Social Commerce: 8 razones para confiar en su éxito

Escrito por , 17 de febrero de 2021 a las 13:00
Social Commerce: 8 razones para confiar en su éxito
Innovación

Social Commerce: 8 razones para confiar en su éxito

Escrito por , 17 de febrero de 2021 a las 13:00

¿Has perdido la noción del tiempo y el espacio haciendo scrolls por Instagram o Facebook? ¿Has tenido ganas de comprarte algo que no sabías existía, pero seguro necesitas? Si tu respuesta es ‘sí’, ese es el momento exacto en el que has estado bajo el poder de la fuerza del Social Commerce.

¿Qué es el Social Commerce?

Este e-commerce toma las redes sociales como principal medio de comunicación entre los usuarios y vendedores. Por eso, te contamos 8 razones para confiar en el éxito del Social Commerce y así, poder entender mejor nuestra relación cotidiana con las redes sociales:

Si tienes una cuenta en una de las redes sociales más importantes, ya estás experimentado el Social Commerce

Las redes sociales han adaptado sus plataformas para favorecer a las opciones de comercio. El resultado de ello ha sido un modelo híbrido de venta, que facilita todas las herramientas al usuario para saber cómo comprar a través de su red social favorita.

Las redes sociales lo han integrado de forma tan efectiva que, por ejemplo, un 60% de usuarios usa Instagram para encontrar nuevos productos. Otro ejemplo es Peoople, una app en la que el usuario puede recibir recomendaciones de un influencer o de sus mejores amigos.

«Si me lo han recomendado mucho, debe ser por algo»

Para comprar tu nuevo par de zapatillas, primero buscarás referencias. En las redes sociales, se vive un ambiente de marketing continuo, retroalimentado por recomendaciones, comentarios, likes y la presencia de los influencers. Esto es lo que conocemos como el marketing de recomendaciones.

Cada vez más usuarios compran en Redes Sociales

Es importante tener en cuenta que un 85% de los internautas utiliza redes sociales, de modo que, el inicio de un ciclo de venta a través de estas es casi inevitable. A esto tenemos que sumarle que el número de usuarios de redes sociales a nivel mundial en el 2019 fue de 3,5 mil millones.

Facilita la experiencia de compra en línea para los usuarios

El proceso se ha reducido a simplemente especificar los detalles de la compra e incluso hacer el pago sin tener que abandonar la aplicación o directamente haciendo clic en una imagen: por ejemplo, plataformas como Shop Social permiten redirigir a los productos haciendo clic directamente en productos de la imagen, en lugar de dejar solo un enlace a tu tienda online.

Por otro lado, en el caso de Instagram, las opciones que permiten adquirir productos directamente desde la plataforma se encuentran disponible para empresas que cuentan con una invitación, como Adidas, Nike, Mac Cosmetics, entre otros.

Marca un nuevo ciclo de venta

Quizá uno de los puntos más importantes a tocar dentro del debate Social Commerce vs. comercio electrónico, es el cambio en el ciclo de venta. En el primero, el ciclo comienza desde la plataforma, en este caso desde las RRSS, dónde se pretende llegar a los clientes antes que esperar a que ellos se dirijan hacia esta.

Apps como Facebook Shop de StoreYa permiten integrar las tiendas de Facebook con otras plataformas como Shopify, Magento, PrestaSHop y Amazon Webstore, facilitando la integración de los ciclos de ventas con las redes sociales, permitiendo que llegues a productos de tu interés de forma más orgánica.

La prueba social se ve reforzada

La prueba social no es más que un fenómeno psicológico colectivo que tiene que ver con cómo las personas asumen ciertos comportamientos como positivos al verlos reflejados en un gran grupo de gente.

Así, como resultado del proceso de recomendaciones, publicaciones y reseñas de las tiendas en redes sociales, los compradores interactúan con mayor seguridad, generándose un círculo virtuoso que potencia cada vez más la prueba social.

En el caso de aplicaciones como Peoople, el hallazgo de nuevos productos y servicios se da exclusivamente a través de recomendaciones hechas por amigos e influenciadores. Por su parte, Fomo Social Proof es una app que funciona como extensión de Shopify, la cual permite conocer reseñas recientes, además de detalles sobre el comportamiento de compra de usuarios de Shopify, entre otras cosas.

Los contenidos de los influencers fomentan la confianza a la hora de realizar una compra

La dinámica de los grandes influencers puede tener puntos negativos, como consecuencia de la falsa propaganda en los contratos con grandes celebridades. Esto ha abierto un nuevo nicho, el de los micro influencers.

Los micro influencers cuentan con una mayor cercanía a ciertas comunidades y en general se tiende a confiar más en su opinión, ya que se presentan como expertos más específicos en determinadas áreas.

Acerca el comercio en línea a un mayor porcentaje de personas

Que las empresas confíen cada vez más en las redes sociales para contactar con sus clientes, permite a los usuarios descubrir productos y servicios que, de otra forma, nunca hubieran conocido.

Poder comprar a diseñadores locales o empresas de otro país, es otra de las grandes apuestas por la cual los usuarios se muestran tan cómodos a la hora de confiar en el Social Commerce.

anterior artículo

Un traductor online basado en 5G, una posibilidad real

Un traductor online basado en 5G, una posibilidad real
siguiente artículo

Cómo compartir Internet con los datos móviles de tu iPhone

Cómo compartir Internet con los datos móviles de tu iPhone