La evolución del teclado: de lo mecánico a lo digital

Escrito por , 15 de Abril de 2013 a las 14:30
La evolución del teclado: de lo mecánico a lo digital
Curiosidades

La evolución del teclado: de lo mecánico a lo digital

Escrito por , 15 de Abril de 2013 a las 14:30

El teclado es un periférico de entrada, en parte inspirado en el teclado de las máquinas de escribir, cuya disposición de botones o teclas hace que actúen como palancas mecánicas o interruptores electrónicos que envían información al ordenador. Para establecer el origen del teclado actual de nuestros ordenadores de sobremesa o portátiles debemos remontarnos al año 1714, cuando el fabricante de máquinas de coser Remington diseñó la primera máquina de escribir. Esta fue creada para uso administrativo en el proceso de registro de documentos legales, y no será hasta 1868 cuando Christoper Latham Scholes fabrique la máquina de escribir doméstica, pasando a comercializarse en masa a partir de 1877.

La evolución de la máquina de escribir y su combinación con el telégrafo dio origen al teletipo o telex. Este dispositivo telegráfico de transmisión de datos, creado en 1930, ya obsoleto, fue muy utilizado durante el siglo XX para enviar y recibir mensajes mecanografiados punto a punto a través de un canal de comunicación simple. El teletipo fue también utilizado para introducir y almacenar datos en los primeros ordenadores y máquinas tipo CNC, a través del uso de cinta perforada. Por ejemplo, el teletipo Fernschreiber Modell T100 de Siemens de 1960 de la imagen adjunta.

TECLADO1

En 1946 el teletipo se empezó a utilizar en los ordenadores Eniac que disponían de un lector de tarjetas perforadas. Estas perforaciones conocidas como keypunches se generaban para introducir los datos y registrarlos en la tarjeta mediante el teletipo, y posteriormente eran leídas por el lector de tarjetas para descodificar dichas perforaciones y convertirlas en datos. Ya en 1948 se introdujo el primer teletipo controlado electrónicamente en los ordenadores Binac, bien para registrar los datos directamente en la cinta magnética o bien para imprimir los resultados.

Pero la llegada de la máquina de escribir eléctrica fue uno de los avances decisivos para la fusión de la máquina de escribir y el ordenador, y por tanto para la aparición del teclado como tal. Este proceso llegó en 1964, con el proyecto liderado por Fernando J. Corbató del MIT, en colaboración con General Eletric y los laboratorios Bell. Este grupo de empresas desarrollaron un sistema informático llamado Multics dotado de una pantalla de rayos catódicos y una máquina de escribir eléctrica, pero a pesar de permitir a los usuarios ver por primera vez lo que escribían en la máquina de escribir directamente sobre la pantalla, el sistema no tuvo gran éxito.

No será hasta 1970, con la llegada del terminal de video (VDT) y los teclados electrónicos, cuando la evolución de la tecnología y las reducidas dimensiones del equipo con respecto a sus predecesores obtendría una gran aceptación entre los usuarios. En cambio, los primeros teclados seguían siendo bastante aparatosos y pesados, pero su diseño ha ido evolucionando a lo largo de los años hasta llegar a los sofisticados teclados que encontramos hoy en día en el mercado.

TECLADO2

Origen del teclado QWERTY

Rastreando los orígenes del teclado y de la organización de las teclas, descubrimos que el orden de las teclas QWERTY se inventó a finales del siglo XIX, por una cuestión puramente práctica y funcional. Es decir, se diseñó con el fin de separar todo lo posible los pares de letras más usados, para evitar que las barras de dichas teclas estuvieran demasiado cerca y atascaran el mecanismo de las primeras máquinas automáticas al escribir demasiado rápido.

A modo de curiosidad, cabe señalar que existen ciertas diferencias entre los teclados QWERTY extranjeros y el nuestro, debido fundamentalmente a una mayor frecuencia de uso de determinadas letras en un idioma con respecto a otro. Por ejemplo: el alemán tiene la Z y la Y intercambiadas pasando a ser un teclado QWERTZ, ya que la Z es mucho más común que la Y, y en alemán la T y la Z suelen aparecer una tras otra. En el caso del francés es el teclado AZERTY, porque la Q y la W están intercambiadas con la A y Z, y además la M se mueve a la derecha de la L. En nuestro teclado la Ñ es la que figura a la derecha de la L, mientras que en el portugués es la Ç. La ley de la frecuencia de uso de las letras no tuvo mucho peso en la modificación de nuestro teclado, puesto que adoptamos la tecnología de la máquina de escribir con teclado QWERTY, con la única incorporación de la Ñ como una letra genuinamente nuestra.

