• 19 julio, 2022
  • METAVERSO 
  • 4 min

¿Quién manda realmente en el metaverso?

Metaverso por aquí, metaverso por allá. Como he comentado en varias ocasiones, el concepto de metaverso engloba a toda una serie de mundos virtuales que ofrecen experiencias interactivas, más o menos inmersivas. Todo el mundo habla del metaverso por las posibilidades de negocio que ofrece a medio y largo plazo. Pero en el momento de escribir estás líneas, el metaverso está en construcción.

Por un lado, grandes nombres de Internet han mostrado su interés en participar en el metaverso. Y se encuentran invirtiendo y elaborando tecnología para participar en estos mundos virtuales. Destacan nombres como Facebook (ahora Meta), Microsoft, Google, Apple, NVIDIA, Epic Games y un largo etcétera que luego detallaré. Y en el momento actual, hay nuevos participantes que están dando los primeros pasos creando mundos virtuales interactivos que forman parte del metaverso. Es el caso de Roblox, Decentraland o Axie Infinity.

Así pues, con tantas empresas interesadas en participar en el metaverso, la pregunta es obvia. ¿Quién manda en el metaverso? En un artículo anterior hablé de quién marcaba o debería marcar las reglas que rigen el metaverso. Pero dejando a un lado la regulación o la normativa vigente, la gran pregunta es, ¿quién o quiénes mandan en el metaverso? No hay una única respuesta, pero podemos citar varios nombres y explicar su papel en esto que se ha venido a conocer como metaverso.

Decentraland es un pionero del metaverso

Los primeros en llegar al metaverso

Empezamos por lo que ya existe. Nombres como Roblox, Fortnite o Minecraft son muy populares por ser videojuegos online en los que participan millones de jugadores de todo el mundo. En estos juegos se puede jugar en colaboración o contra otros participantes pero también interaccionar con ellos o incluso crear tus propios espacios de juego o actividades. Y hay quien los considera parte del metaverso.

Puede que no necesites usar gafas de realidad aumentada o cascos de realidad virtual, pero los tres mundos virtuales antes mencionados cumplen con la mayoría de características de lo que consideramos como metaverso. Es más. Roblox ha incorporado moneda virtual en su plataforma (Robucks) y elementos NFT. Fortnite por ahora no incorpora este tipo de elementos, pero su empresa madre, Epic Games, lleva invertidos 2.000 millones de dólares para entrar en el metaverso a través de su juego estrella, Fortnite. En tercer lugar, Minecraft es propiedad de Microsoft, que también ha invertido dinero y esfuerzo en crear tecnologías para el metaverso.

Pero si hablamos de metaverso en la actualidad, los grandes nombres son The Sandbox, Decentraland, Upland o Axie Infinity. Independientes, por el momento, de los grandes de Internet, han creado mundos virtuales que incorporan tokens, NFTs, criptowallets y demás elementos blockchain. Pero hay muchos más, todos ellos desarrollados por empresas recién creadas e independientes de los grandes. Destacan nombres como HyperVerse, Star Atlas, Matrix World, Somnium Space, Cryptovoxels o Substrata.

Sólo con la participación de estos actores y de los muchos inversores interesados en el metaverso, en 2021, el metaverso movió casi 39.000 millones de dólares. Y este año, las previsiones suben la cifra hasta los 47.480 millones.

El futuro del metaverso estará en muchas manos

Los grandes inversores

Si en el metaverso actual destacan los nombres antes mencionados, en el futuro encontraremos nombres que ya dominan la Internet actual. El gigante Facebook cambió su nombre a Meta precisamente con la intención de hacerse con un lugar de preferencia en el metaverso. Y eso que ya es el rey de las redes sociales como propietaria de Facebook, Instagram y WhatsApp. Pero hay más. Microsoft trabaja en su propio mundo virtual, Mesh, en el que integrará productos suyos como Microsoft Teams o sus gafas Hololens. Incluso Apple y Google trabajan, cada uno por su cuenta, en unas gafas de realidad virtual.

El sector de los videojuegos también se ha interesado en el metaverso. Para empezar, un nombre que mencioné antes, Epic Games. El gigante de los videojuegos ya explota Fortnite, un juego online basado en un mundo virtual con su propia moneda. Más pronto que tarde incorporará NFTs y tokens. Pero hay otros, como Niantic, conocido por Pokémon Go, y que ha invertido 300 millones de dólares en su propio mundo virtual. Y NVIDIA, la compañía conocida por fabricar GPUs, también está trabajando en tecnología que facilite experiencias inmersivas en 3D.

Otro nombre importante es el de Unity Software, la empresa propietaria de Unity. Este motor de juego permite crear videojuegos para todas las plataformas y mundos virtuales. Precisamente, a finales de 2021 adquirió una compañía, Weta Digital, especializada en VFX y que cuenta con tecnologías que ayudarán a Unity a desarrollar 3D en tiempo real, una tecnología clave para el metaverso.

En definitiva, el metaverso no tiene un único dueño. Preguntes a quien preguntes, surgen siempre varios nombres, lista que crece a medida que nuevas o viejas compañías se suman a este gran proyecto. Entre los mundos virtuales que ya puedes visitar, los que están por venir, y las tecnologías que se están desarrollando, el futuro del metaverso se está gestando con muchas manos, lejos de la concentración que existe ahora mismo en Internet con el dominio de Amazon, Google, Meta (Facebook), Microsoft y Apple. Está por ver si se repetirán viejas fórmulas o disfrutaremos de un metaverso repleto de posibilidades para elegir.

RELACIONADOS

¿Qué sabemos de la Web6?

El mundo de la tecnología también se ve envuelto en ocasiones en la bruma de los rumores, las filtraciones y las especulaciones. A veces es...