Las IaaS
  • 21 julio, 2017
  • 3 min

Las IaaS: el futuro de las infraestructuras

En la actualidad, el mundo se encuentra en un proceso evolutivo hacia la digitalización, que se acelera de forma vertiginosa. Por ello, cada vez resulta más necesario para las empresas utilizar plataformas que les permitan agilizar la mayor parte de sus tareas. La nube gana cada vez más peso en este recorrido.

Las IaaS (Infraestructuras como servicio) en el presente son consideradas como el futuro de las infraestructuras. Esto proporcionará a las compañías la oportunidad de crecer hacia un mercado donde la rentabilidad sea mucho mayor.

Debido a que el tiempo en el mundo empresarial lo es todo, cualquier proyecto se encuentra por ello muy condicionado. La competencia es un factor determinante y, por esa razón, la rapidez es un elemento decisivo.

Datos y expectativas

Según los últimos datos de IDC, el gasto mundial en servicios e infraestructura en la nube pública llegará a los 266.000 millones de dólares en 2021. Estados Unidos será el líder en servicios cloud pública, abarcando hasta el 60% de los ingresos mundiales y una inversión de 163.000 millones de dólares.

Por otro lado, Europa Occidental y Asia Pacífico ocuparán el segundo y tercer lugar, con unos ingresos de 52.000 y 25.000 millones, respectivamente. En el caso de Latinoamérica experimentará un crecimiento de su inversión de un 26,2%.

La colaboración entre empresas es esencial para lograr entrar en la nueva era digital. La nube se ha convertido en el núcleo de todo cambio e innovación dentro del mundo empresarial, y por ello es necesario no quedarse fuera.

Las IaaS

El miedo de las empresas

A pesar de todo, siguen existiendo problemas e impedimentos que dificultan la integración en la nube. Algunos ejemplos son: los desacuerdos entre infraestructuras, el aumento de riesgos en seguridad y costes, y la carencia de pruebas de reporte económico tras la inversión.

Actualmente, el miedo de las compañías a la hora de trasladar sus datos y sistemas a la nube es cada vez menor, pero sigue existiendo cierta reticencia. Por otro lado, la mayoría de las dificultades y barreras tecnológicas van siendo eliminadas o superadas, lo cual ayuda a que crezca la confianza en el sector. Gracias a la colaboración de cada vez más especialistas formados alrededor de estos servicios, el acceso a la gran variedad de opciones que brinda la nube ya no supone un problema.

En este contexto, según Sig Nag, el director de investigación de Gartner, ha comentado que “las organizaciones están buscando estrategias debido al valor multidimensional de los servicios en la nube, que incluyen agilidad, escalabilidad, ventajas económicas, innovación y crecimiento de negocio”.

El futuro del mercado empresarial

Además, Gartner estipula que el sector SaaS, a pesar de que experimentará un crecimiento más lento en los próximos años, continuará manteniendo la segunda posición dentro del negocio global de servicios de la nube. De igual forma, el director de la investigación asegura que “se estima que más del 50% de las nuevas adopciones de empresas norteamericanas en 2017 estarán compuestas por SaaS u otras formas de soluciones basadas en cloud”.

La computación en la nube es sin duda la tendencia en las empresas actuales, que crece junto con nuevas alternativas y soluciones. Con todo ello, se espera que la integración del mundo empresarial sea cada vez más fácil, logrando de este modo un mejor funcionamiento y un modelo de negocio adaptado a la era de la digitalización.

“El mercado europeo estará liderado por Alemania junto con Italia y Suecia”, asegura al respecto Angela Vacca, gerente senior de investigación en Customer Insights and Analysis (IDC). “El crecimiento del mercado de la nube es impulsado aún más por la transformación digital, ya que se espera que la nube sea el modelo predeterminado en el continente”, concluye.

RELACIONADOS

Superordenador Mapa mundo 3D Planeta Tierra, experimentos para comprobar que la Tierra no es plana

La basura tecnológica, un problema con muchas soluciones

Se llama basura electrónica o basura tecnológica a los residuos que tienen su origen en componentes o aparatos eléctricos y electrónicos. Rotos, irreparables, inservibles, obsoletos… La...