• 20 septiembre, 2021
  • ELEARNING 
  • 5 min

Plan de estudio: factores claves para tener éxito en su elaboración

Cada día cobra mayor importancia la gestión de talento humano, y con ello la necesidad de contar con personal capacitado y competente. Por tal motivo, es fundamental elaborar un plan de estudios para tu equipo de trabajo.

Aquí te contamos en qué consiste un plan de estudio, su estructura, y cómo puedes elaborarlo y usarlo con éxito.

Qué es un Plan de Estudios

El Diccionario Panhispánico del Español Jurídico define al plan de estudios como: el “Diseño curricular que se aplica a determinadas enseñanzas impartidas por un centro de estudios”. Un plan de estudios contiene los logros y competencias a alcanzar, así como la metodología a aplicar.

En palabras simples, un plan de estudios es el documento por el cual se establecen los elementos de un curso. Esto incluye: los temas que se tratarán, el calendario y la forma de realizar las evaluaciones.

Para qué sirve un Plan de Estudios

Un programa de estudios permite a los participantes de tu equipo saber los aspectos fundamentales del curso. De qué trata el curso, por qué se imparte, hacia dónde se dirige y qué será necesario para lograr el éxito. 

En el contexto de formación online, los planes educativos son extremadamente importantes. Al ser un proceso comúnmente enfocado en el alumno, los estudiantes tienen una guía clara sobre los lineamientos y la estructura del curso.

¿Cómo hacer un plan de estudio para un equipo de trabajo?

Un equipo de trabajo necesitará un plan de Estudios
Foto por: Marvin Meyer

Hacer un plan de estudios no es complicado, pero sí requiere dedicación y tiempo y, sobre todo, incorporar actualmente la modalidad de educación digital. Para ayudarte en esta tarea nos guiaremos por la metodología del profesor de Harvard, Srinivasan, para crear un plan de estudio exitoso.

Paso 1: Determina lo que quieres conseguir con el curso

Al crear un programa de estudios, el primer paso es determinar los objetivos de aprendizaje. Es decir, los conocimientos, habilidades y actitudes que los estudiantes deben dominar al finalizar el curso.

En este sentido, hay dos elementos diferentes que debes tomar en cuenta:

  • ¿Por qué estamos aprendiendo lo que estamos aprendiendo?
  • ¿Cuáles son los componentes técnicos? ¿Qué técnicas (herramientas, métodos y terminología) deben aprender los alumnos?

Estos elementos detallan la teoría general de por qué tu curso es importante para tu equipo.

Paso 2: Trazar el curso

El siguiente proceso es comenzar con las ideas -o aprendizajes clave- del curso. Debes definirlos y con base a ellas trazar el curso de principio a fin, módulo por módulo, clase por clase.

Paso 3: Crear la conexión entre las clases, módulos y tareas

Es fundamental que sepas crear vínculos entre las distintas clases, módulos y tareas. Debido a que, al final del curso, todo debe estar relacionado y tener un propósito.

Puede ser útil hacerte estas preguntas:

  • ¿Qué van a conseguir los participantes con esta tarea en particular?
  • ¿Por qué el orden de los temas?
  • ¿Qué van a obtener de este módulo en su conjunto?
  • ¿Por qué se han juntado todos estos módulos?

Paso 4: Equilibrar la técnica con la visión general

A medida que se avanza en el programa de estudios, suceden dos cosas: se desarrolla el contenido técnico y al mismo tiempo se desarrollan las conclusiones generales para cada asignatura, módulo y el curso en su conjunto.

Es importante encontrar un equilibrio entre el enfoque en la técnica y el objetivo más amplio del curso.

Si dedicas mucho tiempo en las técnicas, puede que al final, los participantes puedan realizar un par de tareas a la perfección. Pero, se habrá perdido el objetivo general del curso, el «¿por qué estoy haciendo esto?».

Paso 5: Elegir los materiales que mejor representen los objetivos del curso

Por último, asegúrate de elegir los mejores materiales de estudio del curso. Tienen que ser de alta calidad, expresar claramente lo que se pretende enseñar y mantener la relación entre uno y otro.

Cómo hacer un Plan de Estudios para E-learning

Un plan de estudios es una herramienta que toma aún mayor relevancia en el contexto del E-learning y en las plataformas educativas.  Estas son algunas de las herramientas digitales que puedes usar para crear tu plan de estudios para tu equipo.

Salsa

Salsa es una aplicación que puedes usar desde tu navegador para crear tu plan de estudios personalizado. Puedes crear tu plan a partir de plantillas completamente modificables que puedes compartir con tu equipo luego de realizadas.

Google Docs

Al añadir elementos tales como: índice, números de página, hipervínculos, etc., a tu programa de estudio en un documento de Google Docs, puedes crear un modelo dinámico y fácil de usar tanto para los profesores como para los estudiantes. Y al estar alojado en Drive y no en un papel, puedes actualizar tu plan de estudios en cualquier momento.

Canva

Canva es una herramienta de diseño increíblemente útil. Con su gran colección de plantillas, sin duda encontrarás algo que se ajuste perfectamente a tus necesidades. Con Canva puedes crear planes de estudio que no solamente sean fáciles de entender, también que sea un disfrute mirarlos. Un plan de estudios es el primer paso para crear la experiencia de aprendizaje perfecta para tu grupo. Con trabajo inteligente, dedicación y esfuerzo sin duda lograrás tus metas educativas y tendrás el éxito asegurado.

Foto de portada: Photo by Firmbee.com on Unsplash

RELACIONADOS