‘Spider-Man: un nuevo universo’ y el buen uso de la tecnología para «empeorar» la estética visual

Escrito por , 6 de septiembre de 2019 a las 17:30
‘Spider-Man: un nuevo universo’ y el buen uso de la tecnología para «empeorar» la estética visual
Digital

‘Spider-Man: un nuevo universo’ y el buen uso de la tecnología para «empeorar» la estética visual

Escrito por , 6 de septiembre de 2019 a las 17:30

Esta noche, Spider-man sobrevuela Nueva York y aterriza en Movistar Estrenos con un rostro –bueno, con más de uno- para atraparte en sus multiversos. Spider-Man: un nuevo universo, ganadora del Oscar a mejor película de animación en 2019, combina excelentemente una buena propuesta narrativa con una técnica sensacional.

En esta entrega el protagonista no es únicamente el apuesto Peter Parker, pues el joven Miles Morales se apodera del timón: «Es medio puertorriqueño, mitad afroamericano, es un producto de una familia feliz y viva, tiene 13 años de edad. Todo eso dice mucho del tipo de héroe que es», comentaba su productor. Y, efectivamente, así es.

Los guionistas también mostraban su ilusión por llevar la historia del adolescente a la gran pantalla. ”Su historia causa sensación en los cómics, nos encantó, y estábamos tan inspirados que tratamos de encontrar una forma de contar su historia visualmente que fuera acorde con eso”. La obra es extremadamente visual y compone el relato fiel a los cómics desde distintas perspectivas.

La película rompe con el canon de las películas de animación comerciales

Uno de los puntos que más se ha valorado del film ha sido su técnica de animación detallista y de estilo propio. Sus directores Bob Persichetti, Peter Ramsey y Rodney Rothman se han coronado sabiendo compaginar a la perfección la idiosincrasia del personaje con un estilo visual único. Fueron muy valientes mezclando animación clásica, 3D, estética de cómic -incluyendo viñetas y onomatopeyas-, psicodelia y un toque carituresco brillante. Pero la película va todavía más allá y, tal y como afirma el supervisor de efectos especiales, Danny Dimian: “Tratamos de hacer algo de una manera diferente, incluso si no había una razón real para ello.

Queríamos cambiar el término: “Si no está roto, no lo arregles” a “Si no está roto, rómpelo”. El objetivo era alentar a las personas a experimentar y jugar con la esperanza de encontrar nuevas ideas “.

Para poner en marcha la iniciativa lanzaron diferentes pruebas, así podrían comprobar cómo funcionaría el enfoque de representación no fotorrealista. Estos test revelaron que para lograr lo que querían no iba a ser suficiente con la animación tradicional. Se dieron cuenta de que las caras de los personajes no eran lo suficiente expresivas. “Cuando repasamos los cómics, notamos que sacaban la emoción de las líneas dibujadas en las caras de los personajes. (…) Eso nos llevó a la idea de dibujar líneas en la cara, como parte de la animación, en lugar de que fueran parte de la textura.”

Fue así commo fueron conscientes de que explotando al máximo esto conseguirían su objetivo real: dar la sensación de que la película se había dibujado en 2D y a mano, lo cual deja a vista de todos esas “imperfecciones” perfecta que despiertan la belleza visual.

Fuente imágenes: Movistar Plus

anterior artículo

La historia de la webcam activa más antigua del mundo

La historia de la webcam activa más antigua del mundo
siguiente artículo

Vuelve la semana en un minuto

Vuelve la semana en un minuto

Recomendados