Así serán los procesadores móviles que veremos en 2014

Escrito por , 18 de julio de 2013 a las 08:30
Así serán los procesadores móviles que veremos en 2014
Tecnología

Así serán los procesadores móviles que veremos en 2014

Escrito por , 18 de julio de 2013 a las 08:30

EL próximo salto tecnológico de los procesadores móviles será sin duda la reducción significativa del consumo de batería y un mayor rendimiento con velocidades de hasta 3 GHz.

Hasta hace bien poco la decisión de compra de un smartphone se basaba principalmente en la gama de prestaciones que ofrecía, el precio del terminal y el plan de tarifas móviles de la operadora. En cambio, hay detalles del terminal que pasaban desapercibidos para el usuario y que poco a poco empiezan a cobrar relevancia a medida que la tecnología progresa. La velocidad de ejecución de aplicaciones y la estabilidad en la navegación, la fluidez del terminal en modo multitarea, la calidad de los gráficos y la resolución de imágenes en alta calidad o el consumo de batería, son aspectos que cobran cada vez mayor importancia para los usuarios. Y, por supuesto, no hay que olvidar lo fundamental: el procesador. Por eso nos hemos propuesto adelantaros cuales serán los procesadores del 2014.

Cabe señalar que la estructura interna de un smartphone no se aleja demasiado de la un portátil o de un ordenador. Es decir, incorporan un sistema operativo ejecutado sobre una plataforma de hardware que integra un procesador, un acelerador gráfico, memoria, pantalla y una interfaz de entrada de datos por teclado físico, teclado digital o también por voz. Por tanto, la arquitectura de los procesadores móviles empieza a ser importante a la hora de decantarse por un determinado terminal.

Prestaciones de los procesadores de los terminales más punteros del 2013

El chip A6 del iPhone 5 es el primer SoC –System on a Chip– de Apple que utiliza un diseño propio del procesador ARMv7 A 1.02 GHz, es decir, no están basados en los diseños A9 o A15 de ARM. De hecho, Apple es una de las pocas licenciatarias que pueden diseñar sus propios chips usando la arquitectura de la serie A de ARM, consiguiendo duplicar con el A6 el rendimiento del SoC A5 del iPhone 4S y aumentar notablemente la duración de la batería. El componente de DRAM que incorpora dispone de un paquete de doble canal de 32 bits con una densidad de 512 MB en cada pastilla DRAM, un total de 1 GB de RAM con una tasa de ciclo tiempo/datos de 1.066 MHz que arroja un incremento del ancho de banda del 33 por ciento con respecto al iPhone 4S.

Los procesadores del 2014

Uno de los aspectos más destacados del HTC One es la fluidez de su navegabilidad gracias al procesador Qualcomm Snapdragon 600 de cuatro núcleos a 1.7 GHz que lleva integrado con Krait 300, 2GB DDR2 de RAM y gráficos Adreno 320. Esta configuración le otorga un rendimiento excelente, incrementado en un 40 por ciento la rapidez y la potencia de su antecesor, el Snapdragon S4 Pro, para conseguir que aquellas aplicaciones con mayor consumo de recursos funcionen de forma fluida y con mayor conectividad con un consumo de batería más que razonable.

La empresa surcoreana Samsung presentó para este año dos versiones del Galaxy S4. La primera, con el chipset Exynos 5 Octa 5410 que integra ocho núcleos basados en la arquitectura ARM, motorizado por los quad-core Cortex-A15/A15 y GPU para gráficos PowreVR SGX 544MP3 a 533 MHz, aportando un mayor rendimiento del procesador con un menor consumo de batería gracias a la arquitectura big.LITTLE. La segunda versión del S4 vendrá equipado con el quad-core Qualcomm Snapdragon 600, CPU Krait 300, frecuencia de 1.9 GHz y el procesador gráfico Adreno 320. Se incrementa el rendimiento de su antecesor, el Snapdragon Pro 4, en un 40%, además de dar mayor soporte a redes 4G LTE y a la conectividad vía Wi-Fi. Ambos chipsets mejoran la velocidad en modo multitarea con un menor consumo de batería.

El Sony Xperia Z/ZL posee en su interior un procesador Qualcomm Snapdragon S4 Pro APQ8064 de cuatro núcleos a 1,5 GHz, que aunque no sea de los más potentes en comparación con el Snapdragon 600, destaca un considerable ahorro de energía. El chipset del Xperia Z es el MDM9215M, mientras que el del Xperia ZL es el APQ8064, ambos respaldados con el GPU Adreno 320 y una memoria RAM de 2GB. No obstante, la compañía espera actualizar el terminal con un procesador Snapdragon 800 de cuatro núcleos con arquitectura Krait y una velocidad de hasta 2.3 GHz, equipado con un GPU Adreno 330. Con esta actualización Sony espera incrementar exponencialmente la velocidad del Xperia Z/ZL actual y mejorar el rendimiento gráfico del terminal, reduciendo el consumo de batería.

Los procesadores del 2014

EL LG Optimus G Pro incrementa la frecuencia de velocidad del procesador Qualcomm Snapdragon 600 de cuatro núcleos hasta los 1.7 GHz con respecto a su antecesor, el LG Optimus G. El CPU es un Krait 300 con un GPU Adreno 320 para gráficos, a la que se suma sus 2 GB de memoria RAM. Destacar las posibilidades que ofrece en cuanto a la captura de imágenes y video de alta resolución y con un control adecuado el consumo de energía. Por otro lado, el nuevo BlackBerry Z10 monta un procesador Qualcomm Snapdragon de doble núcleo a 1,5 Ghz encargado de mover todo el sistema, ayudado por dos 2GB de RAM de memoria con un chip gráfico Adreno 225, mejorando notablemente la fluidez y rapidez en modo multitarea con un mayor rendimiento del consumo de batería.

Destacar también el procesador Intel Atom Z2580 Clover Trail + del Lenovo K900, que incorpora un segundo núcleo que permite velocidades de hasta 2 GHz, que junto con el GPU para gráficos PowerVR mejora notablemente la experiencia 3D del chip Medfield de Intel. Parece que Intel ha ido bajando el voltaje y la frecuencia de sus CPUs con el fin de optimizar el consumo de batería y compatibilizarlo con el entorno móvil.

La actual generación de procesadores de Qualcomm, Nvidia y Samsung se basan en la arquitectura de 28nm, lo cual limita la máxima velocidad a 2,3 GHz. En cambio, entre las novedades para el 2014 destacar el incremento de la velocidad hasta los 3 GHz con los nuevos chipsets de ARM de 20 nm por cortesía de los fabricantes TSCM y GlobalFoundries. Con esta nueva arquitectura los procesadores incrementaran la duración de la batería en un 25% y a su vez mejorarán rendimiento del dispositivo hasta en un 30%. Por otro lado, Intel también pretende mejorar el consumo de energía para el próximo año con los 22 nm y el chipset Merrifield.

Imágenes | vía celularis

anterior artículo

Pipeline, la plataforma de Valve para futuros desarrolladores

Pipeline, la plataforma de Valve para futuros desarrolladores
siguiente artículo

Crean un televisor que ofrece imágenes en 3D y 2D a la vez

Crean un televisor que ofrece imágenes en 3D y 2D a la vez