Cómo el sector de la construcción busca reducir sus emisiones

Escrito por , 1 de mayo de 2020 a las 19:30
Cómo el sector de la construcción busca reducir sus emisiones
Futuro

Cómo el sector de la construcción busca reducir sus emisiones

Escrito por , 1 de mayo de 2020 a las 19:30

En Oslo las autoridades han tomado una decisión sin precedente que apunta hacia el principio de un sector de la construcción sin emisiones.

Etiquetas:
ECOLOGíA

La voluntad de tener un sector de la construcción sin emisiones se revela como un propósito real en Noruega. El país escandinavo, uno de los que cuentan con una tasa de reciclaje más alta y cuyo impulso a los coches eléctricos ha sido el más pujante en todo el mundo, ha creado un marco legal propicio para hacer obras sin contaminar.

En Oslo las autoridades han aprobado una legislación para que las obras públicas se hagan exclusivamente con vehículos que no contaminen. Esto es un impulso para crear una industria de la construcción sin emisiones. Pues generalmente la obra pública deja jugosos contratos a las empresas constructoras.

En la capital noruega ya se han comprobado los efectos de esta ley. Actualmente existen obras que se llevan a cabo solamente con vehículos cero emisiones. En el vídeo que mostramos más abajo se puede ver como una excavadora ZE85 trabaja moviendo tierra. Se trata de un modelo nuevo creado por la compañía Suncar HK. La máquina tiene una interfaz de carga rápida, como la de los coches eléctricos. Esto la posibilita para llenar sus baterías en tres cuartos de hora.

En Oslo, una ciudad poco contaminada para ser una capital europea, un 21% de las emisiones proceden del sector de la construcción. Así que eliminar este factor resultaría en una mejora considerable para la urbe.

Los noruegos no están solos en esta guerra. La demanda para crear un sector de la construcción sin emisiones es creciente. Prueba de ello es la excavadora eléctrica que ha creado Carterpillar. Un monstruo de 26 toneladas con una batería de 300 kWh. Solo este componente ya pesa 3,4 toneladas. La autonomía está entre las 5 y las 7 horas. De momento se trata de un vehículo convencional transformado. Pero es un primer paso para diseñar modelos genuinamente eléctricos e industrializar su producción.

Innovación en la construcción

Introducir el motor eléctrico en el sector de la construcción supone algo más que eliminar emisiones a la atmósfera. La contaminación acústica se reduce también. La excavadora seguirá haciendo ruido cuando arañe el suelo para atrapar la tierra, pero su motor será silencioso.

Aunque el factor no contaminante no es el único que moverá la innovación en la construcción. La robótica es uno de los campos que más influencia tendrá en esta industria. Hay ejemplo de ello ya en marcha, como el camión con un brazo de 30 metros de largo que distribuye 1.000 ladrillos por hora. Pero, sobre todo, grandes esperanzas están puestas en la impresión 3D, que permitirá automatizar el proceso de construcción.

Imagen: Alexandre Prevot

anterior artículo

Lo que Microsoft puede aportar a los smartphones plegables

Lo que Microsoft puede aportar a los smartphones plegables
siguiente artículo

Así crecen los servicios de entregas con robots autónomos

Así crecen los servicios de entregas con robots autónomos

Recomendados