5 animales extraños que viven en mares y ríos

Escrito por , 24 de agosto de 2019 a las 17:30
5 animales extraños que viven en mares y ríos
Conocimiento

5 animales extraños que viven en mares y ríos

Escrito por , 24 de agosto de 2019 a las 17:30

Hay muchos animales extraños habitando nuestro planeta. Algunos se descubrieron hace muy poco, y otros llevan a nuestro lado siglos. Aquí te dejamos una pequeña selección de animales extraños que residen en nuestros ríos y mares.

Te traemos 5 animales acuáticos extraños. Pulpos, peces con manos, peces devora madera… Mares y ríos encierran toda clase de secretos y una gran parte de ellos sigue sin explorar. No te pierdas esta selección de animales raros que puedes encontrar en el agua:

Pulpo Dumbo

Quizá te suene este adorable pulpo de la película “Buscando a Nemo”, pero no fue nombrado en honor al pequeño pulpo rosa amigo de Nemo. Este cefalópodo tiene unas pequeñas aletas sobre su cabeza que simulan unas orejas, lo que ha hecho que se le conozca comúnmente como pulpo Dumbo. Su nombre científico es Grimpoteuthis y vive a gran profundidad, siendo una de las especies más raras de pulpo. Pero no es tan adorable como parece, se alimenta de caracoles, gusanos, bivalvos, crustáceos y copépodos.

Siluro “desconocido”

Este curioso siluro devora la madera que se encuentra bajo el mar, rascando la materia orgánica que se localiza en su superficie. De esta forma, se alimenta de algas, plantas y animales diminutos. Esta especie aún no tiene un nombre particular, ya que se descubrió en 2006. El lugar del descubrimiento fue el río Amazonas en Perú, mientras se alimentaba de un árbol caído. Por el momento, se ha incluido dentro de la familia de los loricáridos, conocidos como bagres o siluros, y queda a la espera de que se le otorgue un nombre.

Lo particular de este animal es que no es capaz de digerir la madera, por lo que solo la engulle para poder digerir las plantas y animales que viven en él, expulsándola después como excremento.

Dragón de mar

Te traemos al pariente elegante de caballito de mar. Estos dragones son muy parecidos a los caballitos de mar pero se diferencian en que no tienen cola prensil y tienen un cuerpo bastante más alargado. Lo que les hace interesantes es su aspecto con prolongaciones similares a hojas que le permiten camuflarse entre las algas. Existe un alga particular que se llama kelp que se parece mucho al dragón de mar, por lo que tiende a habitar en ellas. Pueden llegar a ser bastante grandes, hasta 45 centímetros y las hembras son las que tienen colores más claros y vistosos, al contrario de muchas especies.

Gusano calamar

Los investigadores que descubrieron este curioso animal no sabían cómo identificarlo, debido a su extraña forma. Ante la ambigüedad de su aspecto, el Census of Marine Life decidió nombrarlo como gusano calamar. Tiene un tamaño de 10 cm de largo y se descubrió a 2.800 metros de profundidad en el mar de Célebes. No fue descubierto hasta hace muy poco tiempo, concretamente, en 2007. Después de estudiarlo se incluyó en la familia de los anélidos. Su nombre científico es Teuthidodrilus samae o gusano calamar de sama, sama es la denominación de un grupo étnico de las islas Filipinas, no muy lejos del lugar donde se encontró a esta nueva especie.

Cerdo de mar

Estos animales son de los más pequeños que te presentamos, miden entre 5 y 15 centímetros, y tienen entre 5 y 7 patas. Para mover sus patas las accionan hidráulicamente mediante unos apéndices que se inflan y desinflan. Lo que hace su aspecto aún más adorable son sus aparentes “antenas” que, en realidad, son patas. Estas “antenas” les sirven para detectar rastros químicos que les indiquen la localización de alimento.

El pez con manos

¿Un pez que no nada? Te presentamos al Brachiopsilus dianthus. A pesar de que tiene aletas, no las usa para nadar sino como manos para arrastrarse y caminar por el fondo marino. Hasta la fecha, los investigadores solo se han topado con esta especie en 4 ocasiones y siempre en la zona de la isla de Hobart, en Tasmania. Mide solo unos 10 centímetros y la última vez que se vio fue en 1999. Pertenece a una familia conocida como Brachionichthyidae que no ha sido muy estudiada, lo que hace que no tengamos muchos datos sobre su conducta.

anterior artículo

Vuelve la semana en un minuto

Vuelve la semana en un minuto
siguiente artículo

Un pingüino gigante en Nueva Zelanda

Un pingüino gigante en Nueva Zelanda

Recomendados