mobile revolution in Africa

La revolución móvil real ha sido en África

El continente donde más han cambiado las cosas los móviles ha sido África, pues para millones de personas ha supuesto el acceso a servicios que en los países desarrollados están al alcance de todos.

Ni Estados Unidos, ni Europa o China, realmente la que más impacto ha tenido es la revolución móvil de África, la región donde mayores han sido – y están siendo – las consecuencias sociales y económicas de los dispositivos móviles. Esta tecnología ha supuesto un gran cambio en muchos ámbitos, como la microeconomía e incluso la salud o la agricultura. Por no hablar de un aumento de la participación ciudadana a partir de la libertad de expresión que estimulan las redes sociales, que además sirven como altavoz para reivindicaciones que antes no tenían audiencia.

La revolución móvil de África ha sido vertiginosa. Desde el año 2000 al 2010 la tasa de crecimiento anual en el número de usuarios móviles está en una media del 30%. Esto no quiere decir que el continente esté poblado de smartphones, de hecho sólo un 18% de los teléfonos son de este tipo, el resto son terminales tradicionales, si bien la cifra de teléfonos inteligentes se doblará en los próximos cuatro años. Pero la expansión de estos dispositivos ha supuesto el acceso a una serie de servicios de gran utilidad.

Tal vez el cambio más determinante se haya producido en las transacciones financieras. En muchos países de África hay pocos bancos en relación con el número de habitantes. La tasa es muy reducida porque la población a veces está dispersa en zonas rurales y no sale rentable implantar una sucursal en según qué zonas, aparte de la inseguridad que existe en algunas regiones. Quizá por ello en Kenia funciona el que puede considerarse el servicio de pago móvil más exitoso del mundo, M-PESA, que cuenta con 18 millones de usuarios en un país de 43 millones de personas.

Mientras que antes los habitantes del país se veían obligados a acudir a una sucursal, tal vez distante a decenas de kilómetros, para hacer una transferencia, ahora las hacen mediante sms. El usuario acude a un agente autorizado de M-PESA, le da la cantidad correspondiente y envía el mensaje de texto, el receptor sólo tiene que contactar con otro agente de la compañía y mostrarle el sms para que le dé su dinero.

Revolución móvil de África - Revolución móvil de África - Revolución móvil de África - Revolución móvil de África -

En Nigeria, que tiene 120 millones de usuarios móviles, la startup Paga ha iniciado su propio servicio de pagos móviles y ha crecido un 847% en su primer año de actividad. Estas tecnologías también permiten a los usuarios el acceso a los mercados financieros, pudiendo invertir o contratar un crédito. Además, el comercio electrónico permite comprar online y recoger los productos en una localización única.

Una inyección a las necesidades básicas

La educación, la salud y la agricultura (base de la economía en muchas regiones) también han mejorado con la llegada de los dispositivos móviles. Organizaciones como Worldreader y Binu están aprovechando el contenido digital y las facilidades que ofrecen los libros en este formato para ampliar la educación y reducir el analfabetismo.

La salud es otra de las asignaturas pendientes. El sistema sanitario suele ser muy deficiente y prácticamente no existe en las zonas más aisladas. El servicio MAMA (Mobile Alliance for Maternal Action) facilita a través del móvil consejos sobre maternidad. En Malawi, se puso en marcha un programa para medir los biorritmos a pacientes de zonas rurales mediante smartphones.

De la misma manera que se ofrecen consejos de salud, a través de los móviles también se presta información sobre cuestiones agrícolas. El servicio de mensajería móvil de Esoko proporciona información en tiempo real sobre el precio de las cosechas en los mercados, así como la predicción atmosférica y otros datos relevantes.

Lo que vale un smartphone en África

Lo que Windows ha sido para buena parte del mundo, respecto al ordenador personal, lo están siendo los smartphones para África, en lo que se refiere a Internet. Y esto supone el acceso a la información, de la que se carece en gran parte del continente, pues abundan las poblaciones alejadas de los centros urbanos. Gracias a la Red se pueden conseguir conocimientos que antes nadie enseñaba ni atesoraba en estos lugares, como técnicas de cultivo mejoradas, acceder a información sobre trámites oficiales o comunicarse con personas de otras zonas.

En algunos países hemos visto en los últimos años cómo las redes sociales, principalmente Facebook, Twitter y YouTube, han servido para facilitar la expresión de las personas, generando un mayor ambiente de libertad de opinión y de difusión, lo que a la postre ha llevado al fomento de la participación ciudadana en la vida política de algunas partes de África. Gracias a estas plataformas, en muchas ocasiones accedidas a través de los smartphones, ha sido más fácil que se movilizaran comunidades enteras, un síntoma de evolución social.

Imagen:  whiteafrican / Europarchive

Sobre el autor

Pablo G. Bejerano

Periodista especializado en nuevas tecnologías. Interesado en todo lo que tenga que ver con Internet y sus posibilidades para cambiar la vida de las personas. Más artículos del autor »