The Orbit, el ambicioso proyecto que quiere reinventar las ciudades

Innisfil es una población en la provincia de Ontario, en Canadá. Está a 80 kilómetros al norte de Toronto, la capital del país. Si todavía no te sitúas, se encuentra en la orilla oeste del lago Simcoe, que da nombre al condado. Tiene más de 43.000 habitantes. Y aunque no conozcas esta urbe canadiense, has de saber que tiene un ambicioso propósito: reinventar las ciudades tal y como las conocemos. El nombre del proyecto, The Orbit.

El lema de Innisfil es toda una proclamación de intenciones: “Where Opportunity Meets Prosperity”, que podríamos traducir como “Donde la oportunidad se une a la prosperidad”. Y hablando de prosperidad, si por algo se ha dado a conocer en todo el mundo es por su proyecto The Orbit, “La órbita”. El lema del proyecto, “Rural Living, Reimagined”, “La vida rural, reimaginada”. Sostenibilidad, vida rural y vida urbana. ¿Se pueden unir estos tres conceptos y hacer las ciudades del futuro más humanas, cómodas y respetuosas con su entorno?

The Orbit se sustenta en cinco pilares. Cinco objetivos pensados para que las ciudades del futuro tengan las comodidades de la ciudad y las ventajas de las zonas rurales. Por ejemplo, barrios en los que todos los servicios están a 15 minutos de distancia. A pie. Diseñar esos barrios para hacerlos más sociales y unir las comunidades. Hacer que el espacio disponible, pese a su alta densidad, permita una buena calidad de vida. Y que todo ello venga unido a reducir las emisiones de CO2 a la atmósfera.

The Orbit es una ampliación que aspira a reinventar las ciudades
Fuente: Town of Innisfil

Reinventar las ciudades a nivel espacial

El nombre del proyecto, The Orbit, hace referencia al diseño de lo que va a ser la mayor ampliación que ha vivido Innisfil en su historia. Prácticamente, se trata de crear una nueva ciudad desde cero. Partiendo de un primer núcleo que se expandirá en forma orbital y que, a su vez, hará lo propio. De 6,5 hectáreas en la fase 1 a 17 hectáreas en la fase 2 y, finalmente, 800 hectáreas en la tercera fase. En población, la idea es aumentar de 2.600 habitantes iniciales (fase 1) a 5.100 (fase 2) y, finalmente, 15.200 (fase 3). Eso como mínimo, ya que a pleno rendimiento, The Orbit debería facilitar la vida a una comunidad de un máximo de 150.000 personas.

Por lo demás, las tres fases del proyecto, para reinventar esta y otras ciudades en el futuro, se irán construyendo en los próximos años. La primera fase está pensada para 2024. Y la finalización del proyecto debería girar entorno a 2050 o más allá. Todo dependerá de como evolucionen las fases 2 y 3. Otros datos interesantes. Todo está pensado en este proyecto. Los edificios de viviendas a construir deberán ser de un mínimo de 6 plantas y un máximo de 40 en la fase 1. Y de entre 4 y 15 plantas en la fase 2. Partiendo de que la densidad deberá ser de 200 viviendas por hectárea en la fase 1 y de 150 viviendas por hectárea en la fase 2.

Un detalle importante a tener en cuenta es que las fases del proyecto antes mencionadas se llaman TOC o Transit Oriented Communities, es decir, Comunidades Orientadas al Tráfico. Todo gira entorno a la estación de tren que se construirá a las afueras de Innisfil. Y en su órbita “girarán” estas comunidades o TOC que se irán construyendo entre 2024 y 2050 o más allá. Este concepto de TOC surge de una ley de 2020 aprobada en la provincia de Ontario y que define estas comunidades como urbanizaciones que surgen alrededor de estaciones de tren. No tiene nada que ver con la sostenibilidad pero sí explica la historia de gran parte de Norteamérica y el origen de muchas de sus ciudades. Una manera interesante de revitalizar un territorio.