Pero este teclado no fue el único: durante la década de 1920 apareció el teclado Dvorak simplificado. Inventado para utilizar menos movimientos de los dedos, incrementar la velocidad y corregir ciertos errores del QWERTY. Con el tiempo se demostró que ambos eran igual de eficientes y de rápidos y a pesar de su comercialización, no ha conseguido desplazar al QWERTY.

Del teclado mecánico al digital

Muchas configuraciones de los teclados actuales tienen su origen directo en el teclado IBM Enhanced 101 Key Keyboard, considerado el modelo de teclado estándar desde que IBM lo creara en 1984. Pero anteriormente a este, IBM creó en 1981 un primer teclado original con 83 teclas, 10 teclas de función en la parte izquierda y unas teclas numéricas y un cursor a la derecha, el IBM PC and XT keyboards. Aunque el diseño de este primer teclado era poco práctico con respecto a la colocación de las teclas, es cierto que las abreviaturas y atajos a ciertas funciones resultaban muy útiles.

Posteriormente, los ingenieros de IBM lanzaron el teclado original AT con 10 teclas de función a la derecha y la tecla ESC en la parte superior de los números, pero con la actualización del ordenador AT (286/386) de la compañía se modificó el teclado original, dejando las 12 teclas de función y la ESC en la parte superior y los números a la parte derecha. Los cursores también se modificaron situándose en la posición que mantienen en la actualidad, junto con un grupo de 6 teclas para paginar arriba y abajo, suprimir, inicio, insertar y finalizar.

TECLADO6

En 1987 IBM desarrolló el MF-II –Multifunción II o teclado extendido– a partir del modelo estándar AT. Aunque utiliza la misma interfaz que el AT, los ingenieros añadieron más teclas e incorporaron leds de activación en las teclas de función. De este tipo se fabricaron dos versiones, la americana con 101 teclas y la versión europea con 102. En cambio, los teclados PS/2, básicamente iguales a los MF-II, se diferencian únicamente por el conector mini-DIN de 6 pines y por la incorporación de más comandos, pero en cuanto a la comunicación usan el mismo protocolo de AT. Destacar también el teclado Windows similar al MF-II de IBM, pero con 2 teclas adicionales para su uso con el sistema operativo del que se fabricaron también dos versiones, la americana con 103 teclas y la versión europea con 104.

Actualmente estos teclados han quedado obsoletos siendo desplazados por los actuales teclados USB y los inalámbricos, con unos diseños más ergonómicos orientados a minimizar las lesiones producidas por movimientos repetitivos y prolongados como el síndrome del túnel carpiano. Con la irrupción de Internet en nuestro ámbito doméstico y de trabajo aparecen los teclados multimedia que incorporan teclas especiales con atajos y accesos directos a programas, correo electrónico, canal de noticias, la calculadora o el reproductor multimedia, entre otros.

TECLADO3

La desaparición del cable y su sustitución por los sistemas inalámbricos fue un salto tecnológico importante, no sólo para el teclado sino también para el ratón. La comunicación de los periféricos con el ordenador se realiza ahora a través de bluetooth, infrarrojos u ondas de radio, liberando la mesa de trabajo y los puertos del ordenador de cables y conexiones.

TECLADO4

El siguiente paso evolutivo del teclado se centra en el propio soporte, dando lugar al teclado ultrafino del Apple o al primer teclado flexible fabricado en silicona con la posibilidad de doblarse sobre sí mismo y adaptarse a cualquier superficie. Estos últimos son resistentes a los líquidos y son compatibles con dispositivos portátiles y teléfonos inteligentes. En función de la tecnología de sus teclas se pueden clasificar como teclados de cúpula de goma o teclados de membrana –capacitivos– y teclados de contacto metálico.

TECLADO5

Por último, llegamos a la completa desmaterialización del teclado con el primer teclado virtual, comercializado por Siemens formado por un pequeño proyector conectado a dispositivo que permite proyectar un teclado virtual sobre cualquier superficie o a la digitalización del teclado sobre la misma pantalla táctil del iPad o el smartphone. ¿Qué será lo próximo?

Imágenes | cabecera vía pixabay; texto vía wikipedia

anterior artículo

Baterías de mayor capacidad gracias al uso de nanocristales

Baterías de mayor capacidad gracias al uso de nanocristales
siguiente artículo

Cuando el tráfico de armas es un FTP

Cuando el tráfico de armas es un FTP

Recomendados