Big Bang Data, el arte de la revolución digital

Escrito por , 6 de abril de 2015 a las 17:30
Big Bang Data, el arte de la revolución digital
Digital

Big Bang Data, el arte de la revolución digital

Escrito por , 6 de abril de 2015 a las 17:30

Big Bang Data es un proyecto que se adentra en el fenómeno de la explosión de datos en el que estamos inmersos.

El fenómeno Big Data, que en castellano se denomina Macrodatos, se percibe en los entornos tecnológicos como una revolución, un nuevo salto adelante en la evolución de las tecnologías informáticas y de las comunicaciones. Desde finales del siglo pasado cada década ha traído consigo una transformación social originada en el sector TIC: en los ochenta, el ordenador personal; en los noventa, Internet y la World Wide Web; la que abrió el siglo XXI, la génesis de los medios sociales; y ésta en la que nos encontramos nos desvela el poder de los datos.

Los datos están por todas partes; las cosas y las personas no paran de producir datos y el reto del Big Data consiste en poder gestionar esa avalancha de información en bruto que nos rodea para darle una utilidad.

En un artículo reciente de la revista TELOS Mario Tascón nos recuerda las dimensiones que acotan el concepto de Macrodatos, las denominadas tres V: volumen, variabilidad y velocidad. Estamos hablando de grandes volúmenes de información que se mueve a altas velocidades y que “pueden presentar una compleja Variabilidad en cuanto a la estructura de su composición”.

Pero el propio Tascón añade una cuarta V de su cosecha al Big Data, la Visualización de los datos. Poder ver y representar los flujos de información es un elemento imprescindible para su utilización ya sea con fines predictivos o con otros distintos.

Porque los datos se “ven”, como afirma Soraya Paniagua, en el mismo número de TELOS: “Además, Big Data no es un compendio de aburridos números o letras, no. El Big Data se puede dibujar en forma de bellas visualizaciones. La presentación gráfica de la información se convierte en un elemento esencial a la hora de convertir los datos en negocio.”

De ahí que Fundación Telefónica haya querido “mostrar” el Big Data, es decir,  traducir una serie de conceptos tecnológicos abstractos en los montajes y las experiencias que integran la exposición Big Bang Data que puede visitarse en Madrid hasta el próximo 24 de mayo.

Se trata de una iniciativa llevada a cabo en colaboración con el CCCB (Centre de Cultura Contemporània de Barcelona), que ya ha pasado por la Ciudad Condal en 2014, pensada para explorar el impacto de los flujos de datos sobre distintos ámbitos como la política, la cultura y la sociedad.

Gunnar Knechtel Photography

Comúnmente solemos asociar el Big Data con el mundo de la empresa, como herramienta de investigación de mercados que puede reunir cantidades ingentes de información de clientes potenciales para elaborar modelos predictivos que cimenten las campañas de marketing. Pero la ciencia de los datos tiene utilidad en muchos otros aspectos de la vida.

Por ejemplo, una de las piezas de la muestra, Winning Formula de Near Future Laboratory, examina cómo utiliza el análisis de datos desde hace años el mundo del deporte profesional, en este caso el fútbol, para llevar a cabo la visualización y el análisis de las tácticas utilizadas en los partidos.

También la Fundación Civio lleva a cabo un uso interesante de los datos con la herramienta ¿Dónde van mis impuestos?cuya función es plasmar visualmente cuánto dinero gasta y cómo lo distribuye la Administración General del Estado y la Seguridad Social mediante la información extraída de los Presupuestos Generales del Estado, resumida en el formato de una infografía interactiva.

¿Estamos ante una muestra artística o ante una exposición de divulgación tecnológica? Pues un poco ambas cosas. Big Bang Data persigue acercar la ciencia de los datos al visitante a través de ejemplos concretos de aplicaciones, pero también es cierto que los montajes expuestos en el Espacio Fundación Telefónica no carecen de valores estéticos. Resulta abrumador toparse de pronto con las montañas de fotografías que abarrotan la sala en donde se expone la pieza de Erik Kessels 24 HRs in photos, que corresponden al volumen de imágenes subidas a la red Flickr en un periodo de 24 horas.

Gunnar Knechtel Photography

Visualmente tampoco dejan indiferente la instalación Hello World! de Christopher Baker, compuesta por fragmentos de miles de diarios personales grabados en vídeo y colgados en internet, o el inquietante colorismo en la oscuridad de los globos que forman parte de World Processor e Ingo Günther.

En primer lugar El peso de la nube nos introduce en el concepto de cloud computing, mientras que Inmersos en el tsunami habla de la conservación de los datos de manera digital.

Más es diferente. La ciencia del Big Data es una sección de la muestra dedicada a las técnicas de gestión de volúmenes masivos de información y El latido del mundo trata sobre los millones de sensores que inundan el mundo y captan estos datos en tiempo real. Por su parte, Visualizando la complejidad refleja la transformación de las cifras del Big Data en imágenes.

El papel del ciudadano como fuente de datos es el eje de la parte Qué piensas, qué haces, qué sientes y Una nueva era del Conocimiento examina la revolución de distintas disciplinas después de la llegada de los datos masivos.

FlightPatternsAaronKoblin2006

Bajo el título Somos datos la exposición plantea el tema de la cuantificación y consecuente mercantilización de la persona; los riesgos que implica la exploración de los Macrodatos son abordados en Lo que los datos no cuentanLa muestra se cierra con Datos para el bien común un espacio centrado en el open data y en la transparencia.

Tanto si se aborda como una expresión estética o como un motivo para la reflexión intelectual, la exposición Big Bang Data es un evento que merece la pena visitar.

Imágenes vía | Pixabay 

anterior artículo

Cómo los dispositivos wearable te pueden ayudar a dar una conferencia

Cómo los dispositivos wearable te pueden ayudar a dar una conferencia
siguiente artículo

La especialización, ¿un salvoconducto hacia el futuro para las plataformas de crowdfunding?

La especialización, ¿un salvoconducto hacia el futuro para las plataformas de crowdfunding?

Recomendados