La telemedicina aplicada llega a los pacientes con Párkinson

Escrito por , 23 de febrero de 2015 a las 17:30
La telemedicina aplicada llega a los pacientes con Párkinson
Digital

La telemedicina aplicada llega a los pacientes con Párkinson

Escrito por , 23 de febrero de 2015 a las 17:30

Científicos de la Universidad Politécnica de Cataluña desarrollan un dispositivo de telemedicina que mejorará el cuidado de pacientes con Párkinson.

Un temblor denota los primeros síntomas. Sus manos no dejan de moverse mientras ella, quieta, contempla la televisión en silencio. Sufre Párkinson, como le ocurre a casi 150.000 personas en España. Las neuronas de la sustancia nigra se destruyen, lo que provoca poco a poco el apagado del cerebro.

Este trastorno neurodegenerativo crónico se sitúa sólo por detrás del mal de Alzhéimer en cuanto a prevalencia. Y aunque los síntomas más reconocibles son los temblores, termina afectando a la función cognitiva, la expresión de las emociones y la autonomía de las personas que sufren Párkinson.

Los síntomas de esta enfermedad se manifiestan con temblores, bloqueo, ralentización del movimiento y caídas que se producen cuando el paciente está recibiendo una dosis de medicación inferior a la que necesita. En cambio, una dosis superior a la adecuada, provoca un exceso de movimiento involuntario asociado al torso y extremidades.

La enfermedad no tiene cura. Las terapias actuales tratan de controlar los síntomas de los pacientes, mediante la administración de fármacos como la levodopa. Sin embargo, la sanidad tiene ante sí un reto importante: monitorizar a las personas afectadas para prescribir los medicamentos más adecuados en cada momento.

Párkinson

Investigadores de la Universidad Politécnica de Cataluña junto con Telefónica, la Unidad de Parkinson del Hospital Quirón Teknon, la Asociación Europea de la Enfermedad del Parkinson (EDPA) así como diversos centros de investigación y empresas de Alemania, Portugal, Italia, Israel, Irlandia y Suecia han desarrollado el primer sistema portátil para controlar a las personas afectadas, y así monitorizar su evolución. Este dispositivo logra ofrecer datos en tiempo real sobre la actividad motora de los pacientes, y enviar esta información a los profesionales sanitarios. El proyecto que finaliza el próximo 30 de abril tiene hasta ahora unos resultados preliminares muy positivos.

El sistema también consigue analizar en qué fase se encuentra la persona mientras camina o durante sus actividades diarias. La telemedicina llega así por primera vez a los pacientes con Párkinson, actuando de forma directa cuando la persona sufre algún tipo de bloqueo o ralentización.

Es decir, el denominado REMPARK (Personal Health Device for the Remote and Autonomous Management of Parkinson’s Disease) puede determinar y cuantificar los síntomas que presenta la enfermedad. Y es que la sintomatología se asocia directamente con los estados motores, que no permanecen estables durante el día. El registro exacto de estos datos resulta casi imposible por parte de pacientes y profesionales, por lo que este avance de la telemedicina es fundamental para su cuidado y seguimiento.

Párkinson

El sistema ha sido estudiado en 50 pacientes de España, Italia, Irlanda e Israel. Por primera vez en toda Europa los datos son de carácter ambulatorio, es decir, el ensayo ha sido realizado en personas desde sus hogares, y no en un laboratorio. Las conclusiones preliminares indican buenos resultados de este dispositivo, que permitiría mejorar la independencia de los pacientes.

El estado de este tipo de paciente varía mucho a lo largo del día y en algunos casos con cambios espectaculares. El tratamiento del Parkinson es sintomático, por lo que conocer con detalle el estado motor del paciente es vital para optimizar el tratamiento y mejorar notablemente su calidad de vida. Gracias a este nuevo sistema, el enfermo puede ser supervisado de forma más efectiva y recibir tratamiento individualizado de forma muy poco invasiva y con elevada efectividad.

¿En qué consiste REMPARK?

Como indican desde la UPC, REMPARK se coloca en los afectados con ayuda de un cinturón biocompatible, del tamaño aproximado de un teléfono móvil. Estos sensores son capaces de procesar y transmitir la información de forma inalámbrica, detectando los síntomas y el estado motor del paciente en tiempo real.

Cuanto este sistema detecta una alteración o bloqueo de la marcha asociados a síntomas del Parkinson, el paciente recibe una estimulación auditiva a través de un auricular inalámbrico. El equipamiento personal se completa con un teléfono móvil que conecta los sistemas de monitorización, actuación y es un interfaz para la supervisión médica. A través de este terminal los datos se envían al servidor central donde se almacenas, se procesan y analizan para determinar la evolución de los pacientes.

Las fluctuaciones de su actividad motora, por tanto, pueden ser controladas con medicación siempre y cuándo sepamos cómo se encuentra la persona afectada por esta enfermedad. La telemedicina aplicada al Párkinson podría, en definitiva, aliviar algunos de los síntomas y mejorar su calidad de vida.

Imágenes | Gerry Shaw (Wikimedia), Jarmoluk (Pixabay), UPC

anterior artículo

Telefonica and the EU will develop I-LINC

Telefonica and the EU will develop I-LINC
siguiente artículo

4YFN se consolida como cita del emprendimiento

4YFN se consolida como cita del emprendimiento

Recomendados