Por qué no deberías usar una cuenta de administrador en Windows

Escrito por , 5 de enero de 2016 a las 15:30
Por qué no deberías usar una cuenta de administrador en Windows
Digital

Por qué no deberías usar una cuenta de administrador en Windows

Escrito por , 5 de enero de 2016 a las 15:30

Si utilizas la cuenta de administrador en Windows para tus actividades diarias, estás dejando la puerta grande abierta para todo tipo de ataques maliciosos.

Windows tiene la mala fama de que es un sistema operativo inseguro porque es vulnerable a virus y otros ataques.  El hecho es que Windows es el sistema operativo más usado en el mundo. Esta popularidad es un arma de doble filo porque cuando un tercero malintencionado crea malware, es más probable que lo desarrolle para atacar a Windows simplemente porque tiene más posibilidades de tener éxito gracias a la gran cantidad de personas que lo usan.

Por esto, como usuario debes aprender a adoptar algunas conductas preventivas que eviten poner en riesgo tu ordenador, y, una de ellas es dejar de usar la cuenta de Administrador en Windows.

¿Por qué?

Las cuentas de administrador en Windows te permiten hacer todo tipo de cambios en el ordenador, tiene todos los permisos elevados. El problema es que no solo tu tendrás esos permisos, sino cada programa que se instale. Esto quiere decir que si tu sistema operativo es atacado por malware, este tendrá la posibilidad de ejecutar cambios de cualquier índole gracias a los permisos de administrador que tiene tu usuario, lo que se puede convertir en un gran problema de seguridad. El asunto empeora si tu ordenador está conectado a una red de computadores donde todos tienen permisos de administrador.

¿Qué tan grave es?

Con una cuenta de administrador en Windows estás expuesto a que se instale un rootkit, un tipo de malware que se aprovecha de estos permisos elevados. Este software malicioso podrá acceder a todos tus datos, instalar otros programas maliciosos sin que te des cuenta, borrar tu disco duro y hasta pueden infectar tu BIOS. Con todas estas posibilidades, es obvio que los rootkits van mucho más allá que un virus común y corriente, lo que quiere decir que serán increíblemente difíciles de detectar por un antivirus o alguna herramienta similar.

¿Cuál es la solución?

La mejor forma de mantener el ordenador seguro en este caso es tener dos cuentas: una de administrador y una de uso diario. La cuenta de administrador se dejará solo cuando se necesite instalar o desinstalar programas, o cualquier otra actividad avanzada. La otra cuenta no tendrá este tipo de permisos y deberá ser usada de forma diaria con toda normalidad. Con este tipo de cuentas se podrá navegar en Internet y usar todos los programas instalados sin dejar la puerta grande abierta para un ataque.

anterior artículo

Un badén inteligente que genera electricidad con el paso de vehículos

Un badén inteligente que genera electricidad con el paso de vehículos
siguiente artículo

Apps para cumplir tus propósitos de año nuevo

Apps para cumplir tus propósitos de año nuevo

Recomendados