Del hormigón al grafeno, así cambiará la arquitectura en los próximos años

Escrito por , 20 de Agosto de 2015 a las 12:00
Del hormigón al grafeno, así cambiará la arquitectura en los próximos años
Futuro

Del hormigón al grafeno, así cambiará la arquitectura en los próximos años

Escrito por , 20 de Agosto de 2015 a las 12:00

El sector de la construcción podría beneficiarse de los avances tecnológicos del grafeno para futuras aplicaciones estructurales, de revestimiento y eficiencia energética, en la construcción de edificios

La alta conductividad térmica y eléctrica del grafeno, además de su extremada elasticidad y dureza, ha centrado la mayor parte de su campo de aplicación en sectores punteros como la electrónica o la energía. Sin embargo, la extremada ligereza y resistencia de este supermaterial podría extender su campo de aplicación a otros sectores como la arquitectura y la ingeniería, en base a las ventajas significativas que podría ofrecer el grafeno en la construcción de edificios. De hecho, hay expertos del sector de la construcción que valoran las ventajas que puede ofrecer este material revolucionario, llegando incluso a desplazar el uso de materiales tradicionales como el hormigón y el acero, a largo plazo.

grafeno en la construcción

Dureza y resistencia

Una de las características más valoradas de este supermaterial es su extremada dureza, estimada según los ensayos realizados en unas 200 veces la del acero. Su capacidad para absorber energía antes de romperse y soportar grandes cargas, hace del grafeno un digno competidor de materiales tan duros como el diamante.

Cualidades como su elevada resistencia al punzonamiento, la tracción o el desgaste, convierten al grafeno en el candidato perfecto a relevar al acero o el hormigón de sus funciones como material tradicional de uso estructural.

Elasticidad y Flexibilidad

Además, su elevada elasticidad y flexibilidad reduce significativamente su resistencia al desgaste y la fatiga. Un aspecto muy interesante desde el punto de vista estructural ya que la presencia de grietas y fisuras durante la vida útil, merma las capacidades mecánicas de las estructuras portantes, siendo el origen de muchas de las patologías del parque inmobiliario actual.

Su gran flexibilidad también permitiría moldear el material para adaptarlo a la naturaleza del diseño constructivo, con interesantes aplicaciones como material de revestimiento exterior o interior, pero también como elemento de refuerzo estructural en proyectos de rehabilitación y reforma de edificios.

grafeno en la construcción

Conductividad térmica y eléctrica

Las instalaciones son una parte indispensable en el funcionamiento de un edificio, y en este campo, el grafeno tiene mucho que aportar. La buena conductividad térmica, es decir, su capacidad para conducir el calor a través de su masa, puede tener interesantes aplicaciones en la mejora del rendimiento de los sistemas de acondicionamiento y climatización de edificios.

Por otro lado, su conductividad eléctrica supera con creces a la del cobre, material que habitualmente se utiliza como base para la fabricación de cables eléctricos. Un aspecto clave que podría mejorar la eficiencia y el rendimiento de las instalaciones eléctricas. Pero no solo eso, sus excelentes propiedades como semiconductor está revolucionando sectores como el de la energía, con aplicaciones que mejorarán la eficiencia de las futuras generaciones de células fotovoltaicas que vienen.

Transparencia y ligereza

Tal y como hemos comentado anteriormente, su uso como futuro material con carácter estructural queda reforazado por su extremada ligereza. La idea de poder crear estructuras singulares mucho más resistentes y ligeras, supone una ventaja indiscutible en el proceso de diseño arquitectónico y un abaratamiento importante de los costes de construcción en el caso de construcciones singulares.

Su transparencia y flexibilidad, por otro lado, vendría a completar el catálogo de aplicaciones como material de revestimiento de la envolvente del edificio. En este caso, con superficies transparentes y flexibles mucho más económicas, resistentesversátiles que el uso actual de piezas de vidrio templado.

grafeno en la construcción

Resistencia a la radiación ionizante y propiedades fitosanitarias

Para concluir con el abanico de aplicaciones del grafeno en la construcción de edificios, destacar que su resistencia a las radiaciones ionizantes podría ser especialmente interesante en ámbitos como el sanitario. Donde el uso del grafeno como material de aislamiento de las radiaciones que emiten los equipos de radioterapia o resonancia magnética, supondría un ahorro importante dentro del coste económico de construcción de futuras clínicas u hospitales.

Además, sus propiedades fitosanitarias abren todo un sinfín de aplicaciones como material de revestimiento antibacteriano dentro de la industria alimentaria, la biomedicina e incluso en sectores como la hostelería y restauración.

Imágenes | vía pixabay

anterior artículo

Reino Unido probará carreteras de carga eléctrica inalámbrica

Reino Unido probará carreteras de carga eléctrica inalámbrica
siguiente artículo

El negocio de la mensajería masiva (Bulk SMS)

El negocio de la mensajería masiva (Bulk SMS)

Recomendados