Tareas de mantenimiento del PC para cuando tengas tiempo libre

Escrito por , 5 de julio de 2017 a las 15:30
Tareas de mantenimiento del PC para cuando tengas tiempo libre
Digital

Tareas de mantenimiento del PC para cuando tengas tiempo libre

Escrito por , 5 de julio de 2017 a las 15:30

Una máquina está diseñada para funcionar correctamente en cualquier momento. Pero de tanto en tanto necesita ciertas tareas de mantenimiento para que siga funcionando como el primer día y nos dure más. Con nuestra computadora ocurre lo mismo.

A todos nos gusta encender el ordenador y que la pantalla de inicio de sesión aparezca de inmediato. Introducimos usuario y contraseña, abrimos un par de programas y aparecen en pantalla en segundos. Así da gusto.

Pero con el tiempo, nuestra computadora se resiente. No ya por el hardware, que también, si no por el software: instalar y desinstalar programas, llenar el disco de archivos y el mero usuario diario desgasta Windows y lo ralentiza.

Es algo inevitable pero que tiene solución: el mantenimiento del PC. Hay tareas de mantenimiento automáticas que el propio sistema se encarga de hacer por ti, pero en general hay acciones que debemos ejecutar nosotros mismos, que no llevan muchos minutos pero que no solemos tener en cuenta porque son aburridas y “no siempre tenemos tiempo”.

Muchas te sonarán, pero no está de más hacer una lista de tareas para el mantenimiento del PC. Te será muy práctica para aplicarla durante el año y no dejarte nada por hacer. Tu computadora te lo agradecerá y tú mismo verás los cambios.

Tareas mensuales de mantenimiento del PC

Empezaremos por las tareas que deberíamos realizar cada mes, con independencia de que estemos de vacaciones, trabajando o estudiando. Si no las hacemos no pasa nada, nuestra computadora no estallará en mil pedazos.

Pero dedicarle unos minutos a estas tareas (media hora como mucho si las sigues todas) hará que tu PC funcione mejor durante el mes.

Vaciar la Papelera

Depende de los muchos archivos que elimines pero lo deseable es vaciar la Papelera una vez al mes. Más que nada porque si la borras antes, tal vez eches en falta algún archivo que borraste antes de tiempo, en especial en tu PC de trabajo.

Antes de vaciar la Papelera no está de más mirar el contenido por si hay algo de lo que te vas a arrepentir si eliminas definitivamente.

Eliminar temporales y cachés

Bien con la herramienta de Windows llamada Liberador de espacio en disco o con herramientas de terceros como CCleaner, una vez al mes no está de más deshacernos de restos de programas y del propio sistema.

Se trata de archivos temporales y carpetas generados al instalar o desinstalar programas y juegos o por el mero funcionamiento de Windows. Eliminarlos una vez al mes nos dará más espacio en disco y a larga aligerará el sistema.

Desfragmentar el disco duro

Este consejo es de los más viejos pero no por ello menos práctico. Si tu PC tiene un disco de estado sólido (SSD), no es necesario, pero los discos duros de toda la vida sí, ya que por la naturaleza del sistema de archivos de Windows, se suelen dispersar los archivos en partes y, al cabo del tiempo, ralentiza su rendimiento.

En Windows 10, por ejemplo, la tarea de desfragmentación es automática. En versiones anteriores, e incluso para asegurarnos en Windows 10, debemos realizar esta tarea a mano.

Con una vez al mes es más que suficiente para que el contenido de nuestro disco duro esté en buen estado. Como recomendación, antes de esta tarea recomiendo haber realizado las dos acciones anteriores: vaciar la Papelera y eliminar temporales y cachés.

Revisar los programas de inicio

Hay programas que, cuando los instalas, colocan actualizadores o asistentes varios en la lista de inicio de Windows para que esos programas se abran junto con Windows.

La mayoría son inofensivos, a la par que inútiles, pero si se acumulan demasiados, es posible que el arranque de Windows que duraba 10 segundos acabe degenerando en 20 o más.

No está de más revisar esa lista una vez al mes y considerar qué programas te conviene que se abran solos al iniciar Windows y cuales es mejor quitar de ahí.

Puedes hacerlo desde msconfig, una herramienta de Windows que puedes abrir desde la opción de Ejecutar o desde el buscador mismo.

En msconfig, vas a la pestaña inicio de Windows y desmarcas los programas que veas inútiles. Eso sí, si no sabes para qué sirven no los toques. Algunos tienen que ver con controladores de hardware. Asegúrate bien antes. En cualquier caso, puedes volver a marcarlos en cualquier momento.

Copia de seguridad

Puede que nunca te haya ocurrido, pero no tientes a la suerte. En cualquier momento tu computadora puede fallar, o Windows puede dejar de funcionar y quedarte sin acceso a tus archivos y documentos.

