NVIDIA Blackwell

NVIDIA quiere ser el rey de los chips con sus nuevas GPU Blackwell diseñadas para impulsar la inteligencia artificial

NVIDIA es la empresa de moda estos días. Y parece ser que lo será durante mucho tiempo. Ella misma afirma ser “líder mundial en computación de inteligencia artificial”. Y es ahí hacia donde está enfocada su estrategia para los próximos años. Liderar la evolución de la inteligencia artificial ofreciendo los chips más potentes del mundo. De ahí su último anuncio, la nueva plataforma NVIDIA Blackwell, un combo de tecnologías que quieren potenciar el uso y creación de IA generativa en tiempo real.

A NVIDIA se le atribuye la creación de la GPU. Es decir, el chip responsable de procesar la imagen en ordenadores y demás dispositivos electrónicos. Y durante años, fue líder en venta de GPU para videojuegos, procesamiento de imagen y video y otras labores que requieren chips de gran potencia. Con el boom de las criptomonedas, NVIDIA se hizo de oro vendiendo GPUs dedicadas al minado de Bitcoins. Y, desde hace unos años, su estrategia es apostarlo todo a tecnologías que requieren chips de gran potencia, como la robótica, la realidad virtual o la inteligencia artificial.

Con NVIDIA Blackwell, esta empresa especializada en chips de gran potencia promete la posibilidad de “construir y ejecutar IA generativa en tiempo real en modelos de lenguaje de gran tamaño de un billón de parámetros a hasta 25 veces menos coste y consumo de energía que su predecesor”. Para ello ofrece varias tecnologías. Todas enfocadas a campos tan exigentes en potencia de procesamiento como lo son procesamiento de datos, simulación de ingeniería, automatización del diseño electrónico, diseño de medicamentos asistido por ordenador, computación cuántica e IA generativa.

Qué es NVIDIA Blackwell

NVIDIA llama plataforma a un conjunto de tecnologías que permitirán lidiar con tareas que requieren un nivel altísimo de procesamiento de datos. Lo más destacable es su serie de GPU Blackwell con 208.000 millones de transistores. Su nombre es GPU B200 y, según NVIDIA, es el chip más potente del mundo hasta la fecha. Su antecesor, el chip H100, consta de 80.000 millones de transistores “nada más”. Más datos impresionantes de la GPU B200: su rendimiento de IA es de 20 petaFLOPS. Y su ancho de banda es de 8 TB por segundo.

El segundo pilar de NVIDIA Blackwell es el superchip GB200 Grace Brackwell. Un combo de dos GPU B200 más una CPU NVIDIA Grace. Se conectan directamente. Empleando la tecnología propia NVLink, lo que permite velocidades de intercambio de datos de hasta 10 TB por segundo en una única GPU unificada. Así, el superchip GB200 da un rendimiento 30 veces más potente que sus antecesores. Y según sus creadores, es la herramienta ideal para trabajar con cargas de trabajo relacionadas con modelos LLM de IA generativa. Capaces de procesar miles de millones de parámetros. Y como vimos antes, a un coste y consumo inferiores y con una velocidad y potencia superiores. Por lo demás, tanto la GPU B200 como el superchip GB200 han sido diseñados por NVIDIA y fabricados por TSMC empleando un proceso de 4 nanómetros.

Por otro lado, NVIDIA anuncia que sus nuevas GPU y CPU son compatibles con Quantum-X800 InfiniBand y Spectrum-X800 Ethernet, tecnologías también anunciadas recientemente y que prometen redes con velocidades de 800 GB por segundo.

Un superordenador para IA en tiempo real

El superchip GB200 forma parte de NVIDIA GB200 NVL72, en palabras de NVIDIA, un “ordenador a exaescala en un solo rack” que consta de 36 CPU y 72 GPU. Con refrigeración líquida, integra también dos GPU NVIDIA Blackwell Tensor Core de alto rendimiento y una CPU NVIDIA Grace. Todo ello conectado mediante su tecnología NVLink-C2C de quinta generación. Este superordenador también cuenta con unidades de procesamiento de datos NVIDIA BlueField-3, pensadas para “aceleración de la red en la nube, almacenamiento componible, seguridad de confianza cero y elasticidad informática de la GPU en nubes de IA a hiperescala”.

NVIDIA Blackwell GB200 NVL72

Este superordenador ofrece un rendimiento 30 veces superior a sus antecesores. Y permite trabajar con modelos de IA de tipo LLM que pueden procesar billones de parámetros en tiempo real. “En comparación con la infraestructura refrigerada por aire NVIDIA H100, GB200 ofrece 25 veces más rendimiento con la misma potencia al tiempo que reduce el consumo de agua” para su refrigeración.

Junto a la GPU B200, el superchip GB200, el superordenador GB200 NVL72 y las nuevas plataformas para redes Quantum X-800 y Spectumm X800, la plataforma NVIDIA Blackwell también incluye el servidor HGX B200. En sus propias palabras, “la plataforma de supercomputación de IA NVIDIA HGX reúne toda la potencia de las GPU NVIDIA, NVLink, redes NVIDIA y las pilas de software de IA y computación de alto rendimiento (HPC) totalmente optimizadas para proporcionar el más alto rendimiento de las aplicaciones y generar el tiempo más rápido para obtener información”. Consta de 8 GPU B200 conectadas mediante NVLink. Y ofrecen velocidades de 400 GB por segundo en la transmisión de datos en redes gracias a las plataformas Quantum y Spectrum antes mencionadas.

El futuro pasa por NVIDIA

Todos estos productos y tecnologías no están al alcance del usuario medio. Pero está claro que la industria de la inteligencia artificial se verá beneficiada de estas GPU, CPU y demás dispositivos enfocados al procesamiento de datos de alto rendimiento. Sin ir más lejos. La propia NVIDIA ya anuncia acuerdos con grandes de la industria tecnológica y de la computación en la nube como son Amazon (y su plataforma AWS), Google (y su plataforma Google Cloud), Microsoft (Microsoft Azure), u Oracle (Oracle Cloud), entre otras. A la lista también se incluyen Applied Digital, CoreWeave, Crusoe, IBM Cloud y Lambda. 

Y en el ámbito de servidores y redes conectadas, destacan clientes como Cisco, Dell, Hewlett Packard Enterprise, Lenovo, Aivres, ASRock Rack, ASUS, Eviden, Foxconn, GIGABYTE, Inventec, Pegatron, QCT, Wistron, Wiwynn y ZT Systems. En resumen, que las tecnologías presentadas por NVIDIA estarán presentes en todas partes. Lo que la convierte en una pieza clave en el presente y futuro de sectores como la computación en la nube, el almacenamiento de datos, las redes o la supercomputación.

En el ámbito de la inteligencia artificial, empresas como Amazon, Meta, Google, Microsoft, OpenAI, Oracle, Tesla o xAI también han mostrado su interés en adoptar las tecnologías de la plataforma NVIDIA Blackwell. El anuncio de NVIDIA incluye declaraciones de los CEO de algunas de estas grandes compañías. Un ejemplo es Sundar Pichai, CEO de Alphabet y Google. Destaca el uso de la infraestructura de NVIDIA para lidiar con servicios como Gmail, su buscador, Google Cloud o DeepMind, su división dedicada a la IA. Podéis acceder al anuncio al completo en este enlace.

RELACIONADOS

futuro sostenibilidad recommerce

Wayra Sessions: El futuro del Recommerce

La situación es preocupante: solo el 9% de los recursos naturales se reutilizan después de su primer uso. Seguimos dependiendo de esquemas económicos lineales...