La guerra por la inteligencia artificial no ha hecho más que comenzar

Escrito por , 15 de diciembre de 2016 a las 15:30
La guerra por la inteligencia artificial no ha hecho más que comenzar
Digital

La guerra por la inteligencia artificial no ha hecho más que comenzar

Escrito por , 15 de diciembre de 2016 a las 15:30

La inteligencia artificial a nivel de competición de empresas va a ser la tendencia de 2017. Actores como Samsung, Intel y Nvidia van a comenzar a ponerla muy alta en su lista de prioridades.

La inteligencia artificial ya se encuentra entre nosotros. Cada vez que usamos Cortana o Siri estamos haciendo uso de ella. Quizá no a un nivel profundo, porque no dejan de ser servicios disponibles para todo el mundo y que, frente a las soluciones que ahora mismo están en el horno de las empresas, no están en una fase beta y gozan de limitaciones, pero con utilidad. Es sólo una pista de lo que viene en 2017 con apuestas de Nvidia o Intel, que se unen a gigantes como IBM con Watson.

El aprendizaje profundo o deep learning es la clave sobre la que todo gira, y actualmente los procesos que lo rodean requieren mucho tiempo y recursos, tanto por el hardware con el que operar como por el consumo energético que este produce. Actualmente el tiempo requerido para que el software sea capaz de aprender nuevas tareas sobre cualquier aspecto es muy alto, pueden ser semanas dependiendo de la dificultad y complejidad. Con las propuestas de hardware que veremos a partir del próximo año, el mismo proceso se reducirá a días.

nvidia

Los chips de procesamiento gráfico o GPU son clave en esta historia, y con ello, Nvidia, uno de los grandes actores de la próxima década, pues si hasta ahora la potencia de cálculo de las CPU era lo más importante en casi cualquier tarea informática exceptuando videojuegos y aquellas que requirieran mucho desempeño gráfico, ahora eso ha cambiado. Para tareas como simulaciones y entrenamiento de redes neuronales, las GPU son especialmente relevantes por su capacidad en la multiplicación de matrices (crucial para el aprendizaje) y en el procesamiento en paralelo.

Para Nvidia existe un gran mercado en este sentido, ya que se ofrecen centros de datos intensivos en sus GPU con los que las compañías entrenan el aprendizaje sin tener que adquirir el equipamiento. Las nuevas generaciones de chips de Nvidia, de las que ya se han podido ver avances con la NVIDIA Tesla P100, llegan específicamente dedicadas a la computación por GPU.

intel-nervana

Intel por su parte parece que se centrará en lo que se le da mejor, las CPU, pero sin dejar de lado la inteligencia artificial. Para ello adquirió una empresa sobre la que ha construido su nueva plataforma, Nervana. Persigue lo mismo que Nvidia, aprendizaje profundo y entrenamiento de redes neuronales, pero con un enfoque basado en otro tipo de cálculos. Intel ha abandonado la guerra del mundo móvil, y no puede perderse la de la inteligencia artificial o la del Internet de las Cosas. Veremos qué depara Nervana.

Por último, también será 2017 un año de lucha en inteligencia artificial en el software. Samsung ha adquirido Viv, una plataforma con asistente de voz de los creadores de Siri sobre la que quiere acomodar todo su ecosistema, o incluso ofrecer algunos de sus servicios a terceros. Hasta ahora los asistentes viven en una isla respecto a las aplicaciones o al propio sistema. Lo que Viv propone es la integración total entre todo el entorno del móvil. Con S-Voice, Samsung no ha llegado a ponerse a la altura del resto de competidores, y esta compra sin duda dará mucho que hablar.

anterior artículo

Japón quiere ponerle solución a la basura espacial: ha lanzado un colector

Japón quiere ponerle solución a la basura espacial: ha lanzado un colector
siguiente artículo

Un año de retos cumplidos por Talentum LAB

Un año de retos cumplidos por Talentum LAB

Recomendados