Tendencias tecnológicas para el año 2013

Tendencias tecnológicas para el año 2013

El móvil como monedero electrónico

Durante el 2012 hemos visto cómo el uso del móvil como monedero para comercio electrónico, almacenamiento de tarjetas de crédito, fidelidad, cupones, etc. ha empezado a despegar, pero creo que el 2013 será el año en que este uso del móvil que tantas veces se ha predicho por fin despegue.  La razón es que por un lado todos los grandes del mundo móvil han introducido ya aplicaciones de monedero con diferentes funcionalidades: Apple con Passbook, Google con Google Wallet, Microsoft con Microsoft Wallet, Visa ha introducido su competidor a Paypal para el móvil llamado V.me, y Mastercard ha lanzado PayPass Wallet Services. Y el propio Paypal está creciendo en móvil más que en ninguna otra plataforma. Por no hablar de la multitud de startups enfocadas en este mercado, desde Crowdmob, apoyada por Eduardo Saverin, uno de los fundadores de Facebook, o la española Kuapay, fundada por uno de los cofundadores de Tuenti, Joaquín Ayuso.

Pero en el 2013 también veremos a los bancos y a las operadoras ser mucho más activos en este espacio, así como la incorporación en cada vez más dispositivos con NFC, tanto en los móviles como en los puntos de pago, o las alternativas usando códigos bidimensionales que algunas empresas están implementando. Atención en particular a la ciudad de Barcelona, ya que gracias a su capitalidad mundial del móvil y el MWC recién renovado en el 2012, y a empresas como La Caixa, Indra y Telefónica va a ser de las primeras ciudades donde vamos a ver despliegues masivos de NFC, con permiso de las ciudades de Japón o Corea, donde esto ya es una realidad desde hace años.

NFC para pagos cada vez más extendido

Cuando hablo de usar el móvil como monedero creo que deberíamos pensar más allá de las aplicaciones de monedero específicas, y pensar en usar nuestro móvil para hacer transacciones comerciales que antiguamente haríamos en una tienda físicamente o en un PC. Yo esta misma mañana he usado la aplicación de móvil de la tienda de comercio electrónico Ulabox para hacer mi compra de la semana que viene, escaneando códigos de barras de productos que tengo por casa y quiero reponer con la misma para incluirlos en la cesta de la compra, y pagando con un simple click, ya que ya tienen mis datos de pago y envío registrados de otras compras.

Muchas de estas aplicaciones aún son inmaduras, ofrecen funcionalidad limitada, a veces sólo disponible en algunos países o en algunos comercios, pero todas ellas avanzan a una velocidad increíble que me hace pensar que si 2012 fue el año de lanzamiento de estos servicios, 2013 va a ser el año en el que empiece su uso masivo.

La revolución del hardware y el Internet de las cosas

En este apartado quiero hacer referencia a la convergencia de tres tendencias. Por un lado, el mundo del diseño y la fabricación del hardware, que se está acercando al mundo del software. Hasta hace poco, hacer hardware era realmente complicado, igual que hacer servicios de Internet o productos de software hace 10 o 15 años. Requería de mucha financiación y una alta especialidad técnica. Pero al igual que el mundo del software se ha simplificado en los últimos años -desde el diseño y la distribución a la infraestructura necesaria para poner en marcha un servicio de internet-, la misma revolución está ocurriendo en el mundo del hardware debido a la confluencia de una serie de tendencias y tecnologías.

Por un lado tenemos las impresoras 3D que permiten el prototipado de objetos físicos de forma muy barata y rápida (se pueden conseguir impresoras 3D por menos de 2000-3000€), las impresoras para imprimir circuitos impresos y finalmente, las diferentes herramientas de prototipado de hardware como Arduino o Raspberry Pi que inicialmente surgieron para enseñar computación en las escuelas pero que hoy se usan como base de muchos proyectos de hardware.

Además, también se está simplificando el añadir conexión a internet a estos objetos con proyectos como la placa GSM/GPRS de Arduino desarrollado conjuntamente con Telefónica I+D o proyectos como Atom, Twine, MaKey MaKey, SmartThings o el Thinking Things -en el que estamos trabajando en Telefónica I+D- o Amplisense, que recientemente entró en la academia Wayra de Venezuela.

Juguetes electrónicos con Arduino

Finalmente, la financiación ha llegado al mundo del hardware de una forma bastante peculiar. Hasta hace poco, conseguir financiación para un proyecto de hardware era bastante complicado, la mayoría de VCs se enfocan en software y servicios de internet y móvil. Sin embargo, el 2012 ha sido el año de la explosión de Kickstarter, el servicio que ya es sinónimo con crowdfunding y donde la mayoría de proyectos son de hardware. Ahí hemos visto cómo proyectos como Pebble, Oculus o Ouya recibían millones en financiación, proyectos que verán la luz durante el 2013. De hecho, mucho de los proyectos mencionados en el párrafo anterior como Atom, Twine, etc. también verán la luz gracias a Kickstarter. Hasta tenemos nuestro propio proyecto español del Internet de las cosas en Kickstarter, Cyrcle, de Iñaki Vázquez y la gente de Symplio.

