tecnología del sueño
  • 4 agosto, 2017
  • 3 min

Tecnología innovadora para un sueño de calidad

El trastorno del sueño es uno de los principales problemas que afecta a la sociedad hoy en día. Éste influye en el estado de salud, en la productividad laboral y también en las relaciones personales. En este sentido, la tecnología se presenta como un arma para combatir este problema que trae de cabeza a tantas personas

Muchos expertos aseguran que uno de los principales enemigos del sueño es la tecnología. El uso de dispositivos como los smartphones, tablets u ordenadores antes de dormir, provocan alteraciones de los ritmos del sueño que afectan gravemente al descanso. Sin embargo, la tecnología también puede usarse para mejorar de forma significativa la calidad del sueño de las personas. Tal es así, que desde hace unos años para acá estas innovaciones están cada vez más presentes en la vida de muchas personas que sufren esta situación cada día.

Causas de la falta de sueño

Durante las horas de sueño, aunque creamos que estamos descansando, muchas veces nuestro cuerpo no encuentra la fase perfecta para recuperarse. Las causas no son siempre las mismas, pero suelen estar ligadas al estado de ánimo, la agitación, el estrés… que influyen de manera considerable en los estados del sueño. Para saber cómo son estos estados, existen diferentes dispositivos que nos ayudan a medir la calidad del sueño. El fitbit blaze es uno de ellos. Aunque se trate de un reloj pensado para medir la actividad física, también dispone de una función que mejora la relajación y el descanso. Gracias a la medición del ritmo cardiaco, analiza y muestra el tiempo que se pasa en las fases de sueño ligera, profunda y REM, simplemente llevándolo puesto.

tecnología del sueño

La influencia del lugar de descanso

También existen otros dispositivos que, además de monitorizar la actividad del sueño, miden las características de la habitación, la gestión de alarmas e incluso el color del ambiente, como por ejemplo Sense. Un pequeño dispositivo en forma de bola, perfecto para la mesilla de noche, que dispone de sensores de ruido, luz, temperatura e incluso de humedad y partículas en el aire. Se conecta al smartphone tanto mediante WiFi como Bluetooth y también tiene la posibilidad de conectarse a un pequeño sensor, que situado debajo de la almohada, registra los movimientos realizados.

Muebles y accesorios inteligentes

Para los que buscan el máximo nivel en dispositivos, existe la Sleep Number 360, la llamada cama inteligente. Una cama que es capaz de conectarse a diferentes accesorios y a nuestro smartphone para adaptarse a nuestro cuerpo y asegurarnos el mejor descanso. Se adapta a nuestra postura, programa alarmas, calienta los pies, e incluso es capaz de acabar con nuestros ronquidos ayudándonos a cambiar de posición. Y si aún hay alguien que no tiene suficiente con estas funciones, existe el complemento perfecto, Zeeq, una almohada inteligente que también se conecta a nuestro smartphone y que integra altavoces para reproducir el sonido más adecuado que nos ayudará a mejorar nuestra conciliación del sueño.

Mejorar la calidad de las horas de sueño requiere hábitos como llevar una vida saludable, hacer ejercicio, alimentarse bien… pero si con todo ello no lo conseguimos, es cuando tenemos que echar mano de la tecnología más innovadora, creada para ayudarnos a ganar la batalla al cansancio.

RELACIONADOS