¿Deberías comprar un monitor 4K para el ordenador?

Escrito por , 5 de febrero de 2015 a las 12:00
¿Deberías comprar un monitor 4K para el ordenador?
Digital

¿Deberías comprar un monitor 4K para el ordenador?

Escrito por , 5 de febrero de 2015 a las 12:00

Si estás pensando en invertir en un monitor 4K pero aún no te has decidido, te ayudamos con las consideraciones a tener en cuenta a la hora de comprarlo.

En cada una de las ediciones recientes del CES aparecen nuevos dispositivos con resolución 4K, lo que hace parecer que esta tecnología no tendrá el mismo destino que el de las pantallas 3D que nunca se hicieron populares en el mercado y mucho menos se convirtieron en la norma. Las pantallas 4K, aunque aún necesitan unos cuantos años para convertirse en una tecnología completamente normal, son cada vez más populares gracias a que los fabricantes siguen sacando al mercado dispositivos muy interesantes año tras año.

El pasado año aparecieron los primeros portátiles con pantallas 4K de la mano de Toshiba y para aquellos que necesiten solo el monitor, Dell ya presentó una línea llamada UltraSharp con resoluciones de 3.840×2.160 píxeles. El problema es que, como ocurre con toda nueva tecnología, suele ser bastante costosa y no todo el mundo tiene la posibilidad de pagar más de 1.500 euros por un monitor.

Sin embargo, en este mismo momento se pueden conseguir monitores fabricados por Samsung, ASUS, LG y Dell, con resoluciones 4K por menos de 500 euros. De hecho, hay modelos de 27 y 28 pulgadas que cuestan poco más de 200 euros, lo que es un precio excelente que te llevará a plantearte: ¿es momento de invertir dinero en un monitor 4K para el ordenador?

No compres un TV 4K, sino un monitor 4K

El problema con los televisores 4K es que el contenido disponible, cualquiera sea, aún no está hecho en la calidad que se necesita para sacarle el máximo provecho a un aparato como este. Las películas, series y hasta los vídeo juegos están diseñados para resoluciones más pequeñas, porque son las que la mayoría de los usuarios aún tienen.

 

Por otro lado, cada ordenador es distinto. El sistema operativo que uses (Linux, OS X, Windows y hasta Chrome OS) puede mostrar contenido en resoluciones de 1080p. Podrías conectar un monitor 4K ahora mismo, de la marca que quieras, a tu ordenador y cambiar la resolución a 3840×2160 píxeles. Lo único que vas a necesitar (además del monitor) es una tarjeta gráfica que soporte esta resolución, que lo que hará será convertir todo el contenido que ves en el ordenador en imágenes más perfectas y detalladas con 4K. Además, tus ojos estarán más cerca del monitor que de un TV, así que los detalles se podrán apreciar mucho mejor aunque no estés reproduciendo vídeos u otro contenido que esté hecho para resoluciones 4K.

Mejorando la experiencia de un monitor 4K

Aunque tenga sentido tener un monitor 4K para tu ordenador en el presente, siempre habrá algún que otro problema que deberás considerar antes de hacerte con uno. Veamos cuáles son:

  1. A la hora de escoger el tamaño del monitor, intenta decidirte por uno que sea tan grande como tu presupuesto te lo permita. Quizás esto suene exagerado, pero tiene sentido: si introduces una resolución de 3840×2160 píxeles dentro de 27 pulgadas tendrás mucho espacio para varias ventanas, pero todas se verán muy pequeñas, lo que no te hará el uso de tu ordenador más simple, sino más bien más complicado porque estarás forzando tu vista. Así que trata de “estirar” esa gran resolución en un monitor de al menos 28 pulgadas, aunque lo ideal serían 30 pulgadas.
  2. Una vez que te hayas decidido por la cantidad de pulgadas y tengas el monitor en tus manos, es posible que tengas algunos problemas con interfaces que se ven demasiado pequeñas o fuentes que están borrosas. Esto se puede resolver escalando el tamaño de todo hasta un 500% si es necesario. Si usas Windows, la versión que resuelve este problema de la forma más eficiente es Windows 8.1. Para los linuxeros, la mayoría de las distribuciones modernas y actualizadas, como Ubuntu, ofrecen escalado y resoluciones suficientes para un monitor 4K. Y para los que prefieren OS X, este es el sistema operativo que resuelve mejor este problema porque tiene Retina Display y muchas de las aplicaciones hechas para el OS de Apple también tienen soporte para resoluciones tan grandes.

Basando tu decisión en las aplicaciones que usas

Al final, lo más importante es que averigües si las aplicaciones que más usas y que consideras más importantes para ti soportan las resoluciones 4K. Por ejemplo, si eres diseñador gráfico o editor de vídeos y usas el software de Adobe, te será de gran ayuda tener un monitor con una resolución así de grande porque te dará la posibilidad de tener muchísimo espacio para trabajar sin tener que hacer scroll o zoom en ningún momento.

Imagen de portada: Digital Arts

anterior artículo

La inversión en startups españolas, presente y futuro

La inversión en startups españolas, presente y futuro
siguiente artículo

El grafeno podría ser todavía más espectacular gracias a los pentágonos de carbono

El grafeno podría ser todavía más espectacular gracias a los pentágonos de carbono

Recomendados