El plan de esta organización es proteger el Ártico con microesferas de vidrio

Escrito por , 21 de noviembre de 2019 a las 15:30
El plan de esta organización es proteger el Ártico con microesferas de vidrio
Futuro

El plan de esta organización es proteger el Ártico con microesferas de vidrio

Escrito por , 21 de noviembre de 2019 a las 15:30

Proteger el Ártico se ha convertido en una prioridad. Para intentarlo se proponen las más singulares ideas, una de ellas es el uso de microesferas de vidrio.

Etiquetas:
ECOLOGíA

La capa de hielo que cubre el océano Ártico de derrite a marchas forzadas. Cada vez más rápido. En Groenlandia, la superficie helada se**** derrite seis veces más rápido que hace cuatro décadas. Solo en cinco días del pasado mes de agosto se perdieron en el casquete polar 60.000 millones de toneladas de hielo.

Hay estimaciones más catastróficas aún. Una de las que manejan los círculos académicos es que desde el año 1979, el hielo del Ártico ha perdido el 75% de su volumen. El problema para el medio ambiente es gravísimo. Pero es que el impacto va más allá y afectaría al equilibrio general del planeta.

Tampoco en el plano económico se pueden ignorar las consecuencias. Dejar que el océano ártico se deshiele supondría pérdidas de 70 billones (de los españoles) de dólares. De ahí que se investiguen todo tipo de soluciones para proteger el Ártico. Y una de las más creativas viene de mano de la organización sin ánimo de lucro Ice911.

Se trata de sembrar la superficie helada de pequeñas microesferas de vidrio, de forma que reflejen la luz solar. El problema del deshielo es acumulativo. Cuanto más calor haga más hielo se pierde. Pero es que además la superficie helada refleja los rayos solares. De esta forma evita que la temperatura de la Tierra aumente. Pero si no se reflejan estos rayos, el aumento de grados no tiene freno.

Impacto económico del deshielo

Las microesferas de vidrio pretenden cumplir con esta función de reflejar la luz solar. Están compuestas de silicio y oxígeno y no son peligrosas para el medio natural. Su aspecto físico se parece más a granos de arena.

Un largo camino

Los responsables del proyecto, en Ice911, han hecho pruebas en cubos con hielo y después en las montañas de la Sierra Nevada, de Minnesota. Solo desde hace dos años han comenzado a llevar las microesferas de vidrio al Ártico, en la parte de Alaska. Los estudios realizados apuntaron que el método incrementó la reflexión del hielo y su grosor.

Los investigadores planean usar su método para restaurar parte de la reflexión del hielo del Ártico. Calculan que de esta forma podrían aumentar la temperatura 1,5 grados en buena parte del océano , que también está aquejado de otros problemas, como la contaminación por plástico.

Su plan, evidentemente, no es extender microesferas de vidrio a lo largo de 2,5 millones de kilómetros cuadrados que tiene el Ártico. En base a modelos de datos, los investigadores analizan dónde las microesferas podrán tener una mayor incidencia en la reflexión de la luz solar.

Imágenes: 358611, AWeith

anterior artículo

El Redmi K30 se presenta en diciembre: ¿qué sabemos hasta ahora?

El Redmi K30 se presenta en diciembre: ¿qué sabemos hasta ahora?
siguiente artículo

Un editor de vídeo para tus redes sociales

Un editor de vídeo para tus redes sociales

Recomendados