Los formatos de vídeo digital: cómo diferenciarlos

Escrito por , 16 de octubre de 2017 a las 08:30
Los formatos de vídeo digital: cómo diferenciarlos
Digital

Los formatos de vídeo digital: cómo diferenciarlos

Escrito por , 16 de octubre de 2017 a las 08:30

Tal y como ocurre con los documentos de texto, las fotografías o los audios, el vídeo en formato digital está disponible en distintos formatos o extensiones.

Cuando hablamos de formatos de vídeo podemos referirnos a varias cosas. El más habitual, los formatos físicos en que tenemos acceso a una película, serie o documental.

En este sentido, en la actualidad nos encontramos con DVD y Blu-Ray, si bien algunos todavía guardamos en un armario viejos VHS y quizás algún Betacam.

Pero una segunda acepción o significado de formatos de vídeo se refiere a su codificación, ya que en el vídeo digital, al igual que ocurre con un programa de ordenador, cualquier archivo está escrito en un código determinado.

En los vídeos, el código influye en la calidad de la imagen, la calidad del sonido, si incluye o no subtítulos y, en especial, la relación entre calidad y tamaño del archivo.

Así pues, en la actualidad consumimos contenido audiovisual digital mediante discos físicos (DVD, Blu-Ray), mediante streaming y a través de IPTV (televisión por Internet), pero también manejamos archivos de vídeo digitales, especialmente para contenido que generamos nosotros mismos.

A continuación vamos a repasar los formatos de vídeo digital más habituales que podemos encontrarnos, cuál es su origen y qué prestaciones ofrecen. Pido disculpas de antemano por el galimatías de acrónimos.

AVI

Empezamos por el formato más popular que nos encontraremos. Los archivos de vídeo con extensión .AVI tienen su origen en un formato que se lanzó en 1992 y es tan popular que lo reproducen la mayoría de televisores inteligentes, reproductores DVD/Blu-Ray, consolas de videojuegos y sistemas operativos.

AVI es acrónimo de Audio Video Interleave y no muchos saben que fue creado por Microsoft como alternativa digital sin dependencia de un formato físico como el entonces popular DVD.

Entre sus ventajas, permite incluir varios canales de audio y albergar contenido generado con distintos códecs (AC3 o MP3 para audio, DivX o Xvid para vídeo), lo que puede ser una ventaja pero también un inconveniente con según qué reproductores.

MP4

MP4 o MPEG-4 es uno de los formatos más modernos, lanzado en 1998 como estándar para reproducir vídeo y audio en un único archivo digital.

MPEG es acrónimo de Moving Picture Experts Group, el grupo de expertos que ha establecido estándares de audio y vídeo digital y que se formó por dos organizaciones internacionales, la ISO (Organización Internacional de Normalización) y la IEC (Comisión Electrotécnica Internacional).

En resumen, el formato MPEG y MPEG-2 se lanzaron en 1993 y 1995 respectivamente como estándares para codificar audio y vídeo digitales. Para entendernos, cualquier DVD ofrece su contenido audiovisual en MPEG-2.

MP4 admite también varios canales de audio, pero tiene la ventaja de permitir más calidad de imagen y sonido en un archivo menos pesado, ya que comprime mejor los datos. Apple, por ejemplo, apuesta por este formato y derivados para su contenido de iTunes.

Relacionados con MP4 podemos encontrarnos con M4V (vídeo) o M4A (audio).

MKV

El formato de vídeo MKV es un formato abierto, libre de pagar derechos, y cuyo nombre completo es Matroska, como las tradicionales muñecas rusas.

MKV vio la luz a finales de 2002 y se ha popularizado gracias a que dentro de un único archivo MKV podemos almacenar, junto con el canal de audio, varios canales o pistas de audio y varias pistas de subtítulos.

Al igual que MP4, ofrece muy buena calidad de audio y vídeo en poco espacio. Y como curiosidad, el formato WebM que permite integrar vídeo online vía HTML, está inspirado en Matroska.

FLV

El formato FLV o Flash Video fue creado por Macromedia, y posteriormente adquirido por Adobe. Este formato suele encontrarse como extensión FLV o SWF.

Al igual que los demás contenidos Flash, los vídeos FLV están pensados para su reproducción online desde el navegador a través de Adobe Flash Player.

Como vimos en un artículo anterior, Flash dejará de desarrollarse en 2020, si bien todavía encontramos páginas que lo emplean.

MOV

Decía antes que Apple apuesta en la actualidad por MP4 (y AAC) para facilitar contenido multimedia. Pero su formato estrella durante muchos años fue MOV.

MOV, de QuickTime Movie, recibe también el nombre de QuickTime File Format, y en la actualidad sigue siendo el formato por defecto de QuickTime, el reproductor de vídeo de macOS.

Este formato también podemos encontrarlo en muchas cámaras de vídeo digitales, ya que ofrece muy buena calidad de imagen y sonido sin compresión.

WMV

Muchos usuarios de Windows de los ’90 y ’00 recordarán el formato WMV y WMVA, el primero para vídeo y el segundo para audio.

WMV se lanzó en 1999 y es el acrónimo de Windows Media Video, creado por Microsoft para ofrecer vídeo con la mejor calidad posible vía streaming.

El formato gozó de cierta popularidad, en parte gracias a Windows Media Player, el reproductor por defecto de Windows durante muchos años y que en la última actualización de Windows 10 va a desaparecer.

Aunque no ofrecía muy buena calidad, el WMV permitía transmitir vídeos en archivos de poco tamaño, lo que era muy práctico con las conexiones a Internet de la época.

Imagen | Pixabay (Autor: StockSnap)

anterior artículo

¿Cómo ha afectado el cierre de la Linea 5 de metro de Madrid?

¿Cómo ha afectado el cierre de la Linea 5 de metro de Madrid?
siguiente artículo

La tecnología detrás de los discos duros de 40 terabytes

La tecnología detrás de los discos duros de 40 terabytes

Recomendados