Memoria artificial, una novedad para apoyar a personas con demencia

Todos perdemos cosas ocasionalmente: las llaves, una libreta o hasta nuestro teléfono móvil. Esta es una experiencia recurrente para las personas con demencia. Ellas enfrentan el problema de una memoria en constante deterioro. La tecnología tiene el poder de ayudarlas con desarrollos como robots de asistencia con memoria artificial que recuerden en dónde están los objetos en un entorno.

Orígenes del desarrollo

Como mencionamos, es común perder ciertos objetos de nuestro entorno. Sin embargo, no suele convertirse en un inconveniente constante que afecte negativamente nuestra vida diaria. Esto es distinto para las personas con demencia, quienes experimentan pérdida de la memoria y como resultado de esta condición. Localizar objetos cotidianos puede ser difícil para ellas. Con frecuencia, esta tarea queda en las manos de sus cuidadores.

Por ello, cuatro investigadores de la Universidad de Waterloo, en Canadá, desarrollaron una nueva manera de programar robots de asistencia para responder a este desafío. Su propuesta hace que estas máquinas tengan la capacidad de ubicar objetos específicos en sus entornos.

Una herramienta de este tipo podría tener un gran impacto. Hoy, más de 55 millones de personas tienen demencia alrededor del mundo. La Organización Mundial de la Salud (OMS) estima que cada día se registran cerca de 10 millones de nuevos casos. De hecho, la demencia es una de las principales causas de discapacidad y dependencia entre personas mayores globalmente.

Robots de asistencia con memoria artificial

¿Es posible que un robot sepa en dónde está ubicado un objeto en un espacio determinado? La respuesta parece ser afirmativa. Los ingenieros de Waterloo han programado un robot móvil para que recuerde la ubicación reciente de un objeto específico.

La máquina, llamada Fetch, utiliza su visualización por cámara para percibir su entorno. No obstante, lo que la hace única en su clase es que cuenta con memoria artificial. Esta se asemeja a la memoria episódica humana. Es decir, incluye detalles contextuales que le permiten al robot recordar en dónde ha visto un objeto en un entorno.

Esta memoria se formuló a partir de inteligencia artificial: específicamente, un algoritmo de detección de objetos. Es así como Fetch puede:

  • Detectar objetos determinados con su cámara.
  • Monitorear dichos objetos a través de sus videos almacenados.
  • Mantener un registro de los objetos.

Es de esa manera que el robot tiene la capacidad de distinguir un objeto de otro. Además, puede registrar la hora y la fecha en la que estos salen de la vista de su cámara.

Imagen de Brand Factory.

Personalización de la memoria artificial

Una vez perfeccionaron el algoritmo, los investigadores fueron un paso más allá. Crearon una interfase gráfica para que los usuarios de Fetch puedan escoger los objetos que quieren monitorear. Entonces, pueden buscarlos por nombre en su computadora o una aplicación móvil. Es entonces cuando el robot indica cuándo y en dónde los ha visto por última vez.

El futuro de los robots con memoria artificial

En años recientes, se han desarrollado diversos robots de asistencia para personas mayores o con discapacidad. Estas soluciones usualmente están pensadas para ayudar en la ejecución de tareas y actividades diarias. Sin embargo, la propuesta de la Universidad de Waterloo busca avanzar aún más.

Para el Dr. Ali Ayub, estudiante de post doctorado en ingeniería de sistemas e ingeniería eléctrica y miembro del equipo de investigadores, el impacto de los robots con memoria artificial puede ser muy importante. “Un usuario puede utilizar no solo un robot de compañía, sino uno personalizado que puede darles más independencia”, afirma.

El desarrollo ha sido puesto a prueba con grandes resultados. Los ensayos indican que la solución goza de una alta precisión. Ante la preocupación de que las personas con demencia consideren difícil el uso de este tipo de tecnología, es de notar que puede ser útil para sus allegados. Así, los robots con memoria artificial podrían mejorar la calidad de vida tanto de pacientes como de sus cuidadores.

De igual manera, los autores de este avance tecnológico creen que puede ser útil para el público general. El siguiente paso para ellos es llevar a cabo estudios de usuario con personas sin discapacidad y, posteriormente, personas con demencia.

Imagen de Brand Factory.

Sobre el autor

RELACIONADOS

Chica usando un reconocimiento de voz de teléfono inteligente

Detección de voz falsa mediante IA

La detección de voz falsa a gran escala presenta desafíos significativos, no solo por su complejidad tanto en las técnicas de suplantación, que en un...