El taxi autónomo y volador ya es una realidad… en miniatura

Escrito por , 10 de diciembre de 2018 a las 17:30
El taxi autónomo y volador ya es una realidad… en miniatura
Futuro

El taxi autónomo y volador ya es una realidad… en miniatura

Escrito por , 10 de diciembre de 2018 a las 17:30

El objetivo es que este taxi autónomo y volador se dedique en un futuro no muy lejano al transporte de pasajeros para distancias cortas, como del aeropuerto al centro de la ciudad y viceversa.

Etiquetas:
COCHE AUTóNOMO, DRON

La tecnología no deja de sorprendernos. Si hace poco hablábamos de las motos voladoras de la policía de Dubái, ahora toca hacerlo de “Pop.Up Next”, una mezcla entre coche y dron creada por Airbus, Audi e Italdesign.

Este proyecto de taxi autónomo y volador se basa en un diseño VTOL (de despegue y aterrizaje vertical) y una estructura modular con tres partes: una base con ruedas y un motor eléctrico de 60 kW de potencia con autonomía de hasta 130 kilómetros; una cabina para el transporte de hasta dos pasajeros; y un dron con baterías de 70 kWh y autonomía de hasta 100 kilómetros.

El dispositivo funciona gracias a la tecnología de acoplamiento de la cápsula de transporte, capaz de unirse al módulo terrestre para el transporte por carretera, y al módulo aéreo para el transporte por el aire. El tiempo de recarga de ambos módulos es de 15 minutos.

El hecho de que estos vehículos sean autónomos facilita la posibilidad de enviar la base con ruedas y el dron a los repositorios de carga tras haber sido utilizados. Además, su cabina de pasajeros lleva incorporadas otras innovaciones tecnológicas, como dispositivos de reconocimiento facial, ocular y de voz.

El objetivo es que este “taxidron” se dedique en un futuro no muy lejano al transporte de pasajeros para distancias cortas, como del aeropuerto al centro de la ciudad y viceversa. De momento, se ha presentado en la Drone Week de Ámsterdam un prototipo en miniatura de una cuarta parte del tamaño que tendrá la versión definitiva.

Entre las principales ventajas que podría tener la implantación de estos dispositivos en las ciudades, figura la reducción de la contaminación, tanto acústica como de emisión de gases, ya que sus componentes son completamente eléctricos. A su vez, la puesta en marcha del tráfico aéreo a baja altura puede servir para descongestionar el tráfico urbano, mejorando la movilidad en las ciudades y reduciendo el tiempo que los ciudadanos pierden cada día en los atascos.

Hace falta modernizar la legislación actual

No obstante, hay que tener en cuenta las limitaciones existentes para la comercialización de este tipo de vehículos voladores. En primer lugar, la legislación actual no contempla su circulación, por lo que las instituciones públicas deberán ir adaptándola a estos avances tecnológicos.

Por otro lado, también haría falta profundizar en la integración de estos vehículos con el resto de medios de transporte. Además de la construcción de espacios específicos en aeropuertos, el desarrollo de los coches conectados y la tecnología 5G será fundamental para ello.

De momento, Audi y Airbus siguen haciendo pruebas para perfeccionar el modelo “Pop.Up Next” y lanzarlo al mercado cuando las administraciones lo permitan (estiman que estará listo para circular en la segunda mitad de la próxima década).

Cuando la regulación y la tecnología estén preparadas, el transporte aéreo de personas por las grandes ciudades puede ser una alternativa viable. De hecho, otras compañías como Rolls Royce están invirtiendo en proyectos similares.

Parece claro que el desarrollo tecnológico seguirá cambiando la forma en que nos movemos por las ciudades.

anterior artículo

Ada Lovelace, pionera en el mundo de la computación y la programación

Ada Lovelace, pionera en el mundo de la computación y la programación
siguiente artículo

Los ordenadores cuánticos podrían romper el mejor cifrado actual

Los ordenadores cuánticos podrían romper el mejor cifrado actual

Recomendados