Sunshine
  • 9 octubre, 2015
  • 3 min

Sunshine, la aplicación del tiempo basada en crowdsourcing

La aplicación Sunshine describe qué tiempo hace basándose en los informes de los usuarios.

Aplicaciones para ver la predicción del tiempo hay muchas, pero lo cierto es que al final todas beben de las mismas fuentes de información: las oficiales. Son satélites y estaciones meteorológicas las que aportan la información que vemos en nuestros móviles, independientemente de que el desarrollador del software sea uno u otro. El enfoque de Sunshine es diferente. Sacar a estas alturas una aplicación del tiempo no parece tener mucho sentido, pero su concepto da una vuelta de tuerca a la predicción tradicional.

Esta predicción del tiempo que acostumbramos a recibir emplea los datos anteriormente mencionados, que son accesibles y de carácter público. Sin embargo, estas aplicaciones tan solo sirven como una mera orientación. La temperatura y un sol con nubes nos pueden indicar que necesitamos una chaqueta para salir a la calle, pero quizá nos venga mejor un abrigo.

En definitiva lo que cuenta es la sensación térmica. Si hay viento, humedad y otros factores que ni siquiera están descritos en las aplicaciones, como el que haya acabado de llover recientemente, con lo que la sensación de frío se atempera. De ahí que Sunshine se haya propuesto como objetivo crear un nuevo modelo para describir el tiempo.

Esta app no se centra tanto en la predicción –aunque también ofrece este tipo de información– si no en el tiempo que hace ahora, al salir de tu casa o en el lugar hacia donde te diriges. Se basa en el crowdsourcing, de manera que cada usuario puede decir cómo siente el tiempo en su zona, aunque el sistema también usa los sensores del smartphones para tomar datos.

Un enfoque local y personalizado

La idea es que los informes de los usuarios ayuden a ilustrar el tiempo que hace en un determinado sitio, en un determinado momento. Aunque el tiempo es algo subjetivo, a través de la información derivada del crowdsourcing se puede tener una orientación más exacta de cómo hay que salir a la calle.

Sunshine

Los usuarios tienen que proporcionar su dirección de casa y la de su oficina cuando se registran, así como la de cualquier otro lugar que frecuenten. Otro de los datos que tienen que dar a la aplicación es un rango de temperatura en el que se encuentran a gusto, una especie de zona de confort. De esta forma se clasifica a los usuarios en función de si están a gusto a partir de 20 grados o a partir de 17.

Con esta información Sunshine puede personalizar las notificaciones, enviando a cada usuario los informes de la gente que más se adapta a su propia zona de confort. Al tener en cuenta el aspecto local se gana precisión en la descripción que le llega al usuario del tiempo. La aplicación también permite hacer una predicción del tiempo por crowdsourcing en las siguientes 24 horas.

Imágenes: damonnofar y Unsplash

RELACIONADOS