Los efectos del calor en dispositivos móviles

Escrito por , 20 de agosto de 2013 a las 18:00
Los efectos del calor en dispositivos móviles
Curiosidades

Los efectos del calor en dispositivos móviles

Escrito por , 20 de agosto de 2013 a las 18:00

En estos días estivales es conveniente saber qué efecto produce el calor en dispositivos móviles como los smartphones o las tablets

Nuestros móviles, como prácticamente todos los aparatos electrónicos con los que convivimos, son sistemas especialmente sensibles a las temperaturas extremas, ya sea frío o especialmente calor. Pero, ¿qué riesgos implica exponer nuestro smartphone a más grados de la cuenta? ¿Cómo podemos saber si estamos abusando de su resistencia? Respondemos a estas y otras preguntas en este post.

Establecer un estándar en este campo es una tarea harto complicada ya que depende de numerosos factores, a saber: las protecciones internas que monte la batería en cuestión, el aislante empleado en el terminal y la resistencia de los distintos componentes –internos y externos- del smartphone.

Pese a ello, en la industria móvil se acepta el rango entre los 29 y 39 grados como el de funcionamiento óptimo para la mayoría de los smartphones. Dentro de esos parámetros se considera que el dispositivo funciona con total normalidad y que podemos hacer un uso cotidiano del mismo.

El calor en dispositivos móviles

A pesar de lo que algunos pudieran creer, el calor que disfrutamos (o sufrimos, según cada cual) en esta época estival no supone un desafío realmente importante para nuestros móviles. Sin embargo sí existen otras conductas o situaciones de riesgo en las que la ventilación del dispositivo puede resultar insuficiente.

Entre estas acciones destaca el uso intensivo del vídeo en el móvil, los largos períodos de carga (especialmente si están apoyados sobre superficies que taponan los orificios de entrada y salida del aire) así como el uso de accesorios y baterías sin certificar. En cuanto a condiciones ambientales que puedan causar un súbito incremento de la temperatura del terminal, éstas se limitan a conductas imprudentes como dejar el smartphone en la guantera de un coche aparcado directamente bajo el sol.

Cuando un dispositivo móvil se ve expuesto a un calor extremo (45º-50º) lo más habitual es que el rendimiento general del dispositivo se ralentice ya que el terminal no es capaz de refrigerarse con la misma rapidez que cuando se encuentra en un entorno normal. Es por ello que los usuarios pueden notar una disminución en la velocidad con la que cargan algunas aplicaciones y juegos, especialmente aquellos más exigentes con la CPU, RAM y tarjeta gráfica.

Pero si esa temperatura llega a alcanzar picos inusualmente altos, los problemas trascienden al puro rendimiento del dispositivo y comienzan a suponer un importante riesgo para la salud del usuario. Y es que, cuando un móvil supera los 60-70 grados centígrados, los químicos de las baterías pueden combinarse de forma inadecuada, causando incluso la explosión misma del terminal.

Se trata de una situación límite, que implica el fallo de muchos sistemas y mecanismos de seguridad, pero que para nada es un hecho inaudito. De hecho, este mismo año hemos conocido el caso de una mujer asiática que falleció electrocutada por culpa de su iPhone, así como el de una suiza que sufrió importantes quemaduras y secuelas en la pierna en la que le explotó su Samsung Galaxy SIII. En ambos casos, la causa más probable de los fatales incidentes fue el mal funcionamiento de la batería o el cargador –no oficiales- de esos dispositivos, los cuales rebasaron con creces las temperaturas máximas establecidas por sus fabricantes.

Cómo controlar la temperatura de nuestro móvil

Aunque muchos terminales ofrecen información sobre la temperatura a la que está funcionando su CPU, lo más práctico es descargar alguna de las innumerables apps que existen en el mercado y que nos permiten no sólo monitorizar el calor que desprende nuestro móvil sino también establecer alertas para cuando el estado empiece a ser crítico.

En ese sentido, el iPhone lanza un aviso de forma automática cuando el sistema detecta una temperatura anormalmente alta en su interior. Por su parte, para los usuarios de Android están disponibles las apps BatteryWidget o Temperatura Device; ambas descargables desde la Play Store de Google.

Imagen: CNN

anterior artículo

Un videojuego del MIT que nos permite ayudar a mapear el cerebro

Un videojuego del MIT que nos permite ayudar a mapear el cerebro
siguiente artículo

Guía de apps para destacar en Instagram

Guía de apps para destacar en Instagram

Recomendados