• 27 marzo, 2018
  • 4 min

Organiza tu trabajo con Zenkit y la productividad zen

Cuando hablamos de zen nos viene a la mente la calma, la tranquilidad, tenerlo todo bajo control, estar relajado… Imagina las posibilidades de la productividad zen.

Dejemos las cosas claras. Cada día tenemos unas **horas limitadas de trabajo**. A partir de ahí, puedes hacer más o menos tareas en función de su complejidad, de cómo las organicemos y simplifiquemos para **sacar lo mejor de nosotros**.

También conviene recordar, como he dicho en alguna ocasión, que no existe el método perfecto para **mejorar nuestra productividad** o para estar mejor organizados. A cada persona le conviene un método u otro en función de cómo somos y del tipo de trabajo que realizamos.

Hace poco he descubierto una herramienta para organizar nuestro trabajo, individual o en equipo. Su nombre es **[Zenkit](https://zenkit.com/)** y toma prestados algunos conceptos de la filosofía zen, que tan buena prensa tiene por el aire de tranquilidad y control que transmite **frente al caos del día a día**.

## Los secretos de la productividad zen

Los responsables de Zenkit hablan de **ocho secretos** de la productividad zen siguiendo con el paralelismo con la filosofía zen. Veamos a qué se refiere y cómo puede sernos útil.

**Simplicidad**. Una herramienta puede ser buena, pero, si es complicada, nos costará aprender a usarla. Si es **simple**, sencilla, aprenderemos a dominarla en cuestión de horas o días. Y si es **intuitiva**, mejor.

**Elección**. Cambiar la **perspectiva** nos permite ver con más claridad hacia dónde vamos en nuestro trabajo diario. De ahí que una herramienta nos tiene que permitir **distintas formas para ver la información** desde diferentes ópticas.

**Crecimiento**. Una buena herramienta debe **adaptarse a nosotros**, y esto incluye nuestro crecimiento o evolución. Seamos dos, cuatro, diez o veinte personas, la misma herramienta tiene que ser igual de práctica.

**Sinergia**. Todo está conectado. Es un principio zen y sirve para todo. Una empresa está conectada con otras, sus departamentos se conectan entre sí, clientes y empleados están en contacto… Una herramienta de productividad tiene que permitir también estas **conexiones entre datos y usuarios**.

**Movilidad**. La movilidad nos da libertad. Tener **acceso a nuestros datos en todo momento** es imprescindible. De ahí que nuestra herramienta de productividad deba estar disponible online, en nuestro PC, en nuestro smartphone, en nuestra tablet…

**Colaboración**. Es inevitable trabajar en equipo, de ahí que necesitemos una herramienta que nos lo ponga fácil para estar **conectados y en contacto** en tiempo real.

**Seguridad**. De nada sirve tener una buena herramienta de trabajo si no confiamos en que pueda **guardar nuestra información** a salvo.

**Poder**. Conocimiento es poder. En este sentido, **organizar y recuperar** las tareas e información que gestionamos en nuestra herramienta de productividad es la diferencia entre estar bien organizado o no.

## Un vistazo a Zenkit

Ahora que hemos visto en qué consiste la productividad zen, podemos dedicarnos a ver qué puede hacer **[Zenkit](https://zenkit.com/)** por nosotros.

En primer lugar, es accesible **desde cualquier navegador** y tiene [aplicaciones móviles y de escritorio](https://zenkit.com/apps) oficiales: Windows, Mac, Linux, iOS y Android.

Otra ventaja de emplear Zenkit, las sinergias o integraciones [con otras aplicaciones imprescindibles](https://zenkit.com/integrations#/lists/B1ejFp_pe?_k=s8185o) hoy en día, como Google Drive, Dropbox, Trello, Slack, Asana, Gmail o Zapier, que a su vez nos conecta con **cientos de aplicaciones web**.

En cuanto a las funciones que ofrece, Zenkit incorpora lo mejor de cada casa. De ahí que podamos **ver las tareas disponibles** de diferentes maneras: calendario, lista, tabla, Kanban y mapa mental.

Cada sistema tiene sus ventajas e inconvenientes. De nosotros depende emplear uno u otro **cuando nos sea más práctico**, estando todos disponibles para nosotros o para el resto de nuestro equipo de trabajo.

Por lo demás, Zenkit tiene todo lo que necesitamos para trabajar y estar al tanto de todo: notificaciones, tareas favoritas, **historial de actividad**, etiquetas, listas con marcadores, buscador, filtrado, tareas automatizadas, comentarios, menciones…

Como comenté más arriba, también es posible adjuntar archivos y sincronizar con **calendarios externos**, trabajar desde diferentes dispositivos y, una gran opción a tener en cuenta, el uso de [plantillas para tipos de trabajos específicos](https://zenkit.com/templates), como **recursos humanos**, gestión de documentación, **ERP o CRM.

Zenkit también se adapta a nuestros bolsillos y necesidades. Para uso personal es gratuito, y sólo está limitado a 2.000 elementos por colección, entre **uno y cinco usuarios** y **1 GB de espacio** de almacenamiento.

Si necesitamos más, existen varias cuentas de **suscripción mensual** que aumentan los elementos posibles, el espacio de almacenamiento, los usuarios que pueden trabajar, etc.

Imagen | [Pixabay](https://pixabay.com/en/azalea-stone-pile-stack-stones-1307644/) (Autor: [TanteTati](https://pixabay.com/en/users/TanteTati-77004/)).

RELACIONADOS