¿Cómo leer más rápido? Descubre la respuesta en la lectura biónica

Leer es una de las actividades más gratificantes y productivas que podemos hacer. Sin embargo, a veces no nos alcanzan las horas del día para leer todo lo que deseamos. Si leyéramos más rápido podríamos terminar más libros y aprender más cosas. Así, la gran duda es cómo leer más rápido sin dejar de comprender lo que leemos. Aquí entra en juego la lectura biónica, esta técnica te permite tener una lectura más veloz y concentrada.

¿Qué es la lectura biónica?

Se trata de un nuevo método para mejorar la velocidad de lectura, fundado por el diseñador tipográfico Renato Casutt. Esta metodología busca responder la eterna pregunta de cómo leer más rápido sin perder la retención de los lectores.

Según Casutt, la lectura biónica revisa el texto resaltando las partes más importantes de las palabras. Esto crea un punto de fijación artificial que guía al ojo a través del texto mientras el cerebro recuerda más rápidamente las palabras previamente aprendidas.

¿Por qué la lectura biónica ha ganado popularidad recientemente?

La idea de la lectura biónica nació en el 2009, aunque fue en el 2016 cuando comenzó a ser desarrollada. En los últimos meses ha ganado notoriedad gracias a un redescubrimiento de las redes sociales. Lo que se encontró es que los usuarios no lo ven como un mecanismo para saber cómo leer más rápido. Además, es una ayuda visual para las personas que padecen de síndrome de falta de atención y dislexia.

¿Cómo leer más rápido con la lectura biónica?

Según una entrevista realizada por Gibbs, este no es el primer sistema diseñado para aprender cómo leer más rápido. De hecho, fue precedido por el método popular de “lectura rápida”. Este consiste en reconocer y absorber rápidamente frases u oraciones en una página. Casutt dice que hay diferencias notables entre bionic reading y la lectura rápida: «la lectura biónica no tiene que aprenderse, porque se produce de forma intuitiva. Hay usuarios que pueden leer más rápido con la BR, pero también hay lectores con dislexia que pueden leer mejor”.

Cómo funciona

A la hora de crear esta metodología, el equipo de Casutt estudió detenidamente el trabajo de varios investigadores en el campo de cómo leer más rápido y la comprensión de textos, observando que la investigación científica histórica sobre los movimientos oculares existe desde 1905.

La lógica de esta metodología de cómo leer más rápido subyace en que se les da un formato a las palabras de los textos de tal manera que solo se resalten sus partes fundamentales. Cuando nos fijamos solo en una parte de una palabra esta se transmite al cerebro. De esta manera, solo llega la información necesaria para que la memoria a largo plazo haga relación con los productos de representación disponibles.

En otras palabras, la lectura biónica permite a los ojos «saltarse» los detalles innecesarios de algunas palabras y textos. En consecuencia, el lector se concentra únicamente en lo importante para entender el texto.

Cómo utilizar la lectura biónica

Esta metodología de cómo leer más rápido es muy nueva. Actualmente, solo hay un par de aplicaciones oficiales para el iPhone y una para el Mac que llevan la función incorporada. Puedes probarla con Reeder 5, Lire y Fiery Feeds Gibbs.

La página web de Bionic Reading también ofrece una herramienta de conversión gratuita para archivos TXT, RTF, RTFD, EPUB y DOCX. Esto significa que puedes convertir libros electrónicos y utilizar Bionic Reading en tus dispositivos.

Lectura biónica en el ámbito estudiantil o laboral para aprender cómo leer más rápido

Gracias a sus beneficios, esta metodología puede ser aplicada al ámbito laboral o estudiantil. Dentro de sus ventajas están: 

  • Ahorro de tiempo.
  • Aprendizaje más rápido.
  • Ampliación de conocimientos.
  • Elimina el ruido mental y fomenta la concentración.
  • Disminución de distracciones.

De esta manera, los profesores pueden convertir los textos académicos en textos de lectura rápida. Así, se abre una puerta para que los estudiantes comprendan y analicen textos académicos más rápidos. Esto puede traer beneficios como disminuir el estrés estudiantil y aumentar el desempeño de los futuros profesionales.

Otra forma de usar la lectura biónica es en los exámenes. Un examen adaptado a la lectura biónica permite a los estudiantes concentrarse en lo realmente importante al leer la pregunta.

Por otra parte, en el mundo laboral esta metodología de cómo leer más rápido puede ser usada. Por ejemplo, sirve para resaltar los detalles más importantes de las minutas o resúmenes de las reuniones. La lectura biónica trae un nuevo mundo de posibilidades para todo tipo de personas. No importa si tienes un diagnóstico de dislexia, te distraes fácilmente o quieres leer más rápido. La lectura biónica trae una oportunidad que no puedes rechazar.

RELACIONADOS

educar en la realidad lucia galan

Educar en la realidad con Lucía mi pediatra

“Todo lo que se está hablando entre los adultos el niño lo está escuchando, lo está sintiendo y muchas veces lo está percibiendo de...