LTE-Advanced, el impulso al 4G

Escrito por , 26 de febrero de 2013 a las 11:13
LTE-Advanced, el impulso al 4G
Innovación

LTE-Advanced, el impulso al 4G

Escrito por , 26 de febrero de 2013 a las 11:13

Ya hablamos hace algunos días en blog sobre el crecimiento imparable de las conexiones móviles de estos últimos dos años y del informe realizado por Cisco, cuyas conclusiones vaticinaban un mayor número de dispositivos móviles que de habitantes sobre la Tierra para finales de este año. Pero este incremento de dispositivos lleva aparejado un necesario aumento en la velocidad, si tenemos en cuenta que el volumen de transmisión de datos será mayor conforme crezca el número de dispositivos en línea.

Hace varias semanas, durante la última prueba de carga del futuro ancho de banda inalámbrico, el operador China Mobile y el fabricante chino de teléfonos móviles ZTE afirmaron haber alcanzado una velocidad máxima de descarga de 223 megabits por segundo, mediante la tecnología de red denominada LTE-Advanced.

Han sido necesarios dos años para el desarrollo de la nueva red y parece que a finales de 2013 será puesta a prueba en determinadas zonas de Norteamérica por los operadores que están colaborando en la implantación del nuevo estándar de red. Básicamente, esta tecnología viene a resolver la restricción del estándar LTE en cuanto a número de usuarios que puede soportar por sí sola. Con la LTE-Advanced se unen corrientes de datos de hasta cinco frecuencias diferentes mediante una operación denominada como agregación de operadores. Además, puede transmitir y recibir señales utilizando hasta ocho antenas por medio de una tecnología conocida como de múltiple entrada y múltiple salida, o MIMO por sus siglas en inglés. De manera que el ancho de banda inalámbrico real cambia constantemente en función de la ubicación y del número de dispositivos conectados a una estación base en un momento dado.

Con la nueva tecnología, los teléfonos y tablets podrían usarse para aplicaciones de gran ancho de banda, como el vídeo streaming, los juegos o aplicaciones en línea. Sin embargo, los teléfonos actuales generalmente incorporan una sola antena para captar un flujo de datos a la vez. Los futuros teléfonos móviles LTE-Advanced necesitarán antenas interiores, procesadores más potentes, baterías más eficientes, así como mayor espacio de almacenamiento de energía para efectuar los cálculos necesarios en el dispositivo. Este último aspecto es muy significativo ya que la necesidad de componentes adicionales de hardware para colocar cuatro antenas en los teléfonos o tablets, sumada a la necesidad baterías potentes, podría cambiar el diseño y el factor de forma de esos gadgets.

Aunque no hay disponible por el momento ningún dispositivo con la nueva tecnología, ya están a punto de lanzarse los chips que incorporarán los futuros dispositivos de la mano del fabricante de chips Qualcomm. El anuncio del chipset que ofrece soporte para la agregación de operadores y proporcionará ancho de banda de 150 megabits por segundo se llevó a acabo en el Consumer Electronics Show de Las Vegas del mes pasado.

Por otra parte, el uso óptimo de los canales y las antenas podría alcanzar velocidades de descarga de un gigabit por segundo, la misma tasa que ofrece el cableado de fibra de última generación que Google está instalando en Kansas City. Aunque conviene señalar que no todos los dispositivos serán capaces de albergar ocho antenas, especialmente en aparatos pequeños como netbooks y portátiles que probablemente se queden en cuatro. En cambio, los dispositivos fijos domésticos podrían albergar una matriz de ocho antenas, lo que permitiría sustituir el cobre o la fibra por Internet de banda ancha inalámbrica, sobre todo en contextos donde no es posible el cableado de fibra. Por tanto, el nuevo estándar también podría ofrecer una nueva y potente forma de llevar la banda ancha inalámbrica a los hogares.

Puesto que la LTE-Advanced combina señales de diferentes canales y antenas, permite un uso más complejo y en constante cambio del espectro, y uno de sus beneficios es que hará que las señales sean más robustas y capaces de soportar interferencias, según explica Jeff Reed, director del laboratorio de investigación inalámbrica en Virginia Tech. A nivel general, según Reed, la LTE-Advanced “sin duda va a proporcionar una tasa de datos mucho más alta, mayor flexibilidad de espectro, y permitirá a todo el mundo usar el espectro de forma más eficiente”.

Imagen | vía Flickr (by Yoggy0)

anterior artículo

MWC 2013: La experiencia piloto del pago NFC y otras novedades

MWC 2013: La experiencia piloto del pago NFC y otras novedades
siguiente artículo

¿Hacker social? Súbete a la ola del HackForGood

¿Hacker social? Súbete a la ola del HackForGood

Recomendados