La tecnología abre puertas cuando no ves la salida. «Testimonio de una persona LGBT+ refugiada en España»

A lo largo de la historia, la diversidad ha sido siempre objeto de incertidumbre, principalmente porque la humanidad teme a lo desconocido y a salir de lo cotidiano. Todo evoluciona y nosotros, como seres humanos, también lo hacemos, siendo capaces de adaptarnos a cada situación que se presenta en la vida. En el siguiente artículo descubriremos la historia de una persona LGBT+ refugiada en España que cuenta como la tecnología le ha ayudado en su proceso de integración.

Mis primeras experiencias

Para mí, la llegada de los primeros dispositivos móviles fue una experiencia increíble. Recuerdo que, cuando era pequeña, me apasionaban los aparatos tecnológicos y todo lo relacionado con ellos como, por ejemplo, los videojuegos. Mi padre tenía un salón de consolas, donde los niñ@s y adolescentes iban a jugar. Sin duda, fue una etapa muy bonita ya que era la mejor forma que tenía de pasar tiempo con él. En la infancia solemos anhelar el amor de las personas cercanas, sin embargo, cuando nací, mis padres se separaron. No es fácil afrontar el abandono de una madre, el hecho de crecer en este entorno siempre me generó una identidad muy particular. A veces, me sentía confundida y desubicada al no tener alguien en quien confiar o contarle lo que sentía. Sin embargo, mi abuela y tías paternas lograron criarme con buena educación. Mi abuela siempre estuvo conmigo, me llevaba a todas partes y me contaba anécdotas de lo duro que fueron sus tiempos de adolescente, como que sus padres para castigarla le quemaban los pies con leña caliente.

Al inicio de los años dos mil, conocí en el colegio las primeras redes sociales y pude experimentar la emoción de hablar con diferentes personas en lugares distintos gracias a Internet. Fue un boom la llegada de Internet en aquella época. Era sorprendente hablar con gente de diferentes países en tiempo real y ver cómo la tecnología puede influir en la vida y experiencia de una persona. Entre muchas cosas, hemos conseguido adquirir nuevos conocimientos a través de Internet que mejoran nuestra calidad de vida, pero debemos ser responsables con esta información, ya que, si no la manejamos de manera adecuada, puede conllevar algún tipo de riesgo.

En el colegio, me iba muy bien, no obstante, siempre defendía las causas que consideraba justas, lo que ocasionó que me sancionaran disciplinariamente en varias ocasiones. Esto fue debido a que crecí en un ambiente donde lo diferente causaba mucho caos. Quizá el nivel educativo en mi país de origen, Colombia, era muy cerrado, muy violento y eso me generaba mucho miedo. Principalmente porque en mi país a diario asesinaban personas por diferentes razones, de manera que la persecución a las personas LGBT+ era el pan de cada día.

LGBT+
Imagen de Brand Factory.

¿Por qué decidí venir a España?

Lamentablemente mi país tiene muchas leyes, pero, en realidad, aún existe violencia en contra del colectivo LGBT+, en especial sobre las personas trans y esa es una de las razones por las que he venido a España, para intentar vivir sin miedo. Aquí en España no somos invulnerables, pero se podría decir que, muchas veces, somos más respetad@s que en nuestros países de origen.

Salir de mi país fue todo un reto para mí. La llegada a España ha sido una experiencia increíble, dura, pero que definitivamente ha valido la pena. Me he demostrado a mí misma que los limites están en mi mente y que soy capaz de asumir retos y avanzar en el camino. Cuando decidí venir a este país, había roto relaciones con toda mi familia, solo avisé a mi padre cuando ya estaba en Madrid. Gracias a las apps y a la búsqueda de información a través de Internet pude conocer organizaciones como FELGTB que me ayudaron a avanzar hasta que encontré mi primer empleo formal en España. Mientras tanto, me formé como asesora comercial, lo que me ayudo a ubicarme laboralmente.

Los avances tecnológicos me han permitido conocer el mundo y estar en España. Estos avances se han convertido en la puerta cuando no veía la salida. La tecnología es un escape que te permite viajar en el tiempo, conocer nuevos lugares y aprender de nuevas culturas, incluso sin moverte de tu hogar, es impresionante, porque las relaciones humanas interculturales han crecido de una forma significativa, lo que abre los límites de la comunicación internacional.

¿Cómo es mi vida ahora?

Me place sentirme viva cada día para poder aportar un granito de arena en la formación de una sociedad mejor. Con el tiempo, he aprendido que se trata de romper los esquemas de las mentes cuadriculadas y que aprender a respetar la diferencia es lo único que nos hará avanzar de una forma exponencial. Ahora me encuentro felizmente casada, trabajando como asesora comercial en tecnología, aprendiendo de cada cosa e intentando avanzar cada día. Mi pareja me ha ayudado a entender que la identidad es única y que no valemos por la apariencia, sino por la sagacidad que adquirimos para progresar en la vida.

Actualmente, en España se realizan muchos trámites de forma electrónica, por lo que la tecnología debe desarrollarse de una forma global para ayudar a más personas a estar al día con la actualidad. Me siento muy contenta porque con mi trabajo ayudo cada día a muchas personas mayores y, en general, a cualquier persona a estar al día de tales avances. Me siento muy bien cuando esas personas agradecen con una sonrisa la ayuda que les he brindado.

Hablemos del futuro

Por mi parte, quiero seguir aprendiendo cada día y creo que la tecnología avanzará proporcionalmente según la eficiencia y eficacia con que se lleve a la sociedad. Definitivamente, la tecnología debe brindar avances, no retrocesos. No obstante, debe avanzar a su tiempo, teniendo una mejor percepción de la aceptación que tiene para sus usuarios, porque más que necesaria, la tecnología debe ser útil.

Considero importante que en el mundo de las telecomunicaciones y de las tecnologías digitales se nos tenga en cuenta porque somos valios@s y necesari@s para construir una nueva sociedad. El hecho de que una empresa como Telefónica se esfuerce en mejorar sus políticas y conductas de inclusión es un logro que, como comunidad, hemos obtenido. El crecimiento y evolución de la sociedad depende de tod@s y es por ello que debemos avanzar en un camino seguro con formaciones sobre el respeto entre las personas para así hacer más fácil el día a día y enfocarnos en construir un mundo mejor.

Imagen de Brand Factory.

Sobre el autor

RELACIONADOS

GPT-4o

Cómo usar GPT-4o en tus dispositivos

GPT-4o ya está aquí. La inteligencia artificial de OpenAI sigue evolucionando a gran velocidad. En esta ocasión, este modelo de IA es capaz de...