Windows XP se queda sin soporte: actualizar es urgente

Escrito por , 3 de abril de 2014 a las 17:30
Windows XP se queda sin soporte: actualizar es urgente
Tecnología

Windows XP se queda sin soporte: actualizar es urgente

Escrito por , 3 de abril de 2014 a las 17:30

Microsoft deja de dar soporte a Windows XP a partir del 8 de abril, con lo que obliga a los usuarios a renovar un software que pronto se quedará sin actualizaciones de seguridad.

Etiquetas:
PC

El 8 de abril Windows XP se queda sin soporte. Es el sistema más longevo de Microsoft, lanzado en octubre de 2001. Ha pasado mucho tiempo desde aquel momento -y en informática mucho más- entonces Internet aún era una tendencia emergente. Pero como nada es eterno, la compañía de Redmond ha decidido poner fin a esta aventura. ¿Qué consecuencias tiene esto para los usuarios de XP?

En primer lugar Microsoft deja de ofrecer actualizaciones y parches a los usuarios. Además, la versión para XP de su software antivirus, Microsoft Security Essentials, ya no estará disponible. Cierto es que los parches antimalware se seguirán proporcionando hasta el 14 de julio del 2015, pero el sistema operativo en su conjunto empezará a estar cada vez más descuidado.

Si Windows XP se queda sin soporte ya no se corregirán los fallos del software ni se actualizarán las partes que lo necesitan. Los programas también dejarán de dar soporte a esa versión de Windows, por ejemplo, Google Chrome no funcionará a partir de 2015.

Microsoft es consciente de que la migración no se producirá de golpe, pero sí espera que gradualmente los usuarios que quedan vayan abandonando el barco. A día de hoy Windows XP sigue siendo el segundo sistema operativo más usado, por detrás de Windows 7, que sólo lo sobrepasó a finales de 2011, dos años después de su lanzamiento. En aquel momento XP contaba con una cuota del 38,64%. Actualmente el porcentaje no ha variado todo lo que debía y aún permanece en un 27,69%.

Windows XP se queda sin soporte

¿Qué opciones hay?

Ante la ausencia de soporte se impone una migración a otro sistema. La solución más lógica sería pasarse a la siguiente versión del sistema operativo. Pero con los problemas de rendimiento que ha tenido Vista (una de las causas de la popularidad de XP) habría que saltar una generación, hasta Windows 7.

Ahora bien, Windows 7 es una plataforma que se lanzó en octubre de 2009, ocho años después de XP. Por tanto, es normal que algunos –tal vez muchos– de los equipos que cuentan con XP no cumplan con los requisitos mínimos para instalar el que hoy es el sistema operativo mayoritario. El ordenador deberá contar con 1 GB de memoria RAM (2 GB de RAM para la versión de 64 bits) y un procesador de 1 GHz.

Éstas son las características que recomienda Microsoft, aunque es posible que con ellas el equipo no termine de ofrecer un gran rendimiento. También se puede migrar directamente a Windows 8, que pide los mismos requisitos. O bien, decidirse a comprar un nuevo ordenador, que vendrá con este sistema o con la versión 8.1.

Por supuesto también está la opción de pasarse a Linux. Distribuciones sencillas como Elementary OS, Linux Mint o Ubuntu permitirán reutilizar un PC que con Windows XP podía considerarse obsoleto.

Imagen:  SFSD Technology Help Desk

anterior artículo

Koding, una plataforma que deberías probar si eres desarrollador

Koding, una plataforma que deberías probar si eres desarrollador
siguiente artículo

Surgeons implant a 3D printed skull in a patient

Surgeons implant a 3D printed skull in a patient

Recomendados