niño

The Smart Lollipop: la herramienta que detecta enfermedades

La tecnología ha permitido grandes avances en el ámbito de la salud, entre los que destaca el uso de equipos digitales para una oportuna detección de padecimientos como el cáncer, la diabetes o el Alzheimer. 

En este sentido, “The Smart Lollipop” representa un novedoso y simpático dispositivo con el fin de diagnosticar enfermedades de forma temprana, posibilitando que las personas, principalmente niños, no retrasen el tratamiento de diferentes patologías hasta que se presenten los primeros síntomas de alerta.

Uso de la tecnología para el temprano diagnóstico de enfermedades 

En los últimos años, se han desarrollado diversos avances tecnológicos que ofrecen una gran eficiencia en la detección de enfermedades, como los biosensores, que en conjunto con la realización de biopsias líquidas permiten por ejemplo el temprano diagnóstico de VIH en un paciente; y los dispositivos de microfluidos, chips de análisis de sangre que emulan el trabajo de un laboratorio médico, pero que logran detectar patologías en tiempo real.

Asimismo, comienza a tomar fuerza la idea de hacer uso de app para detectar enfermedades. Como muestra, se han desarrollado distintas aplicaciones capaces de diagnosticar con alta precisión patologías raras, con solo analizar el rostro de una persona al utilizar como referencia miles de fotografías de pacientes con trastornos poco frecuentes, facilitando el trabajo de los médicos en la identificación de esta clase de afecciones.

¿Qué es y cómo funciona “The Smart Lollipop”?

Con el propósito de detectar enfermedades en su fase inicial, sin la necesidad de realizar pruebas invasivas, un grupo de científicos españoles creó “The Smart Lollipop”, un dispositivo médico que a través de una muestra de saliva permite diagnosticar diferentes patologías. Mediante el uso de biosensores, instrumentos utilizados para la medición de parámetros biológicos y químicos, es posible controlar el estado de salud en niños y evaluar los potenciales riesgos que enfrentan.

El funcionamiento de esta solución resulta muy sencillo, ya que el paciente en evaluación solo debe chupar este dispositivo inteligente como si se tratase de un caramelo común y corriente

De esta forma, el biosensor que se encuentra al interior del caramelo se encarga de procesar la muestra de saliva, permitiendo que los médicos puedan ver los resultados en una plataforma en línea con el objetivo de detectar posibles enfermedades en un breve período de tiempo, que generalmente varía entre 10 y 15 minutos.

The Smart Lollipop
Imagen de Unsplash.

¿Para qué sirve “The Smart Lollipop”?

El diseño de este dispositivo no es casualidad, ya que está pensado principalmente para detectar enfermedades en niños como el hipercolesterolemia y la celiaquía.  

De este modo, por medio de la paleta inteligente, los menores podrían pasar por una experiencia mucho más agradable al ser examinados, sirviendo como una eficaz herramienta de diagnóstico en la población infantil, en un contexto en el que, por ejemplo, según la Federación de Asociaciones de Celiacos de España (FACE), uno de cada 100 españoles padece enfermedad celiaca y cerca del 85% de los afectados aún no ha sido diagnosticado.

Otra de las cualidades de este dispositivo médico es que facilita el almacenamiento de datos del estado de salud de los pacientes en plataformas digitales a través de la información que recoge el biosensor de la paleta. Así, se puede contar con un valioso historial sanitario de las personas que permita prevenir o tratar en fases iniciales enfermedades como las mencionadas anteriormente.

¿Qué se espera de este proyecto en el futuro?

“The Smart Lollipop” aún se encuentra en fase de desarrollo. Aunque dada su atractiva propuesta de valor, la startup catalana que impulsa este proyecto, ya ha conseguido valiosos apoyos económicos. 

Por ejemplo, durante 2022 cerró una ronda de financiación de 320.000 euros, capital que se suma a un préstamo solicitado equivalente a 210.000 euros, que en conjunto permitirán dar marcha a los estudios clínicos en hospitales y cumplir con los trámites médicos requeridos para la certificación de este dispositivo.

De igual forma, los creadores de esta app para detectar enfermedades buscan extender el uso de biosensores en otros dispositivos con el fin de diagnosticar patologías de manera mucho más simple y amigable, sobre todo, teniendo en cuenta que la población infantil suele ser reacia a procedimientos médicos tradicionales como los temidos pinchazos para tomar muestras de sangre. 

Lo anterior, facilita de paso la labor del personal médico no solo en tareas de diagnóstico, sino que también en el trabajo y tiempo que demanda tranquilizar a los niños antes de realizar estos tipos de exámenes.

En conclusión, “The Smart Lollipop” es una clara muestra de cómo la tecnología cada día aporta nuevas soluciones para el bienestar de las personas, permitiendo además, de manera ingeniosa y eficaz, promover un enfoque más amable del mundo de la salud y potenciar la medicina digital mediante el uso de plataformas que almacenan y procesan datos de los pacientes con el objetivo de mejorar las tareas de prevención, diagnóstico y tratamiento de enfermedades.

Imagen de Unsplash.

Sobre el autor

RELACIONADOS

Chica usando un reconocimiento de voz de teléfono inteligente

Detección de voz falsa mediante IA

La detección de voz falsa a gran escala presenta desafíos significativos, no solo por su complejidad tanto en las técnicas de suplantación, que en un...