o totalmente sus baterías. Los autobuses, podrían recargarse totalmente en las cabeceras de las líneas, pero también podrían recargarse parcialmente en las paradas intermedias, de forma que adquirieran la suficiente autonomía para llegar a la siguiente parada.

Este prototipo se ha desarrollado dentro del proyecto Unplugged, respaldado por el Séptimo Programa Marco de Investigación y Desarrollo Tecnológico. En él están trabajando un total de 17 socios con una inversión de 2,3 millones de euros. Se prevé que en un par de años esté concluida la fase previa, tras la cual se obtendrá un prototipo comercializable.

Puntos de recarga privados

Otro punto importante es el relacionado con el desarrollo de infraestructuras en garajes privados, para dar servicio a las necesidades de un usuario particular en su domicilio privado. En el caso de garajes colectivos, que son los que pueden ofrecer ciertos problemas, el Artículo 17 de la Ley 49/1960 del 21 de Julio sobre Propiedad Horizontal, tras su modificación del 24 de Noviembre de 2011, dicta lo siguiente:

Si se tratara de instalar en el aparcamiento del edificio un punto de recarga de vehículos eléctricos para uso privado, siempre que éste se ubicara en una plaza individual de garaje, sólo se requerirá la comunicación previa a la comunidad de que se procederá a su instalación. El coste de dicha instalación será asumido íntegramente por el o los interesados directos en la misma.

Por lo tanto, desde esta modificación ya no es necesaria la aprobación de la instalación necesaria en una Junta de Propietarios, sólo es necesario comunicar la intención de ejecutar la instalación el presidente para posteriormente iniciar las operaciones que corresponda.

El proceso de instalación consta de los siguientes pasos: lo habitual en primer lugar es ponerse en contacto con la compañía suministradora para que realice el estudio de necesidad de potencia contratada, ya que en algunos casos será necesario su aumento. Posteriormente, hay que hablar con un instalador eléctrico que realice el pertinente estudio técnico ya que será necesario trasladar una canalización eléctrica desde el cuadro de mandos del domicilio o desde el cuadro de contadores (en cuyo caso también habría que instalar un contador adicional para poder contabilizar que parte del consumo de la comunidad corresponde a nuestro uso particular), hasta el punto de recarga ubicado para vehículos eléctricos en la plaza de aparcamiento. En diversos foros especializados se pueden encontrar experiencias de usuarios reales que cifran el coste de la instalación entre 400 y 700 euros.

¿Qué puede aportar Telefónica en todo esto?

Telefónica puede aportar su tecnología M2M para establecer la comunicación entre el coche (o transporte correspondiente) y cualquier otra máquina que pueda intervenir en el proceso. Si en las estaciones de recarga inalámbrica es necesario cobrar por el servicio, éste cobro se puede realizar de forma transparente mediante una simple comunicación coche-estación, o también se podría consultar el estado de la batería a distancia, por ejemplo desde una aplicación de Smartphone que se conecte con el coche.

Soluciones M2M empieza a haber muchas en el sector del automóvil. La división de M2M de Telefónica asegura que “el internet de las cosas” en el que todo estará conectado es la siguiente “gran ola tecnológica”, y ha venido para quedarse.

Otras iniciativas similares en este ámbito son el acuerdo entre OnStar (filial de GM) y Telefónica alcanzado el año pasado, por el que la segunda proporcionará conectividad M2M a los vehículos de General Motors en su expansión fuera de su mercado natural, Estados Unidos y Canadá. También el reciente acuerdo alcanzado entre Generali Seguros y Telefónica por el que Telefónica ofrece su solución M2M para que Generali pueda ofrecer un nuevo producto denominado “Pago como conduzco” que permite ajustar la tarifa del seguro al tipo de conducción realizada, monitorizando parámetros como la posición, velocidad, frenazos u horarios de conducción.

anterior artículo

Internet de tus cosas: cuando la fábrica está en tu casa

Internet de tus cosas: cuando la fábrica está en tu casa
siguiente artículo

Virtualización de red: necesitamos avanzar también en estandarización

Virtualización de red: necesitamos avanzar también en estandarización

Recomendados