De manera semanal (si trabajas con archivos muy importantes) o mensual, no está de más hacer una copia de seguridad del contenido de tu disco duro.

Hay muchas maneras de hacerlo. La mejor es usando un disco externo independiente de tu computadora.

Para hacer el backup puedes usar la herramienta por defecto de Windows o acudir a una de las muchas herramientas de terceros, como Genie Timeline, que vimos hace tiempo en Blogthinkbig.com.

Puedes hacer una copia de todo el sistema o simplemente de tus archivos. Personalmente prefiero lo segundo y reinstalar Windows y demás programas en caso de problemas mayores para que estén como el primer día.

Comprobar las actualizaciones

Si bien Windows tiene su propio actualizador, que suele comprobar nuevos parches y soluciones a vulnerabilidades, conviene comprobar que funciona correctamente y que tenemos Windows al día.

Con una vez al mes bastará. Comprobamos las actualizaciones, las descargamos y Windows las instalará. Así nuestra computadora será más segura y estable que antes.

Lo mismo ocurre con los demás programas. En el caso de Office, se actualiza igual que Windows, pero programas de terceros requieren una actualización manual.

No hace falta que los comprobemos todos, sólo los que suelen ser más vulnerables, como Flash o Java, y los que usemos más a menudo.

Analizar el disco en busca de virus

Quien dice virus dice malware en general: troyanos, gusanos, rootkits, ransomware… Hay toda una fauna de programas con intenciones dañinas que conviene mantener a raya.

Como he comentado en artículos anteriores, conviene contar con cortafuegos y antivirus, además de ser cuidadosos con qué páginas visitamos y qué enlaces y mensajes de correo abrimos.

Además, una vez al mes, para asegurarnos, deberíamos hacer un análisis a fondo de nuestro disco duro en busca de programas dañinos, bien con nuestro antivirus por defecto o con uno adicional. Muchas firmas de seguridad ofrecen versiones gratuitas de sus antivirus que funcionan desde el navegador web o que no requieren instalación.

La lista es interminable, pero puedo citar Kaspersky Security Scan, ESET Online Scanner, Panda Cloud Cleaner Portable o Trend Micro HouseCall.

Reiniciar la computadora

Si utilizas un PC de sobremesa, este consejo te parecerá absurdo. Pero si utilizas un portátil, es posible que seas más de hibernar la computadora en vez de apagarla.

Los ordenadores portátiles actuales permiten hibernar el sistema en vez de apagarlo, simplemente bajando la pantalla hasta que haga contacto con el teclado. Las ventajas son que al salir de hibernación, todo seguirá como estaba sin esperar al inicio habitual de Windows. Además, consume poca batería, en especial si usas un disco de estado sólido.

Así que de vez en cuando deberías reiniciar tu portátil para que Windows “limpie” los procesos en marcha y así descargarlo de tantas tareas al haber estado encendido tanto tiempo.

Puede ser a diario, cada semana o una vez al mes. También es recomendable apagar la computadora si no vas a usarla durante un tiempo prolongado (un día entero, por ejemplo).

Una vez al año no hace daño

Las tareas anteriores de mantenimiento del PC son las habituales durante todo el año. Pero de manera anual, antes de irnos de vacaciones, por ejemplo, deberíamos realizar ciertas tareas adicionales a las anteriores.

Revisar los programas instalados

Aunque cada día instalamos y desinstalamos programas, bien porque nos los han recomendado o porque tenemos que usarlos para un proyecto concreto, una vez al año deberíamos revisar qué programas hay instalados en Windows y si podemos deshacernos de alguno.

Este consejo está pensado en especial para videojuegos, que suelen ocupar mucho espacio en disco y que, si ya no vamos a jugarlos más, conviene desinstalar para dejar espacio y recursos del sistema a otros juegos o programas.

Instalación limpia de Windows

Este consejo es de vieja escuela y depende del tiempo que tengas y de lo bien o mal que funcione tu computadora en este momento.

Reinstalar Windows una vez al año permite tener una instalación limpia y así olvidarte de archivos temporales, desinstalaciones parciales y configuraciones que ralentizan tu PC y el buen hacer de Windows.

Basta con hacer una copia de seguridad de tus archivos, hacer una lista de los programas instalados y reinstalar Windows formateando el disco en el proceso, para eliminar la instalación previa completamente.

Esta opción también puede servirte para ahorrarte todos los consejos anteriores, salvo el de la copia de seguridad, claro.

anterior artículo

Coches autónomos, una potencial mejora para personas con discapacidad

Coches autónomos, una potencial mejora para personas con discapacidad
siguiente artículo

Curación de contenidos: herramientas para buscar, filtrar y seleccionar temas que son tendencia

Curación de contenidos: herramientas para buscar, filtrar y seleccionar temas que son tendencia

Recomendados