Todo esto me lleva a pensar que el año 2013 será el año del renacimiento del hardware, donde se reinventen muchos objetos, y donde el famoso Internet de las cosas del que tanto se ha hablado no sólo hable de conectar tu coche a Internet, sino de conectar todo tipo de objetos de la vida cotidiana que muchos emprendedores están reinventando.

El año del retorno de la Web

Estos años, las aplicaciones cerradas móviles (las de la App Store o las de Google Play) no han hecho sino continuar creciendo y seguir siendo muy relevantes. Sin embargo, sigo pensando que la Web triunfará en el móvil porque es un entorno con muchísimas más ventajas para la mayoría de actores del ecosistema móvil, empezando por los propios usuarios: acceso abierto y libre a cualquier Web desde tu navegador, independientemente del dispositivo, el sistema operativo, o las decisiones arbitrarias de algunas corporaciones. También para los desarrolladores, al haber un único entorno de desarrollo multiplataforma en cualquier dispositivo, actualizaciones instantáneas, y libertad para escoger tu modelo de negocio sin pagos arbitrarios a terceros. También finalmente para los grandes de internet (Google, Amazon, Facebook, eBay…) que al final están donde están gracias a la apertura y libertad que les dio la Web para alcanzar millones de usuarios sin ningún tipo de barreras.

¿Y por qué no ha triunfado? Básicamente por un motivo: la calidad de la web móvil comparada con las aplicaciones nativas ha sido menor (más lentas, menor funcionalidad) y por tanto los desarrolladores prefieren desarrollar en nativo a pesar de las otras desventajas. Otros motivos relevantes pero en mi opinión menos importantes han sido la falta de alternativas para llegar a los usuarios como las que ofrecen las tiendas de aplicaciones, y la falta de modelos de negocio sencillos como los que ofrece el pago por descarga en el móvil.

HTML5

Este año veremos cómo estos problemas se empiezan a solucionar. Por un lado, el estándar HTML5 ha sido completado recientemente y la mayoría de navegadores ya lo están implementando. Por otro lado, los motores de Javascript -pieza clave en la velocidad de ejecución de las páginas web- han mejorado mucho (hasta el Nitro de Apple ya está disponible fuera de Safari), Google ha traído Chrome al móvil y apuesto a que lo convertirá en el navegador por excelencia durante el 2013.

Y finalmente, la fundación Mozilla completará el desarrollo de la primera versión de Firefox OS (en la que puedo decir con orgullo que hemos participado desde Telefónica I+D de forma muy amplia y desde sus inicios) que traerá a los móviles la implementación de referencia de la Web móvil en forma de sistema operativo, introduciendo la tan necesitada competencia a Apple y Google en ese mercado.

Sencha, una empresa de herramientas de desarrollo en HTML5 para móvil, ha demostrado recientemente (y en contra de lo que el mismo Mark Zuckeberg dijo en su día) que HTML5 es una excelente herramienta de desarrollo móvil con la publicación de su aplicación de prueba Fastbook, totalmente escrita en HTML5, donde se puede acceder a Facebook con una excelente experiencia de uso, incluso mejor que la tan cacareada aplicación nativa que Facebook publicó recientemente. En el 2013, veremos más ejemplos como éstos.

Además, durante el 2013 vamos a asistir a la introducción de otra tecnología web disruptiva, esta vez algo creado originalmente de la mano de Google, WebRTC (RTC viene de Real Time Communications, comunicaciones en tiempo real), una tecnología que va a permitir a los navegadores introducir comunicaciones en tiempo real (voz, video) sin necesidad de plugins como Flash y que va a hacer la web todavía mas útil de los que es ahora. Durante el 2013, esta tecnología estará implementada por defecto en todos los grandes navegadores y muchas empresas (como Tokbox, compañía que ha pasado a ser parte del grupo Telefónica recientemente) están trabajando en extender y abrazar este nuevo estándar para proveer de nuevas aplicaciones de comunicaciones desde el mismo navegador.

Sobre el autor

Carlos Domingo

Presidente y Consejero Delegado de Telefónica I+D y Director de Desarrollo de Producto e Innovación de Telefónica Digital. Ayudé a fundar Wayra y en mis ratos libres invierto en startups. Amante de Internet y la tecnología. Me puedes seguir en @carlosdomingo. Más artículos del autor »