A vista de pájaro: cómo los drones enseñan una naturaleza tan desconocida como salvaje

Escrito por , 3 de enero de 2015 a las 19:30
A vista de pájaro: cómo los drones enseñan una naturaleza tan desconocida como salvaje
Digital

A vista de pájaro: cómo los drones enseñan una naturaleza tan desconocida como salvaje

Escrito por , 3 de enero de 2015 a las 19:30

Los drones pueden ser utilizados para mostrarnos una naturaleza tan desconocida como salvaje, y así poder visitar lugares recónditos como el Himalaya. Acompáñanos en este viaje a vista de pájaro.

Etiquetas:
DRONES, NATURALEZA

Los drones han llegado para quedarse. Estos vehículos aéreos no tripulados son ya utilizados en áreas como la seguridad militar, la agricultura o el envío de mensajería. Incluso si ponemos atención, podremos ver estos pequeños ‘aviones’ en la grabación de programas televisivos en los que se narra la escalada de montañas.

Hay quien dice que esta tecnología no tiene límites. La llegada de los drones autónomos, que permiten grabar a una persona siguiendo su movimiento, es sólo el principio. Hoy queremos descubrir otros usos diferentes de estos vehículos, que pueden mostrarnos una naturaleza tan desconocida como salvaje.

Ballenas cantando en Alaska

Bajo el sonido de las gaviotas y el ruido de las olas, decenas de ballenas jorobadas (Megaptera novaeangliae) se dedican a recolectar peces para su sustento. La búsqueda de alimento es acompañada de un curioso silbo o canto, grabado de forma magistral por un drone en Alaska:

Las ballenas jorobadas son cetáceos que miden entre 12 a 16 metros, e incluso algunos ejemplares pueden alcanzar los 36.000 kilogramos de peso. Los drones nos permiten capturar estas impresionantes fotografías de unos seres vivos que podrían desaparecer en el futuro, ya que la IUCN ha incluido a estos animales en la lista roja de especies en peligro.

Los Picos de Europa como jamás los habías visto

La ruta del Cares discurre entre los pueblos de Caín y Poncebos. En el corazón del Parque Nacional de los Picos de Europa, entre espectaculares montañas, los quince kilómetros de recorrido llevan al caminante a la frontera entre León y Asturias. La senda acompaña el trayecto que realiza el río Cares en medio de espectaculares gargantas y recovecos esculpidos en piedra.

Quien haya caminado la ruta del Cares recordará la belleza de sus paisajes. No en vano el de Picos de Europa fue el primer Parque Nacional declarado en España. Ahora, gracias a los avances tecnológicos, podemos echar un vistazo diferente de la senda y sorprendernos con el vértigo que producen las imágenes.

Conservar lo desconocido: la ruta en Namibia

Namibia es un auténtico paraíso natural. Caracterizado por el desierto de Namib, el Parque Nacional de Etosha o las cumbres de Spitzkoppe y Brandberg, el país del suroeste de África mantiene una extraordinaria biodiversidad. Para caracterizarla, una iniciativa planteó el uso de drones que ayudarán a mantener la conservación de la naturaleza:

El proyecto nació de la mano de la Escuela Federal Politécnica de Lausanne, la Politécnica de Namibia y la Kuzikus Wildlife Reserve. El objetivo no es otro que permitir el conteo de animales y realizar el mapeado de algunas regiones del país, para gestionar mejor el aprovechamiento de la tierra y del agua disponible. El paseo de los drones por los desiertos de Namibia demuestra la importancia futura que podrían tener estos vehículos en la promoción de una agricultura sostenible.

Un dron nos lleva de expedición al Himalaya

¿Quién no ha soñado con caminar alguna vez por el Himalaya? ¿Escalar el Everest? Subir a la cima del mundo no es un reto al alcance de todos, pero ahora puede realizarse a vista de pájaro. Gracias a la tecnología, podemos admirar los paisajes de esta región, asombrarnos con la dureza del camino y las condiciones climatológicas.

La tecnología pone en nuestra mano sentir la fatiga de los montañistas, la necesidad de tomar oxígeno cuando se va subiendo poco a poco de altura. Mientras el hielo y la nieve rodean la senda, las montañas de Gokyo, los pasos de Cho La y Renjo y el campamento base del Everest aparecen ante nuestros ojos. Esta grabación, realizada gracias a un dron, nos enseña la belleza del alpinismo, y lo desconocidas y salvajes que pueden llegar a ser estas montañas.

Sin duda, las aplicaciones de los drones son infinitas. Como hemos visto, la tecnología puede mostrarnos algunas utilidades prácticas para conocer lugares recónditos e impresionantes. La naturaleza a vista de pájaro se hace realidad en nuestras pantallas gracias a estos avances.

Imágenes | Mikel Ortega (Wikimedia)

anterior artículo

¿Deberían los videojuegos formar parte de las Olimpiadas?

¿Deberían los videojuegos formar parte de las Olimpiadas?
siguiente artículo

New Horizons, la misión que revelará el verdadero rostro de Plutón

New Horizons, la misión que revelará el verdadero rostro de Plutón

Recomendados