Pajitas de plástico: su uso divide a los negocios de Nueva York

Escrito por , 21 de mayo de 2018 a las 17:30
Pajitas de plástico: su uso divide a los negocios de Nueva York
Futuro

Pajitas de plástico: su uso divide a los negocios de Nueva York

Escrito por , 21 de mayo de 2018 a las 17:30

La guerra contra las pajitas de plástico se ha instalado en las calles de Nueva York. Los negocios están divididos: dejar o no dejar de usar estos complementos tan utilizados en la sociedad es la gran duda.

Las pajitas de plástico y el cese de su uso se han convertido en el centro del debate a favor del cuidado del medio ambiente. Miles de millones de ellas son usadas a diario en todo el mundo, y, de forma especial, en las calles de Nueva York (Estados Unidos).

Una ciudad comprometida

Los mares se ven inundados por las pajitas de plástico y, debido a su tamaño y forma, constituyen una importante amenaza para la vida marina. Un hecho que han reivindicado numerosas campañas ecologistas en busca de su prohibición.

Todo un grito a favor del medio ambiente que parece haber hecho eco en la ciudad de Nueva York. Tanto su alcalde Bill de Blasio como el gobernador Andrew M. Cuomo han sido cabezas visibles de la lucha contra el plástico. Unos ejemplos que se han ido extendiendo a la sociedad y, cada vez más, a los negocios.

¿Plástico o papel?

La preocupación por el cuidado del medio ambiente también ha llegado a las cafeterías de Nueva York. Pero la prohibición de las pajitas no ha sido el primer paso llevado a cabo. Y es que, la adicción a las mismas se ha tenido que sustituir poco a poco. Como vivir sin pajitas de plástico parece difícil para algunos, se ha planteado la posibilidad de mantener las pajitas pero con otro tipo de material: el papel.

Todo un cambio que ya ha surtido efecto en la cafetería Smith Canteen, donde en una sola semana agotaron las existencias de sus nuevas y revolucionarias pajitas de papel.

pajitas de plástico

No solo es una cuestión de estética

Aunque como desde los exclusivos restaurantes mexicanos Atla y Cosme, en Manhattan, se trate de defender el uso de las pajitas de papel como una mera cuestión de estética, sometida solo a la demanda de los consumidores; el trasfondo es mucho más grande.

Se trata de una cuestión que han entendido bien los restaurantes Inday, tres restaurantes indios rápidos e informales en Manhattan, cuyo propietario decidió, por iniciativa propia dejar lejos de sus tiendas a las pajitas de plástico. Lo hizo tras leer varios informes donde se constataba cómo estos utensilios influían en la muerte de las ballenas.

Una costumbre establecida

Una concienciación que también ha llegado al conjunto de la sociedad, pero que no será tan fácil de cambiar. Y es que, los ciudadanos de Nueva York todavía parecen un poco reacios a no usarlas si no son los mismos restaurantes los que les cortan el grifo.

Parece que la tentación de usar una pajita de plástico sigue siendo grande. Beber a través de ella se ha convertido más en una costumbre establecida que una necesidad. Escenas de cine famosas, anuncios en periódicos o en la televisión… beber con una pajita es un acto muy recurrente que ahora tiene los días contados.

A pesar de ser más baratas y más duraderas que las de papel, la guerra a las pajitas de plástico ha llegado a Nueva York para instalarse y ganar la batalla final.

anterior artículo

Y OnePlus al fin cumplió sus promesas

Y OnePlus al fin cumplió sus promesas
siguiente artículo

La lista de los países y ciudades que más apoyan y desarrollan el talento

La lista de los países y ciudades que más apoyan y desarrollan el talento

Recomendados