Smart M2M Solution: controlando la comunicación entre máquinas

Escrito por , 1 de febrero de 2013 a las 08:30
Smart M2M Solution: controlando la comunicación entre máquinas
Tecnología

Smart M2M Solution: controlando la comunicación entre máquinas

Escrito por , 1 de febrero de 2013 a las 08:30

Un accidente en la calle tal a la altura cual ha provocado un atasco: enviando información. Recibida: hay que desviar a los coches por la avenida pascual. Recibido: ¡atención, coches!, girad para tomar la avenida pascual, la calle tal está paralizada. Así de absurdo podría ser un diálogo entre máquinas, pero no por ello será menos útil. La comunicación M2M agiliza ya muchos procesos cotidianos sin que nos demos cuenta de que se están produciendo.

La dificultad llega cuando son muchos los procesos que tienen lugar al mismo tiempo en el mismo lugar. Para gestionar las líneas, es fundamental una buena coordinación del sistema, sobre todo cuanto más complejo sea el conjunto. Datos de tráfico, condiciones atmosféricas, horas de luz y oscuridad; todo ello es información obtenida por máquinas y que requiere respuesta de otras máquinas, como paneles interactivos, red de riego o alumbrado.

Siendo realistas, esto es sólo lo que está por llegar. Sin embargo, hoy ya existen millones de dispositivos que se conectan a la Red a través de una tarjeta SIM. Con el fin de facilitar este tipo de comunicaciones y su control, Telefónica acaba de lanzar su plataforma Smart M2M Solution, que incorpora funcionalidades avanzadas. Permite conocer y vigilar el tráfico, su volumen y el consumo en tiempo real, mientras que también facilita la supervisión técnica  de las líneas (mapa de dispositivos, diagnósticos) y controla la localización.

Organizaciones y empresas con capacidad para gestionar una red de estas características obtendrán más información del comportamiento de la misma, así como flexibilidad a la hora de poner restricciones a la comunicación o establecer un límite de tráfico. La Smart M2M Solution permitirá servir tanto a clientes globales como locales, permitiendo adaptarse a particularidades regionales, ofreciendo un mejor servicio al cliente.

Comunicaciones omnipresentes

Las conexiones M2M tienden a expandirse cada vez más por la inercia que han tomado las ciudades, los gobiernos, las empresas privadas e incluso los ciudadanos, que aún sin saberlo contribuyen a fortalecer este sistema.

Estas redes, con un ingente volumen de datos, constituyen un desafío para cualquier entidad que trate de poner orden al caos o aprovechar la información para mejorar el conjunto del sistema. Algunas estimaciones realizadas en 2012 dan un crecimiento importante en el número de dispositivos M2M para los próximos años, con lo que las comunicaciones aumentarán de forma aún más brusca.

Si pensamos en lo que tenemos a nuestro alrededor, los dispositivos conectados son ya gran parte de la electrónica. La tendencia ‘smart’ —en definitiva este prefijo es el que mueve la comunicación M2M— ha saltado desde los teléfonos móviles para inundarlo todo. El concepto de smart city se basa en esta interacción entre máquinas, pero también bebe de la misma fuente el internet de las cosas o la domótica, solo que a un nivel más modesto.

Las smart cities, ejemplo de uso

Las aplicaciones de una plataforma M2M abarcan campos como la automoción, la electrónica de consumo o servicios básicos. Una de las áreas en las que pueden tener más impacto estas herramientas son los proyectos de smart cities. Hoy en día son muy diversos. De hecho uno de los handicaps de esta aspiración tecnológica y social es su divergencia. Sólo en España, las 10 ciudades más inteligentes del país, según un análisis de IDC de septiembre de 2012, basan sus iniciativas en conceptos muy diferentes.

Todas buscan los mismos objetivos de sostenibilidad y habitabilidad. Pero mientras que unas basan su éxito en una gestión integral centralizada por un sistema informático, como Santander, otras utilizan todos sus recursos para llevar a cabo un plan energético viable, como puede ser el caso de Málaga.

En cualquier caso, para coordinar todos los sensores que actúan —y tienen necesidad de interactuar— en un proyecto de estas características es necesaria una plataforma sólida de M2M. La cantidad de datos y de conexiones que pueden llegar a realizar los variopintos dispositivos establecidos en una smart city sólo pueden ser gestionados con una herramienta global que coordine milimétricamente las comunicaciones entre las máquinas, como la Smart M2M Solution.

anterior artículo

La era del turista digital

La era del turista digital
siguiente artículo

Samsung Galaxy Camera, una cámara social

Samsung Galaxy Camera, una cámara social

Recomendados