The Orbit se llevará a cabo a partir de 2024
Fuente: Town of Innisfil

¿De dónde surge The Orbit?

Hay que aclarar que The Orbit no surge de la nada. Están implicados varios organismos públicos. Además del propio ayuntamiento de Innisfil, participan el condado de Simcoe y la provincia de Ontario. Cada uno con sus distintos planes, competencias y capacidad de actuación en el proyecto. En cuanto al origen del mismo, todo empieza en 2017. El ayuntamiento de Innisfil lanza la idea de construir un nuevo barrio o suburbio alrededor de una nueva estación de tren cuya construcción estaba ya planificada. De ahí a reinventar las ciudades del futuro hay un trecho.

Así que en 2019 contratan un estudio de arquitectura, Partisans, que se inspira en el concepto de ciudad jardín. Una idea plasmada en un libro de 1902, Garden Cities of Tomorrow, y en el que el planificador urbano Ebenezer Howard teoriza la planificación urbana basada en núcleos urbanos con zonas enjardinadas conectados entre sí y alternados por terrenos agrícolas y forestales. De ahí el nombre de The Orbit. La estación de tren es el núcleo. Todo lo demás orbita a su alrededor en tres fases, todo conectado entre sí. Y alternando zonas verdes, terrenos agrícolas, viviendas…

Una estación de tren como detonante para reinventar las ciudades
Fuente: Town of Innisfil

Presente y futuro, de la mano

Una de las ideas que subyace de The Orbit es que se trata de aprender del pasado para diseñar y reinventar las ciudades del presente. Y, a la vez, anticiparse al futuro. Sin embargo, todo el proyecto gira entorno a conceptos, ideas y tecnologías que ya tenemos a mano. A diferencia de The Line, un concepto de ciudad del futuro que parte de nuevas tecnologías y de innovaciones punteras.

The Orbit se nutre de tecnologías más presentes. Y si bien se beneficiará de novedades futuras como el vehículo eléctrico y sus versiones a años vista, la idea es que no sea necesaria tanta tecnología. Si se cumple uno de los cinco pilares del proyecto, todos los servicios deberían estar a 15 minutos de distancia de donde vives yendo a pie. ¿Para qué ir en coche? Como mucho, en bicicleta o patinete.

El proyecto todavía está en fase de concreción. Este verano se realizaron las primeras reuniones con residentes de Innisfil para conocer de primera mano el proyecto, realizar consultas y sugerencias, etc. Y este otoño se pondrán en marcha centros públicos de información para dar a conocer el proyecto a más población. La idea es facilitar la participación de quienes se verán afectados y/o beneficiados por el proyecto de manera más inmediata. Inicialmente, entre 2019 y 2020 se realizaron encuestas para conocer la opinión respecto a la estación de tren y el proyecto The Orbit que girará a su alrededor.

No será hasta 2024 que empezarán las obras. Así que para 2025 podremos empezar a ver los resultados de una idea que une ciudad y naturaleza para reinventar las ciudades de una manera planificada y con las personas como centro en lugar de darle preferencia al automóvil, como ocurre en muchas ciudades actuales, o a las fábricas o instalaciones de fabricación, como ocurría en las colonias industriales del siglo XIX.

RELACIONADOS

blockchain industria 4.0

Qué son las redes privadas 5G y para qué sirven

Las redes privadas 5G son una de las mejores herramientas que esta tecnología ofrece a empresas e industrias. En un contexto en el que abundan la maquinaria...

Absorber CO2 para salvar el planeta

Ni huele ni se ve. Pero no es tóxico ni arde. El ser humano lo produce al respirar. Y si nuestro cuerpo no lo...
androide

Una empresa nombra directora general a una IA

¿Imaginaste alguna vez que un androide podría ser nombrado director general de una compañía? Aunque parezca increíble, es una realidad. No te pierdas lo...