Ilustración de un cerebro interconectado simulando una inteligencia artificial (IA).

7 alternativas a ChatGPT que probablemente desconozcas

Desde su lanzamiento, todo el mundo habla de ChatGPT. Es más. Muchos lo utilizan para distintos fines. Los hay que lo ponen a prueba. Otros ya empiezan a usarlo como buscador o recomendador. E incluso hay quien ya lo emplea para generar contenido en vez de crearlo ellos mismos. Pero esta herramienta basada en inteligencia artificial no es la única. Hay muchas alternativas a ChatGPT que puedes probar desde ya.

ChatGPT está basado en GPT, una inteligencia artificial que extrae contenido online para generar respuestas a preguntas a partir de una consulta. Y lo hace con un lenguaje lo más humano posible. También sirve para otras cosas, como programar código, resumir textos y un largo etcétera. Y cualquiera puede usarlo. De ahí que se haya hecho tan popular. Hasta Microsoft decidió integrarlo en su buscador Bing.

Pero como decíamos, ChatGPT no es la única manera de usar inteligencia artificial para crear contenido. Actualmente hay decenas de proyectos que han creado su propia inteligencia artificial o se basan en GPT y similares para ofrecer servicios de generación de contenido: desde texto a imágenes, ilustraciones o vídeos. Aquí van algunas alternativas a ChatGPT.

OpenAI Playground

ChatGPT no es una inteligencia en sí misma. Está basada en una, GPT. Acrónimo de Generative Pre-trained Transformer. En realidad es una herramienta en forma de chat al que podemos enviar preguntas y obtener respuestas. Pero inicialmente, para interaccionar con GPT debíamos usar OpenAI Playground, una app online que ahora es de pago y da más libertad para trabajar con esta inteligencia artificial.

Con OpenAI Playground podemos ver el código generado por la herramienta, adaptarla para un uso específico, como corrector ortográfico, traductor, resumir textos, etc. Lo mejor de todo es que es posible elegir qué modelo de IA queremos usar entre las disponibles. Basadas en las distintas versiones de GPT, cada una tiene su propia “personalidad”.

Bing integra ChatGPT para ofrecer resultados más útiles y estructurados

Microsoft Bing Chat

Siguiendo con GPT y ChatGPT, una manera más sencilla de usar esta herramienta es empleando su versión integrada en el buscador Bing de Microsoft. Una de las alternativas más prácticas a ChatGPT basada en la propia ChatGPT y su IA. Aunque hay un proceso previo para solicitar el acceso, sólo hay que esperar unos días para poder preguntarle cosas a Bing a través de su chat inteligente.

Bing Chat funciona desde cualquier navegador, aunque prioriza su uso en la app móvil oficial (iPhone y Android) y en su navegador Microsoft Edge (Windows y macOS). Básicamente es ChatGPT con mejoras, como sugerencias, enlaces a los sitios web empleados para dar las respuestas y otras comodidades para encontrar la información que buscas.

Google Bard

Bard es un chatbot basado en inteligencia artificial similar a ChatGPT. Todavía no está disponible en España. Al menos mientras escribo este artículo. La idea es que esté abierto al público lo antes posible. Precisamente, Google anunció Bard en respuesta al éxito de OpenAI con ChatGPT. Iniciándose así una carrera por ver quién crea la IA más inteligente.

En vez de usar GPT, Google Bard emplea LAMDA, la IA de Google. En una versión más reducida y con los filtros necesarios para dar respuestas fiables y seguras. A medio plazao debería integrarse en el propio buscador de Google y así ofrecer respuestas extensas y mejor estructuradas que las que dan por defecto los buscadores actuales.

Jasper es una versión comercial de las IAs generativas

Jasper

Jasper es un ejemplo práctico de qué va a ocurrir con la inteligencia artificial aplicada a la generación de contenido. Es una de las muchas alternativas a ChatGPT de pago enfocadas al marketing y la creación de contenido online. El objetivo de Jasper es generar contenido a petición del usuario con el tono y estilo deseados. Y así llenar blogs y redes sociales de contenido generado por IA.

Para hacer esto posible, cuenta con plantillas, traducción y otros elementos que facilitan las peticiones de contenido. También incluye la corrección gramatical, búsqueda de plagios y, cómo no, las optimizaciones SEO necesarias. Y ya cuenta con clientes como Sports Illustrated. Por lo demás, utiliza su propio modelo de IA, con su propia API, aunque no da demasiada información al respecto.

Brave AI 

La empresa Brave es conocida por su navegador y productos asociados como su buscador Brave Search. Este buscador hace poco que integra su propia inteligencia artificial, Brave AI. Una alternativa a ChatGPT centrada, por ahora, en dar respuestas estructuradas y resumidas a preguntas extensas. 

La función se llama Summarizer y es similar a lo que hace el chat de Bing o ChatGPT cuando le preguntamos algo. Básicamente nos da una respuesta en forma de uno o dos párrafos de información e indica los enlaces relacionados que podemos consultar para ampliar nuestros conocimientos sobre ese tema planteado. También destaca la información más relevante de los resúmenes de los enlaces mostrados en los resultados de búsqueda.

ChatSonic está basado en GPT y ahora viene integrado en Opera

ChatSonic

Basado en GPT 3.5 y GPT 4, ChatSonic es un servicio de pago para generar contenido a través de un chat. Pero amenizado con plantillas, un editor de texto, integración con WordPress y Zapier y soporte para varios idiomas. Es otra de esas alternativas de pago a ChatGPT que añaden funciones complementarias y mejoran la interfaz de ChatGPT para su uso profesional

Siendo de pago, puedes probarlo gratis temporalmente. Pero lo más destacado de ChatSonic es que viene integrado en el navegador Opera. Esto significa que podrás chatear con ChatSonic o con la versión de ChatGPT original. Y podrás resumir artículos que leas en Opera, hacer consultas sobre algo que no entiendas en ese artículo, etc.

Claude

Detrás de Claude está la empresa Anthropic. Este asistente basado en inteligencia artificial sirve para realizar tareas a través de conversaciones mediante chat. A diferencia de otras propuestas como el propio ChatGPT, se autodefine como un sistema de IA servicial, honesto e inofensivo.

Puede resumir textos, hacer búsquedas, generar contenido, crear código, etc. Y detrás de este proyecto hay empresas tan conocidas como Quora, Notion o DuckDuckGo. Por ahora, para probarlo hay que solicitarlo a sus creadores. Aunque puedes adelantarte instalándolo en Slack, la popular herramienta de comunicación instantánea.

RELACIONADOS

Chica usando un reconocimiento de voz de teléfono inteligente

Detección de voz falsa mediante IA

La detección de voz falsa a gran escala presenta desafíos significativos, no solo por su complejidad tanto en las técnicas de suplantación, que en un...