NFC: los pagos móviles renovarán la experiencia de compra

Escrito por , 19 de febrero de 2013 a las 08:30
NFC: los pagos móviles renovarán la experiencia de compra
Tecnología

NFC: los pagos móviles renovarán la experiencia de compra

Escrito por , 19 de febrero de 2013 a las 08:30
Etiquetas:
NFC, PAGO CON MóVIL

Los dispositivos móviles ya han revolucionado la vida cotidiana de las personas en algunos sentidos. La comunicación es quizá el área principal de ellos. No sólo llamadas sino mensajería instantánea o el acceso a las redes sociales en el bolsillo hacen que el usuario esté en permanente contacto con su círculo. Las capacidades de los smartphones se expanden cada vez más, incorporando nuevas funcionalidades. El NFC es una de ellas y uno de sus usos principales será el pago a través de estos terminales.

Al hablar de pagos móviles una de las previsiones más recurrentes es la eliminación del dinero físico, incluso de las tarjetas de crédito, que caerían en desuso. Para cualquier tipo de transacción bastaría con utilizar la tecnología inalámbrica de un smartphone. Pero este supuesto, independientemente de su viabilidad, sólo se fija en la transacción económica. Sin embargo, ¿cómo afectaría la expansión del NFC al proceso de compra?

Hay que tener en cuenta que el proceso de compra ya está siendo modificado por los smartphones, aunque no se pague con ellos. En una tienda, un potencial consumidor puede consultar en Internet reseñas sobre un determinado artículo o comparar su precio con el de otros establecimientos para tomar su decisión. Los pagos móviles reforzarán este tipo de conductas.

Integración: el móvil en el centro de todo

El estímulo del NFC y las transacciones mediante smartphones propiciará el desarrollo de nuevas experiencias de compra. Desde Readwrite plantean una serie de supuestos para una fecha tan temprana como principios de 2014. Aunque se basan en los avances que tienen lugar en Estados Unidos, algunas de estas situaciones se exportarían a otros países con la adopción general de los pagos móviles.

Una persona va caminando por la calle y, al pasar delante de su tienda o supermercado habitual, le salta una notificación en su terminal móvil. Se trata de la aplicación del establecimiento, que tiene descargada. A través de la tecnología inalámbrica le ha enviado un código de descuento para un determinado producto.

Si el usuario decide comprar el producto, al realizar el pago canjea su código de descuento mediante NFC. Pero además esta tecnología también puede servir para que un cliente pruebe a un establecimiento que está adscrito a su programa de fidelidad, cumpliendo la misma función que ahora tienen las tarjetas de puntos.

La tecnología NFC no sólo servirá para hacer la transacción propiamente dicha sino para una comunicación más directa e inmediata entre el cliente y el vendedor. Al hacer la compra en un supermercado a veces los tickets de compra informan sobre promociones u ofrecen descuentos con una fecha límite. El establecimiento podría enviar esta información directamente al móvil del cliente. La aplicación podría incluso avisar al usuario cuando falte poco para que caduque la oferta que obtuvo.

Algunos pasos dados

El dispositivo móvil aparecería como el centro de la experiencia de compra. Pero para llegar a estas situaciones debe producirse un avance considerable en la adopción de la tecnología NFC y el desarrollo de plataformas en torno a ella. Muchos de los smartphones de nueva generación cuentan con este tipo de comunicación inalámbrica. El problema está en la red de pago y los recursos de los establecimientos.

ejemplo de como hacer login con NFC

Sin embargo, ya se han dado algunos pasos para expandir la adopción del NFC y los pagos móviles. Las grandes entidades financieras como Visa, MasterCard y American Express están llegando a acuerdos para certificar soluciones, como UpTeq de Gemalto, con el fin de evitar la fragmentación de la tecnología.

Ya en 2011, cuando apenas existían móviles con NFC pero se preveía la avalancha, las tres operadoras principales de España, Telefónica, Vodafone y Orange, llegaron a un acuerdo para estandarizar los sistemas de pago móvil con esta tecnología. Todos estos pasos facilitan la adopción, que también debe venir impulsada por los proveedores, como Google Wallet.

En cuanto a la implantación de dispositivos capaces de recibir estos pagos, en España destacan iniciativas como el proyecto para el pago mediante NFC en los autobuses de Madrid, para el que se creó una plataforma de transacciones y se ajustaron las máquinas lectoras del transporte público. En Asturias, Telefónica y el Consorcio de Transportes de la Comunidad Autónoma también han puesto en marcha un programa para permitir la compra de billetes a través del móvil.

Perspectivas de futuro

La firma analista Forrester ha señalado que en Estados Unidos el mercado de los pagos móviles llegará a los 90.000 millones de dólares en 2017, con una media de crecimiento anual del 48%. ABI Research va más allá y prevé que para el 2016 el sector ya habrá llegado a un volumen de 100.000 millones de dólares al año.

Mientras que desde Visa Europa, que forma parte del negocio, afirman que en 2013 habrá más de 40 compañías que ofrecerán transacciones de este tipo a sus clientes, mientras que 80 modelos de smartphones estarán certificados por la entidad financiera. De esta forma, el futuro se presenta trepidante. No por nada se ha dicho que el 2013 será el año de los pagos móviles.

Imagen principal: vernieman

anterior artículo

Claves empresariales para la reconversión digital

Claves empresariales para la reconversión digital
siguiente artículo

Amazon patenta el intercambio de libros digitales usados

Amazon patenta el intercambio de libros digitales usados

Recomendados