Capacitados tecnológicos (II): ceguera movilizada

Escrito por , 18 de diciembre de 2013 a las 09:30
Capacitados tecnológicos (II): ceguera movilizada
Tecnología

Capacitados tecnológicos (II): ceguera movilizada

Escrito por , 18 de diciembre de 2013 a las 09:30

Jordi Roig nos cuenta en primera persona cuáles son las necesidades tecnológicas de las personas con ceguera o deficiencia visual y sus aplicaciones en el desarrollo de la vida diaria.

Siguiendo con la serie que iniciamos hace unas semanas sobre colectivos que se ven favorecidos por el uso de la tecnología móvil y que inauguramos con Luz Rello y la dislexia, nos dirigimos ahora al colectivo invidente.

Tuve la oportunidad de mantener un encuentro con Jordi Roig de Zárate, profesor titular del departamento de microelectrónica y sistemas electrónicos de la Universidad Autónoma de Barcelona, jefe de investigación de Mass Factory, para quien quedarse ciego tiempo atrás no ha sido una barrera insalvable para colmar sus inquietudes personales y profesionales.

Hasta hace unos años el colectivo invidente se podía ayudar poco más que del bastón o de un perro lazarillo en su día a día. Algún reloj adaptado existía ya, teclado Braille para escribir, algún sintetizador de voz que sonaba a lata y poco más.

Pero la aparición de los terminales móviles ha supuesto un enorme cambio, y nadie mejor que Jordi para que nos lo explique en primera persona:

Jordi, ¿qué significó la aparición de la tecnología móvil para vuestro colectivo?

Hasta mediados de los 90 no aparecieron los revisores de pantalla para ordenadores. Asimismo colaboré en el desarrollo del teclado Braille, y para lectura apareció el sintetizador de voz (text-to-speech).

Los terminales iOS son perfectamente accesibles, y con gestos sobre la pantalla, devuelven por voz la información. Los terminales Android ahora también son perfectamente compatibles.

¿Qué evolución visualizas más allá de la actualidad?

La tecnología evoluciona y cada vez hay más adaptaciones. Google Glass permitirá mirar y que la gafa lea por ti. Lo que no me resulta útil es el auricular externo, ya que a los ciegos nos quita el 50% de la percepción.

También hay teléfonos que tienen lector OCR (Reconocimiento Óptico de Caracteres), para que el smartphone nos lea el periódico a través del altavoz.

¿Podrían ser sustituidos los perros lazarillo por tecnología portable (wearables)?

Todavía no, ya que el perro da una gran confianza  por su adiestramiento (aunque tienen un elevado coste que pocos se pueden permitir). Ahora bien, únicamente con la ayuda del perro no se pueden tomar por rutas que no se hayan memorizado previamente, a no ser que se tenga ayuda tecnológica que nos indique por dónde ir. Con el bastón, incluso con ayuda tecnológica, es algo difícil moverse por lugares desconocidos, aunque no imposible. La tecnología nos abre la posibilidad de movernos de forma autónoma por nuestra ciudad.

Has diseñado una aplicación con navegador que además sirve para ciegos, ¿verdad?

Sí, es un navegador único en varios aspectos: no sólo calcula la ruta, sino que también realiza un guiado acompañado de gran precisión. Calcula tanto rutas a pie como utilizando los diferentes medios de transporte público. Además, también se puede usar la voz, tanto para dar las instrucciones al smartphone como para que te guíe por la ruta correcta.

¿Y esa aplicación está disponible?

Sí, hace tiempo que OntheBus está disponible, y próximamente habrá novedades.

OnTheBus

¿Subirías tú solo al coche autónomo de Google si estuviera aparcado ahora en la puerta?

Sí, sin dudarlo un instante. Si está probado y autorizado no hay por qué desconfiar.

¿Hay aún alguna dificultad con la tecnología actual?

Si bien iOS es accesible, requiere de un aprendizaje de seis meses o más, y su uso debe ser continuado para no olvidar la interfaz de navegación (se basa en gestos con uno o varios dedos). En cambio con Android se pueden desarrollar interfaces de uso natural y guiado que estamos usando con mucho éxito.

Y en cuánto a costes, ¿supone un ahorro emplear la tecnología que usamos todos?

Definitivamente sí. La ONCE lleva muchos años desarrollando adaptaciones de distintos dispositivos para facilitar la vida de nuestro colectivo, pero el smartphone ha significado una simplificación y abaratamiento enorme. Podemos llevar todas las herramientas en el mismo dispositivo.

Y por último, ¿cuál es la siguiente frontera?

Sin duda la siguiente frontera son las redes sociales, un entorno tan dinámico como Twitter aún no lo hemos podido hacer accesible, pero todo llegará.

Y hasta aquí la entrevista con Jordi Roig, a quién agradecemos habernos visitado en nuestras oficinas para realizar la entrevista. Próximamente os hablaré de la iniciativa OntheBus, en la que ha Jordi colabora activamente en su desarrollo. Su cambio de enfoque de las aplicaciones móviles, así como la aplicación en sí misma, merecen ser tratadas con mayor detalle.

El próximo capítulo será el último de esta serie y descubriremos cómo otro colectivo aprovecha la tecnología, así como una iniciativa que está surgiendo con fuerza al respecto.

anterior artículo

Alekséi Pázhitnov, el señor de los puzzles

Alekséi Pázhitnov, el señor de los puzzles
siguiente artículo

Algas que se convierten en biocombustible en minutos

Algas que se convierten en biocombustible en minutos

Recomendados