Impresoras en 3D que crean órganos: el futuro de la eHealth

Impresoras en 3D que crean órganos: el futuro de la eHealth

Las posibilidades de la impresión en tres dimensiones están cobrando cada vez más fuerza. Esta tecnología se aplica ya en campos como el de la decoración o el cine de animación con marionetas, pero en el futuro servirá también para ayudarnos en aspectos que jamás habíamos imaginado. Y el futuro es ahora, y las impresoras en 3D son ya una de las claves de la eHealth que viene.

Son varias las empresas que trabajan en este campo, y muchas son ya expertas en el uso las impresiones en 3D. Es el caso de Autodesk, dedicada en un primer momento a diseñar elementos arquitectónicos, edificios y prototipos de productos. Las posibilidades que ofrece su trabajo en otros campos, como el de la salud, son suficientemente importantes e interesantes como para que acabase aplicándose fuera de la arquitectura y el diseño industrial y, en particular, en el diseño de órganos y tejidos.

Autodesk y Organovo, una compañía de bioimpresiones, trabajan en programas que diseñan tejidos humanos en tres dimensiones. Su aplicación para solucionar problemas de salud reales está todavía lejos de marcar una diferencia en los hospitales del mundo entero, pero las primeras creaciones están siendo utilizadas para la investigación.

La impresora

La impresora que hace posible el paso de los píxeles al mundo real ha sido creada gracias a las investigaciones y el desarrollo de la Universidad de Missouri: es capaz de crear tejidos de un grosor extremadamente reducido, hasta de 1 milímetro.

El reto es ir un paso más allá. Tenemos los tejidos, creados por ordenador e impresos, pero el cuerpo humano es más complicado que eso. Un complemento importantísimo a ese primer material serían las venas, que necesitan de un diseño incluso más complejo y trabajado, o los nervios, sin ir más lejos. Es aquí cuando las alianzas entre compañías se convierten en una forma de seguir creciendo y reforzar las posibilidades de éxito. Autodesk tiene un pequeño grupo de trabajadores dedicados a la bio y nano programación, trabajando en universidades como la de Berkeley, en California, donde desarrollan proyectos relacionados con la biología sintética.

Imprimiendo directamente sobre el paciente

El futuro del futuro es todavía más insondable, pero la imaginación ha resultado ser, en muchas ocasiones, una manera de prever lo que está por llegar. Si es posible crear tejidos humanos y órganos desde el ordenador para su aplicación en los pacientes por parte de un equipo médico en una operación… ¿por qué no imprimirlos directamente sobre el enfermo?

Sería difícil conseguirlo con tejidos complicados pero, tal vez, reconstruir la piel tras una quemadura, gracias a una impresora aplicada directamente sobre la zona dañada, no sea una idea tan descabellada.

Imagen | Techcruch.

Sobre el autor

Víctor Martín-Pozuelo

Periodismo en la Universidad Complutense de Madrid, Medien en la Ruhr Universität de Bochum. Tecnología para vivir. Más artículos del autor »