Luces y sombras de YouTubeRed

Escrito por , 18 de enero de 2017 a las 17:30
Luces y sombras de YouTubeRed
Digital

Luces y sombras de YouTubeRed

Escrito por , 18 de enero de 2017 a las 17:30

YouTubeRed es la plataforma de streaming de pago de Google. Se lanzó en EE.UU en octubre de 2015, y ya está presente en Canadá, México, Australia, Nueva Zelanda y Corea del Sur. Ahora tiene previsto llegar a Europa en este 2017.

¿Qué pensarías si a partir de ahora tuvieras que pagar una cuota mensual por respirar? ¿Y si la empresa que vende el aire argumentara que lo que vas a consumir está libre de contaminación, está exclusivamente fabricado para ti y te proporciona un chute extra de energía cada vez que respiras? A priori, puede parecer interesante. Pero entre exclusividad y gratuidad, casi siempre lo gratis es más atractivo. Y más, si hasta el momento, es un bien del que has disfrutado sin gastar un euro o ya existen en el mercado aplicaciones que te ayudan a conseguir “ese aire puro”. Veamos si esta circunstancia tiene su aplicación a YouTubeRed.

YouTubeRed es la plataforma de streaming de pago de Google. Se lanzó en EE.UU en octubre de 2015. También está ya presente en Canadá, México, Australia, Nueva Zelanda y Corea del Sur. Pero pagar por ver contenido que hasta el momento había sido gratis no termina de convencer a los usuarios. Sin embargo, aunque la acogida no ha sido tan buena, la plataforma continúa su periplo y tiene previsto llegar a Europa en este 2017.

YouTube cuenta con mil millones de usuarios. Un tercio de los internautas de todo el mundo utiliza el servicio de streaming según Google. Por este motivo, el gigante de Internet decidió lanzar en 2015 YouTubeRed, la versión de pago. Una modalidad que no termina de convencer a los usuarios a pesar de las ventajas que, según parece, ofrece.

No hay lugar para anunciantes

La principal ventaja, derivada del pago mensual de 9.99 dólares, es que en YouTubeRed no hay lugar para la publicidad. Aún no ha trascendido demasiada información sobre las implicaciones directas con los youtubers. Sí se sabe, sin embargo, que cualquier creador de contenidos audiovisuales que hasta el momento haya monetizado los vídeos tendrá que suscribirse sí o sí. Si no lo hace, los vídeos dejarían de estar disponibles y, por tanto, de ingresar dinero. Ver vídeos sin publicidad en YouTube ya es posible con aplicaciones de terceros o con bloqueadores de anuncios.

Además, YouTube repartirá gran parte de los ingresos del modelo de suscripción, no se sabe el porcentaje, según el tiempo de visualización. Esta medida beneficia, por tanto, a los canales que tienen millones de usuarios, y perjudica a los que no tienen una suculenta cifra de seguidores.

Otra de las ventajas es que con YouTube Red es posible descargar contenido para verlo dónde y cuándo quieras en modalidad offline. Esto es algo que ya no seduce tanto, pues en el mercado existen múltiples plataformas que ya permiten ver vídeos sin necesidad de estar conectado a la red.

Lo mismo ocurre con la reproducción en segundo plano. Reproducir contenido en segundo plano significa que, aunque la actividad en la que estamos deje de ser prioritaria, la reproducción, al menos de audio, sigue sin ninguna alteración. Chrome permite reproducir cualquier vídeo a excepción de los que están en YouTube. Antes se podía. Google ya se encargó de eliminar esta opción en la actualización de Chrome 54.0.2840.68 para dar exclusividad a YouTubeRed.

Además, la plataforma también incorporará las prestaciones de sus recién lanzados YouTube Kids y YouTube Gaming.

Quizás, lo más atractivo sea la opción musical de Google Play Music, que ofrece algunas ventajas adicionales a las que ya ofrecen Spotify o Apple Music, así como el contenido propio como la serie PewDiePie. Pero para ello Google tiene que llegar a importantes acuerdos con los titulares de los derechos.

Preparados, listos, ¿a pagar?

Google es consciente del monopolio de YouTube y hasta el momento no parece que se haya esforzado demasiado en informar a creadores y usuarios de lo que implica este nuevo servicio.

El talón de Aquiles de este modelo es que YouTube no nació con este fin, y por tanto parece que no está claro que YouTubeRed pueda subirse al carro de cobrar por contenido que hasta el momento se ha venid ofreciendo de manera gratuita. Los usuarios no tienen reparo en pagar por contenidos en la red, de hecho, pagan en muchas aplicaciones, incluida YouTube, pero lo hacen de manera voluntaria.

Lo que ocurre es que faltan incentivos que muevan al grueso de usuarios activos de YouTube a que pague por el servicio de manera recurrente.

Habrá que esperar a la llegada de YouTubeRed a Europa para ver de primera mano cómo afecta a los usuarios que deciden pagar por ver contenido sin publicidad, disfrutar de la reproducción en segundo plano y acceder a contenido exclusivo.

anterior artículo

Cómo hacer una instalación limpia de Windows 10

Cómo hacer una instalación limpia de Windows 10
siguiente artículo

Telefónica y el BID renuevan la Alianza Estratégica para Latinoamérica

Telefónica y el BID renuevan la Alianza Estratégica para Latinoamérica

Recomendados