La biotecnología: un puente entre la naturaleza y la tecnología moderna

¿Te imaginas caminar por un bosque iluminado por árboles que brillan en la oscuridad sin necesidad de consumir energía eléctrica? O que, si algún día lo necesitases, tu médico pudiese replicar e imprimir tus órganos en una impresora 3D para salvarte la vida. Y quizás, la mayor ironía se encontraría en que ciertos organismos despreciados por la humanidad debido a su peligrosidad, como los virus, se terminasen convirtiendo en nuestros aliados para generar energía de forma más eficiente. Todos estos hechos podrían dejar de formar parte de la ficción gracias a la biotecnología.

¿Qué es la biotecnología?

La biotecnología es la rama de la ciencia que se basa en la utilización de procesos biológicos naturales que ocurren en los organismos vivos para desarrollar productos y servicios que benefician a la humanidad. Es una herramienta que permite la manipulación de organismos vivos, moléculas y células para crear productos y servicios útiles en diversas industrias.

Es una ciencia relativamente nueva en comparación con otras disciplinas científicas, aunque el ser humano ha utilizado técnicas de biotecnología durante miles de años de forma inconsciente. Por ejemplo, la fermentación de alimentos y bebidas, como el pan, la cerveza y el vino, se ha utilizado desde hace más de 7.000 años. También se han utilizado técnicas de selección y cría selectiva de plantas y animales durante siglos para obtener variedades más resistentes o productivas.

Sin embargo, fue en el siglo XX, cuando la biotecnología experimentó un gran avance con el descubrimiento del ADN y su estructura molecular. Desde entonces, se han desarrollado técnicas cada vez más precisas y sofisticadas, como la manipulación genética y la biología molecular. La biotecnología acarrea valiosos beneficios para la sociedad y se utiliza en una amplia variedad de campos, como por ejemplo en la agricultura, la industria alimentaria, la medicina, la energía y muchas otras áreas.

Hoy en día, en términos generales, se pueden distinguir dos enfoques principales de la biotecnología: el enfoque basado en la utilización de procesos biológicos naturales y el enfoque basado en la ingeniería genética.

Diseñando el futuro con la biotecnología: Aplicaciones sorprendentes de la biotecnología en la vida cotidiana

Algunos ejemplos de biotecnología, que podemos encontrar en nuestro día a día, son la producción de alimentos fermentados. La utilización de microorganismos como bacterias y levaduras para fermentar los alimentos que dan lugar al queso, yogurt o el pan, son resultado del enfoque biológico de la biotecnología.

Al igual que la producción de biocombustibles como el bioetanol o microorganismos que se utilicen para degradar sustancias tóxicas del suelo y el agua. Incluso, las técnicas de cultivo de tejidos para producir cierto tipo de compuestos bioactivos en plantas que luego se utilizan en medicamentos.

Dentro de este enfoque también se encuentra la impresión en 3D de órganos humanos, que se ha convertido en una de las áreas de investigación más prometedoras de la biotecnología. Imprimir órganos en 3D implica la creación de una estructura tridimensional a partir de células humanas utilizando tecnología de impresión en 3D. Los investigadores pueden imprimir células y estructuras en 3D utilizando materiales biocompatibles y biomateriales. De esta forma, los tejidos impresos pudieran utilizarse para reparar tejidos dañados y, en última instancia, para reemplazar órganos completos.

Por otro lado, cuando nos referimos al enfoque basado en la ingeniería genética, estaríamos refiriéndonos a técnicas que se basa en la manipulación directa del material genético de los organismos, con el fin de modificar sus características y desarrollar nuevos productos y servicios. Un ejemplo común, sería para el desarrollo de cultivos transgénicos que son resistentes a las plagas y enfermedades, lo que reduce la necesidad de pesticidas o más nutritivos y puedan ayudar a combatir la malnutrición.

Imagen de Brand Factory.

También, en el campo de la medicina, se utilizan técnicas de edición genética para corregir mutaciones en el ADN de los pacientes y tratar enfermedades como la anemia de células falciformes, la distrofia muscular y otras dolencias. Dentro de este mismo ámbito, se pueden modificar células de mamíferos o microorganismos para producir proteínas humanas en grandes cantidades para su uso en medicamentos y empleo en terapias.

Inclusive en el sector de las telecomunicaciones, los avances en la biotecnología han permitido la producción de materiales más puros y de mayor calidad que se utilizan en la fabricación de fibra óptica. ¡Hasta en nuestras pantallas!

Se sabe, que ciertos microbios pueden producir materiales conductores, como el grafeno, que se utilizan en la fabricación de componentes electrónicos como pantallas táctiles y paneles solares.

Y como te comentábamos más arriba, los científicos están trabajando en la creación de árboles que brillan en la oscuridad gracias a la incorporación de genes bioluminiscentes de medusas y luciérnagas. Estas plantas iluminadas han demostrado ser capaces de emitir una luz constante durante varias semanas sin necesidad de fuente de energía externa. Estos árboles podrían ser utilizados para iluminar calles y parques sin necesidad de consumir electricidad. Si bien todavía se necesita más investigación, los árboles bioluminiscentes pueden ser una solución sostenible para la iluminación nocturna en el futuro

Conclusión

En general, la biotecnología ha tenido un gran impacto en nuestra sociedad desde hace muchos años, mejorando la calidad de vida de las personas y ayudando a resolver importantes problemas ambientales y de salud. Además, la biotecnología tiene un enorme potencial para impulsar el crecimiento económico, ya que es una rama en constante evolución y que ofrece una gran cantidad de oportunidades de empleo y de inversión.

Es por ello por lo que es fundamental que se siga invirtiendo en investigación y desarrollo, que se regulen y se establezcan normas éticas para su uso, se apueste por nuevas tecnologías para poder seguir avanzando en esta área y por la colaboración entre diferentes sectores, como la industria, I+D, educación, entre otros para poder aprovechar todo su potencial.

Se prevé que la biotecnología jugará un papel fundamental en la resolución de los desafíos globales más urgentes, como la crisis climática, la seguridad alimentaria, el envejecimiento de la población y en el desarrollo de la economía digital, ya que permitirá la creación de productos y servicios innovadores en sectores como la salud, la energía y las telecomunicaciones.

Quien sabe y quizás en unos cuantos años nos encontremos dando un paseo entre árboles bioluminiscentes gracias a que un órgano impreso en la sala de un hospital nos haya salvado la vida.

Imagen de Brand Factory.

Sobre el autor

RELACIONADOS

iOS 18

Las 5 novedades clave de iOS 18

En otoño, Apple lanzará iOS 18, la enésima versión del software que tienes instalado en tu iPhone. El sistema operativo responsable de que saques...