La tecnología tira millas con soluciones que ayudan al corredor

Escrito por , 12 de junio de 2015 a las 19:30
La tecnología tira millas con soluciones que ayudan al corredor
Iniciativas

La tecnología tira millas con soluciones que ayudan al corredor

Escrito por , 12 de junio de 2015 a las 19:30

La innovación tecnológica está cada vez más implicita en todos los campos y sectores incluyendo el mundo del deporte. El running, tan de moda en los últimos años, no es una excepción

Etiquetas:
SALUD, TECNOLOGíA

Cerca de 120 años han pasado desde que el pastor griego Spiridion Louis entrara en solitario en la meta de la primera prueba de una maratón en los primeros JJOO de Atenas en 1896 sin más equipación que una camiseta, unos pantalones y unas zapatillas. En todos estos años la indumentaria de los corredores ha evolucionado a pasos agigantados, no sólo en los materiales, sino también incluso en los dispositivos para poder medir su rendimiento. Cada vez estamos más cerca de que los protagonistas del running sean los corredores conectados y no sólo por la cantidad de aplicaciones que monitorizan y socializan su rendimiento, sino también por los medios técnicos que controlan sus pasos durante las carreras.Foto pastor griego maraton

Un ejemplo de esta zancada de gigante en los avances de monitorización lo tendremos en la VI edición de la Carrera Proniño, que se celebra este domingo 14 en Madrid. Telefónica, la organizadora de la prueba, y la empresa GFI, partner de Movilforum, realizarán una prueba piloto en el transcurso de la carrera para valorar la eficacia de un nuevo dispositivo que ayuda a la detección de posibles golpes de calor. En la prueba piloto participarán un grupo de corredores voluntarios que llevarán incorporado el dispositivo que controlará la temperatura de los corredores y, mediante GPS, determinará su situación a lo largo de la carrera. Además, este prototipo probará la funcionalidad y usabilidad de la plataforma IoT (Internet de las cosas) que conecta con el SAMUR, entidad que también participará en la prueba.

El prototipo está diseñado con forma de pinza para acoplarse fácilmente en una banda de brazo, de cabeza o en la ropa. Tiene un tamaño de 58x30x27mm y un peso de 58 gramos. Consta de un módulo GSM/GPRS con GPS, un controlador arduino pro mini, un sensor de temperatura Lilypad y una batería de polímero de litio con una autonomía de ocho horas. El dispositivo se encuentra conectado a Internet continuamente gracias a una SIM M2M de Telefónica que proporciona cobertura internacional.

Dispositivo golpes de calor

El SAMUR dispondrá durante toda la carrera de una aplicación web específica en la que visualizará la situación general de todos los usuarios portadores del dispositivo, mediante la transmisión en intervalos de 15 segundos de la posición GPS de los usuarios y su temperatura corporal, y además recibirá avisos vía móvil cuando alguno de los casos monitorizados muestre los primeros síntomas o señales de alerta, es decir, cuando su temperatura aumente hasta acercarse a los 40º (alertas al centro de control).

La detección preventiva de golpes de calor para evitar posibles riesgos en los corredores de carreras populares es la primera posibilidad que se va a probar con el dispositivo. Sin embargo, como suele pasar con la tecnología, sus posibilidades se amplían y llegan a otros ámbitos como por ejemplo su uso en trabajos físicos en exteriores con alta exposición al calor o en trabajos con un alto índice de riesgo como policías, bomberos, pilotos, etc. Además, las personas ancianas y los niños también pueden obtener beneficios de este dispositivo ya que tienen más propensión a padecer golpes de calor.

Además en la carrera de Proniño se empleará el cada vez más implantado dorsal chip que incorpora un chip en la parte trasera para control de tiempos reales, tiempos netos o tiempos intermedios, entre otras posibilidades.

El prototipo que se empleará en la carrera de Proniño es un paso más en una carrera en la que está claro el ganador: la salud y el bienestar de los corredores.

Imágenes: Pixabay

anterior artículo

Campamentos para el siglo XXI: ¿una moda o una necesidad?

Campamentos para el siglo XXI: ¿una moda o una necesidad?
siguiente artículo

El fin del “me olvidé la cartera”

El fin del “me olvidé la cartera”

Recomendados